lunes, 27 de julio de 2009

RODILLAS DE CAMELLO

LECTURA: SANTIAGO 4: 13-18
VERSO: “La oración eficaz del justo puede mucho”
Santiago, autor de la carta bíblica que lleva su nombre, fue conocido al igual que el profeta Elías, con el sobrenombre de “Rodillas de Camello”.
Y con sobradas razones: su exhortación vehemente, llamándonos a ser hombres y mujeres de oración y que ponen en acción su fe, lo lleva a darnos instrucciones prácticas y ejemplos contundentes del lugar que debe ocupar la oración en nuestras vidas.

¿Estas afligido? La estrategia es orar.
¿Estas enfermo? Llama a los líderes de tu congregación para que oren por ti.
¿Tienes alguna dificultad o diferencia con algún hermano? Acércate, confiesa tu ofensa y oren el uno por el otro.

En el mismo contexto, Santiago cita el ejemplo de Elías, a quien define como un ser humano semejante a la mayoría de nosotros, cuya particularidad era su eficacia en la oración. Sus oraciones eran poderosas por dos razones: porque era justo y porque oraba con fervor. En respuesta a su oración, se produjo una sequía de tres años y medio, y también por su clamor se produjo el fin de la misma.

Tal vez ni a ti ni a mi nos gustaría lucir unas rodillas tan feas como las de un camello, pero la ilustración es muy poderosa en su simbolismo: que logremos una vida de oración eficaz, viendo a Dios obrar de forma portentosa, en respuesta a nuestra humilde actitud de doblar las rodillas y llevar ante él todas nuestras peticiones en oración, rogativas y plegarias. La oración es la herramienta más poderosa que tenemos para cambiar situaciones, si cultivamos una íntima relación con Dios.
GT.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Que bonito mensaje,gracias.