"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


lunes, 9 de febrero de 2015

"NO CREAS ESTE FALSO ABANDONO"


“No creas, nunca creas este falso abandono.”
 (Mario Benedetti, Poema Chau Número 3)

Con esta cita poética podemos intentar quedar bien con amigos que obviamente, pasan por toda clase de circunstancias en las que se espera deberíamos estar solidariamente cerca de ellos, pero no estamos.
Algunas veces nuestras excusas son razonables, otras veces, son un tanto protocolares y superfluas para no quedar tan mal. Mientras tanto, la sensación de abandono que experimentan nuestros amigos es muy real.

“Yo elijo a mis amigos”

Esa frase, cuando me la dijeron, (la única que vez que me la han dirigido), me resultó fuerte y chocante, pero franca, tanto que la agradecí. La expresión me demostró que estaba frente a un ¿caballero? con el  que un amigo en común estaba tratando de… ya usted sabe qué. Claro,  amonesté furiosa a nuestro amigo en común, y practiqué el  ejercicio de perdonar.  Y del  otro potencial amigo… solo quedó la frase de marras para lección y re-lección. (Tal vez todos elegimos a nuestros amigos, aunque no le espetemos la frase a la gente en su cara).

Los amigos son un don de Dios que nos sostienen y nos animan en toda época de la vida.
Creo que la amistad  es algo sumamente espontáneo y no hay formulas ni secretos para construirla.
Creo que la amistad es comunión y apoyo de doble vía: Podemos contar el uno con el otro y viceversa. Proverbios 17:17  dice “En todo tiempo ama el amigo y es como un hermano en tiempo de angustia.”


Pensemos: ¿Cómo podemos cultivar verdaderas amistades? ¿Hasta qué punto apreciamos las amistades que tenemos? ¿Qué podemos hacer para dedicar tiempo a nuestros amigos?  

No hay comentarios: