"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


martes, 29 de diciembre de 2009

PARA TI UN AÑO MAS


Por Rafael Danilo Grullòn.

Del firmamento negro despréndese una estrella
veloz se precipita al antro sepulcral,
dejando refulgente, en su agonía una estela
efímera y fugaz...


Del calendario eterno del tiempo y sus arcanos
me dio el Señor del cielo, de vida un año más,
un año que semeja golondrina viajera
que rápida se va...

Mirando con el alma angustiada y llorosa
que el año que el Señor obsequióme una vez,
perdiéndose en las sombras, ya marcha trashumante
para nunca volver...

Devuélveme mi año, es mío, Tu me lo diste...
-"Si no lo aprovechaste, ya nunca lo tendrás",
y Dios también me dijo, "-te traigo sin embargo
para ti un año más..."


FIN
R. Gruger
enero 1961




jueves, 24 de diciembre de 2009

A MIS LECTORES: MUY PERSONAL


Amable visitante y lector de este blog:

Quiero agradecerle la gentileza de  que me haya acompañado a lo largo de este año 2009, apoyando nuestra vocación de promover la lectura de temas espirituales, gerenciales, de comunicación y cultura en general. ¡Cada visita suya es un regalo para mí! Más de 15 mil visitas a este sitio en 11 meses (comenzamos a contar el 24 de Enero de este año) me hacen sentir un poco más optimista que Juan el Bautista (La voz que clama en el desierto) con esto que comenzó como un sencillo intento de pensar en voz alta, y que ha venido a ser un pensar en voz alta con muchos testigos en distintos puntos del planeta. Eso me hace sentir dichosa.

Es mi sincero deseo que la gracia, la paz y la misericordia de Dios nos cubran  en esta Navidad y en el Año 2010, que podamos seguir juntos en este camino de fe, creciendo y superando las dificultades, amando y siendo amados, viviendo a plenitud la vida,  conociendo el sentido, la  dirección, el  propósito y el significado que le da razón de ser a nuestra existencia. ¡Que seamos felices! ¡Que tengamos un año 2010 con armonía en nuestros hogares! ¡Que logremos mayor bienestar para nosotros y el prójimo!

Con todo mi corazón,

Georgina Thompson.

lunes, 21 de diciembre de 2009

TIEMPO DE EVALUAR


Aburrimiento: la condición en la que muchos caen  inmediatamente se acaba la acción, la ocupación y el entretenimiento; Al parecer creemos que  nuestros sentidos no requieren reposo y deben estar siempre sometidos a la excitación cada vez más intensa a que nos exponemos en la vida actual. En mi caso, pocas veces he llegado al estado de aburrimiento, porque hace mucho me inscribí  en la escuela de los que buscan, aman y disfrutan de la quietud, del silencio, de la contemplación y de estar placidamente acompañados de si mismos.

Y me identifico con estos pensamientos de Pascal:

“A menudo he dicho que la única causa de la desdicha del hombre es que él no sabe cómo  permanecer callado en su habitación… Lo que las personas quieren no es la fácil y pacífica  vida que nos permite pensar en nuestra condición infeliz, ni en los peligros de la guerra ni las cargas de la oficina, sino en la agitación que no nos aleja del pensamiento de esta y nos desvía. Por eso preferimos la caza a la captura. Por eso es que a los hombres les gusta la prisa y la bulla. Por eso es que la prisión es un castigo tan temido. Por eso los placeres de la soledad son tan incomprensibles”.

También soy de los ¿patéticos? que se detienen a ¿torturarse?, sobre todo a fin de año,  en un proceso de auto evaluación  íntima, con preguntas tales como:

¿Me estoy perdiendo de algo en mi vida en este momento que es muy importante para mí?

¿Qué me apasiona?

¿Quién soy?

¿Qué es lo que valoro?

¿Qué quiero estar haciendo dentro de 5, 10, 15, 20 años? (más urgente: ¿Qué quiero estar haciendo el mes que viene?

¿Qué dones Dios me ha dado que se han perfeccionado con el tiempo? ¿Cuáles necesito ejercer con mayor compromiso?

¿Por qué estaría dispuesta a morir?

¿Qué pasos necesito dar mañana para que mi futuro sea mejor que mi pasado?

¿Cómo me siento acerca de mi carrera ahora?

¿Cómo quiero que me recuerden?

¿Estoy viviendo una vida equilibrada?

Y asi, muchas cuestiones màs…

Aunque algunas preguntas se quedan una y otra vez  sin respuestas, el sello de este examen de conciencia es un clamor al Altísimo quien fija en mis ojos para hacerme entender el camino a seguir:

Examíname oh Dios, y sondea mi corazón, ponme a prueba y sondea mis pensamientos, Fíjate si voy por mal camino y guíame por el camino eterno. Salmo 139:23-24.

sábado, 19 de diciembre de 2009

YO QUIERO SER POETA


Por Rafael Danilo Grullon.

Pa…

¿Para que sirve la poesía?

…Pos,  que yo sepa, para nada, mi Jijo…

Solo son ocurrencias

De niños soñadores

que dicen que pueden tocar el cielo…

…vaya pretensión…

Y que pueden acariciar

mariposas de seda

que danzan en el silbo…

dizque su amante tierno.

Pero, no…solo son ocurrencias, como te dije

de niños grandes

aunque no por grandes,

dejan de ser niños buenos.

Pa…

Si, mi Jijo…

He estado pensando…

que yo quiero ser poeta,

pa ‘ ver si logro tocar el cielo

y acariciar mariposas

y mirar amaneceres

de terciopelo…

Pienso, que eso debe ser bonito, Pa…

Si mi Jijo,  debe ser  lindo…

Pero, eso no te va a servir de nada.

Soñando no se come, mi Jijo…

Hay que torcer el lomo

pa ‘ sacarle a la tierra

los frutos de sus entrañas…

aunque dejes el  pellejo…

Hum… aun así, Pa…

Ser poeta… yo quiero…

jueves, 17 de diciembre de 2009

ISRAEL Y LA NAVIDAD/NOTAS PARA ORAR


Por Helmut Bethancourt.
En Israel los días de Navidad no son fiesta nacional, aunque en la ciudad de Belén que es parte del Territorio Palestino, los cristianos hacen actividades de celebración de Navidad. 

En sentido general, en Israel se celebra Jánuka en diciembre.  Esta celebración viene de cuando una acción profana del emperador Antíoco en el templo provocó una revuelta judía que terminó con Judas Macabeo liderando a los judíos a tomar el control de la ciudad de Jerusalén.  Volvieron a dedicar el templo y sucedió que la lámpara de ner tamid (luz eterna) en el templo una vez encendida no podía extinguirse porque era símbolo de la naturaleza eterna de Dios, pero solo tenían aceite para un día y se requería 8 días para preparar y consagrar nuevo aceite.  El milagro fue que duró 8 días encendida y hubo tiempo para añadir aceite recién preparado.

 En el libro de Juan 10: 22-23 se narra que Jesús estuvo en el templo en el invierno durante la “Fiesta de la Dedicación”.  También dice en Juan 8:12 que Jesús es laluz del mundo.

 Una noticia interesante es que en octubre 23 pasado hubo un seminario para Escuela de Shabbat (similar a escuela dominical) en Beersheba, al sur de Israel organizado por un centro de Jerusalén.  Esto fue emocionante porque es la primera vez que se hace uno de esa magnitud en el sur de Israel, y también porque participaron 72 personas.  

 Se dice que la mayoría de creyentes de origen latino en Israel viven en la parte sur del país incluyendo la zona de Beersheba.  Se estima que la mitad de los creyentes en Israel son originarios de países de la ex Unión Soviética, por tanto hablan ruso.  Pero dentro de ese grupo de creyentes hay una minoría que habla español, y por ellos especialmente le motivo a que ore. 

 ¿Hará usted una pausa este mes para orar por los israelíes?


1.     Que sientan su necesidad de Dios y que sean abiertos los corazones de muchos israelíes al evangelio del Mesías. 

2.     Que haya gozo y crecimiento en los creyentes mesiánicos y los obreros que Dios ha enviado a servirle en la tierra de Israel.

3.     Por Jonatan G. (16 años) hijo de unos hermanos queridos de origen ruso que están sirviendo al Señor en Israel. Repentinamente le fue detectado un tipo de leucemia.  Esta familia ama al Señor y esto es una prueba fuerte para ellos.  Podemos pedir una sanidad milagrosa al Señor y su dirección en el tratamiento de quimioterapia.

4.     Que Dios añada más judíos de origen latino a las congregaciones de creyentes en Israel.

 Le recomiendo ver el cortometraje Jai.  Es muy emotivo sobre unos niños y sus abuelos judíos. 


Foto: vista actual de la ciudad de Belen.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

EL TRAUMA DE LA PALETERA


Transitando por las agitadas calles de Santo Domingo mis ojos alcanzaron a captar una estampa que años atrás era bastante común: en la intersección de dos populosas calles, recostada sobre una pared decorada con graffitis multicolores estaba una paletera, (una especie de baúl de madera con compartimientos en los que se exhiben caramelos, galletas, cajas de cigarrillos y fósforos). ¡Una paletera! ¿Cuánto tiempo hacía que no veía una? Y en mi mente me transporté geográficamente a mi hogar paterno, y con un sobrecogedor escalofrío  mi cuerpo y mente revivieron un momento de frustración que tenía archivado en el subconsciente: ¡En casa tuvimos una paletera! Mi padre, hombre dispuesto siempre a esforzarse tanto como sea necesario para buscar el sustento familiar, adquirió y surtió una paletera que colocábamos a ciertas horas en la acera a la entrada de la puerta de la Universidad Central del Este. No recuerdo exactamente que edad tendría yo, pero seguro no llegaba a los 10 años. El caso es que puedo asegurar que acompañar a mi mamá para  atender aquella paletera debe haber sido mi primera experiencia laboral.  Usualmente nuestros clientes eran transeúntes, estudiantes ansiosos por calmar el hambre con unos pocos centavos,  entre una sesión de clase y otra. Pero  aquella escena que hoy se ha reactivado en mi memoria, fue un momento en que por algún motivo, yo estaba sola con la paletera;  un automóvil se detuvo y me pidió una caja de cigarrillos y una de fósforos. Ingenua e inocentemente pasé ambos productos al conductor, quien no preguntó cuanto debía sino que colocó en mi pequeña mano un par de centavos que no cubrían el real precio de lo vendido, y burlonamente me dijo: Este es por los cigarros y este por los fósforos… y arrancó. El trago amargo para mi, fue la sensación de impotencia que deja el engaño, al ver aquel vehículo perderse en la distancia.  No recuerdo qué hice, si le conté a mis padres o no, pero conociéndome, debo haber echado unas lagrimitas. 

En algún momento, la paletera desapareció de la dinámica familiar. Preguntaré a mis padres a ver si se acuerdan qué hicimos con ella.

Hoy me convenzo de que la ingenuidad no es una virtud. Madurar en la vida implica ir abriendo los ojos y darnos cuenta que no todos a nuestro alrededor tienen buena fe, que de vez en cuando sufriremos perjuicios y decepciones, y nos conviene aprender a sanarnos rápido de ellos para seguir adelante, y además, cuando corresponda,  nos hará bien tener presente el consejo del libro Sagrado, “Cuando los pecadores te quieran engañar, no consientas”.

martes, 15 de diciembre de 2009

SOMETHING NEW


Written by Chris Eaton
When you pass through the waters,
I will be with you, I'll watch over you
When you walk through the valleys,
I will comfort you,
For I am the Lord your God who lights the way
There's no need to be afraid
Don't let the past keep holding you back
Don't lose the dream in which you believe
For I want to do, deep within you, something new
When you're dry as a desert, you can drink from me
water rich and free
When you need some forgiveness
I will show you mercy and light a fire
That will burn a brand new road
It will show you where to go
Don't let the past keep holding you back
Don't lose the dream in which you believe
For I want to do, deep within you, something new
You can make a difference, for a better way
But living for tomorrow means making the best of today
Turn the page and you will see,
just how rich your life could be
Don't let the past keep holding you back
Just watch the dream be reality
Open your heart so that I can do something new.

domingo, 13 de diciembre de 2009

LA NAVIDAD EN QUE SE NOS FUE RODRIGO


Un cuento de navidad; por Rafael Danilo Grullòn.

Mi cuñada instaló un negocio de elaboración y distribución de comida, en una parte del patio de nuestra casa, en lo que era un garaje sin uso. Ella suplía almuerzos a empleados de algunas empresas del sector. Para evitar que esta actividad atrajera ratones, Gina, nombre de mi cuñada, se consiguió una gata que días después se dio cuenta que estaba preñada. Al cabo de un par de semanas la gata parió tres gatitos, dos de los cuales murieron momentos después de nacer.

El otro, un gatito blanco con manchas negras, y a quien le pusimos por nombre Rodrigo, no sólo logró sobrevivir, sino que se convirtió en un animalito vivaracho y juguetón que se atrevió a penetrar, cierto día, a la parte del patio destinada a los dos perros de la familia, un dálmata adulto y una perra negra peluda, y que tenían fama de “come-gatos”, es decir, tal como se suponía que debían ser los perros que se preciaban de ser perros, odiaban a los felinos intensamente. Sin embargo, Rodriguito entró “como Pedro por su casa”, a la zona reservada para los susodichos canes, lo que decretaría ipso facto su descuartizamiento sumario, de no haber sido porque le cayó bien a la perra, llamada Peggy, la que ¡Asómbrese! , adoptó al micifuz como su protegido, bajo las protestas de Papuchín, su marido dálmata. A la verdad que eso sólo se podría ver en alguna telenovela protagonizada por animales, si las hubiere, o en las famosas fábulas de Samaniego, Esopo, o Iriarte, que nos deleitaban en nuestra niñez y adolescencia. Esto, ciertamente ocurrió tal como lo estoy contando, palabra de honor. Finalmente, Papuchín no tuvo más remedio que aceptar al minino, aunque bajo protesta.

Rodriguito dormía plácidamente su siesta, abrazado con su “mami”, abrigadito en la pelambre de Peggy, bajo la mirada protestataria de Papuchín. Asi las cosas, cuando al micifuz, se le ocurrió un día darse un paseíto por nuestra casa, husmeando por todos los rincones, lo que provocó que doña Maggi lo echara con “cajas destempladas”. Sin embargo, el tenaz sujeto volvía y volvía haciéndose el desentendido con las protestas de la doña. El gatunito, resultó ser un hábil político (para vergüenza de los políticos dominicanos), pues al darse cuenta que no le convenía seguir contrariando a la doña, decidió conquistarla. Veamos cuál estrategia usó para sus fines: Una vez que lograra colarse en la casa, lo primero que haría sería sorprender a mi esposa sobándole las piernas y emitiendo el ronroneo típico de los gatos. La primera vez que quiso implementar este método, la doña, sorprendida por el imprevisto “gesto” del susodicho “gatúmedo”, pegó un grito y por poco resbala y se rompe la siquitrilla (NOTA: esta palabra no está en el diccionario). Tomó su escoba, y persiguió al travieso animal por toda la casa a puro escobazos. Rodriguito no se amilanó y pese a soportar estoicamente los escobazos de la doña, terminó agotándola. Doña Maggi capituló y no tuvo más remedio que hacer las paces con el porfiado animalito, con la condición de que no se le ocurriera “hacer de las suyas” dentro de la casa, con sus excreciones líquidas o sólidas. Y saben que pasó?… Adivinen!! … El gatuno se convirtió en el bebé consentido de mi esposa, sustituyendo el pelambre pulguiente de la perra por su regazo siempre acogedor.

A mí, que estoy narrando esta historia, el gato en cuestión, aprovechaba que estaba apoltronado viendo mi programa favorito (generalmente beisbol de grandes ligas), y cuando celebraba un bambinazo propinado por el “Big Papi” a cualquier lanzador Yankee, entonces se parqueaba en mi regazo como si yo fuera la doña. En fin, el fresco de Rodrigo nos puso de mojiganga a doña Maggi y a mí… y nos ganó la partida. No me quedó más remedio, que, al igual que mi esposa, tolerar y aun amar a la felina criatura, quien finalmente se convirtió en nuestro hijo gatuno.
...
Nueva vez un año languidecía para dar lugar al nacimiento de otro. Una brisita fresca, añorada y deseada por todos, comenzaba a acariciar nuestra piel arruinada por el infernal calor tropical de estas latitudes. Era la Navidad que anunciaba su arribo inminente. Como por arte de magia había sonrisas por doquiera, la gente se tornaba más comunicativa y alegre, y pese a los clásicos y odiosos anuncios que estimulaban una celebración caricaturezca y hedonista, había un sentido de la amistad y convivencia que nos envolvía para esta época. El Jesús nacido en Belén parecía imponer las reglas del juego, no obstante que aquellos que se regían por criterios diferentes al mensaje cristiano, le ganaban la partida a los valores primigenios de la Navidad. Los villancicos y cánticos tradicionales, aunque tímidamente, se hacían oír por lo menos en las iglesias, y a manera de excepción, en algunas emisoras y televisoras que, en un contexto sano y familiar, dedicaban algún espacio a esta significativa celebración.
Así, arrancó diciembre del 2004, con toda su parafernalia festiva, detrás de la cual pugnaban por hacerse sentir los elementos espirituales y emocionales de la Navidad. Sin embargo, un paganismo crudo y desafiante, de brazos del derroche consumista habitual, parecían ser los dueños y señores del escenario. No obstante esa odiosa realidad, los creyentes de toda la faz de la tierra trataban de reivindicar la hermosa y tierna historia del nacimiento de Jesús en Belén de Judea, al influjo reminiscente del coro de ángeles, que según las Escrituras Sagradas, anunciara a humildes pastores el advenimiento del Salvador del mundo.
En nuestra casa-hogar, aprovechábamos la temporada pascual navideña, para reuniones fraternas con los pocos familiares que nos quedaban aquí y los amigos y correligionarios más cercanos. Armábamos cada semana un convite donde abundaban los bocadillos, pastelitos, aceitunas, queso en cuadritos, quipes, pasteles en hoja, etc, lo que era debidamente deglutido con una copa de sidra helada. Por supuesto, la cata de un buen vino tinto Cabernet Savignon, Reserva, no podía faltar. Toda esta degustación gourmet aumentaba la contentura, aunque dentro de parámetros fuera de toda manifestación “borrachil”, como creyentes que éramos y personas que se respetaban.
A todo esto, el sin par Rodriguito, ya convertido en un gato adulto, observaba atento desde su “mirador” favorito, el techo de la vitrina, al que accesaba via escalera a la segunda planta. Es bueno señalar que el referido minino nos acompañaba a la doña y a mi con el protocolo de recibir en la puerta a los invitados. Teniamos otro gato, nuestro también querido Mauricio, negro como el azabache, y un tanto salvaje, que desde que veía venir extraños, ponía pies en polvorosa hasta el otro día. Rodriguito, sin embargo, estaba ahí, observando desde su mirador a los alegres comensales, bajando de vez en cuando para el “boroneo” de lugar, lo que hacía, eso si, con mucha elegancia gatuna.
El banquete cumbre, era el del 24 de diciembre, la llamada nochebuena, que en esta ocasión cayó en viernes. Consistía, en términos gastronómicos, de los mismos elementos anteriores, en adición a lo más importante a manera de plato fuerte, el infaltable moro de guandules, la ensalada multicolor, la pierna de cerdo lonjeada y los muslos y pechuga de pavo al horno. Como la cena de nochebuena se había constituído en una celebración familiar, los comensales de las jornadas anteriores disfrutarían de su particular cena en su propia casa, con la excepción de algún amigo sin parientes en la ciudad, o un familiar llegado de ultramar que se “dejaba caer” de manera “fortuíta” en nuestra mesa, a los que recibíamos con los brazos abiertos. El toca-CDs dejaba oir ininterrumpidamente las canciones instrumentales navideñas preferidas, lo que incluía una colección de canciones de Navidad que grabara el coro Arpa Evangélica por el año 1999, y la producción discográfica “Ven conmigo a Belén”, en la dilecta voz de Dayana del Castillo. Tomábamos tiempo para, Bíblia en mano, meditar sobre la Natividad de Nuestro Señor Jesucristo. La ciudad lucía tranquila (aun con los clásicos fuegos artificiales) porque cada familia, se las arreglaba para pasarla disfrutando de la cena navideña, dentro de su propio contexto cultural y social. Las serenatas y los asaltos navideños, que 3 o 4 décadas antes eran comunes, en los últimos diez años se ausentaron del escenario en razón de la prevalencia de un ambiente delictivo que obligaba a un recogimiento en cada hogar, por razones de prudencia y seguridad.
Y amaneció el 25 de diciembre. Por costumbre, en casi todos los hogares conocidos, los fogones y estufas estaban en huelga. Las clásicas “tres calientes” provenían del reciclaje de las sobras de la noche anterior. Parte de nuestras sobras le correspondían a Papuchín y Peggy. Yo me encargaba de distribuirla con equidad entre nuestros “esforzados” canes, que sin ordenárselo, se mantenían en vigilia y alertas, mientras discurría la cena de nochebuena.
En el momento en que yo “boroneaba” a los canes, desde la puerta de rejas metálicas que separaba el patio del lavadero, Rodriguito hizo acto de presencia, se escurrió por la puerta y pasó entre las patas de Papuchín y Peggy con la familiaridad habitual. Como siempre, los perros sólo lo miraron y continuaron con la degustación de su desayuno navideño. Yo seguí con mi vista al gato en su caminar por el patio. Se dirigió al centro, donde una frondosa mata de mango cubría gran parte del paisaje. Poco antes de llegar al tronco, se detuvo y se volvió a mirarme. Era una mirada extraña, que yo mantuve por 5 o 6 segundos. Bajé de nuevo la vista para seguir la faena de echarle sobras a los perros. Al cabo de algunos segundos, levanté la cabeza para seguir visualmente la ruta de Rodrigo. Pero, Rodrigo no estaba donde lo dejé momentos antes. Miré a todos lados del patio, y nada de Rodrigo. Pensé que quizás se voló la verja, cosa que nunca intentaba hacer porque era muy alta (pensé).
Entré al patio y revisé visualmente las ramas, mientras lo llamaba… Ahí no estaba. Decidí tratar de olvidarme del asunto. Recordé que Rodrigo tenía una novia en la calle del barrio vecino, que moría precisamente en mi verja trasera (pensé).
Comenté con mi esposa sobre esta experiencia un tanto extraña. Ella, por supuesto, le restó importancia al asunto.
-El vendrá, no hay por qué preocuparse, no es la primera vez que se desaparece por asuntos románticos –concluyó ella.
-Ahora recuerdo –le dije que comenté contigo esta mañana que el gato amaneció melancólico y me seguía a todas partes. Estaba extraño, muy extraño.
Todas estas disquisiciones daban vuelta en mi cabeza, hasta tanto tuviéramos alguna evidencia concreta en relación a la desaparición de Rodrigo. Entretanto…
Avanzaba la tarde, y Rodrigo no aparecía, lo que aumentaba mi turbación, dado el caso de que era un gato manso que se dejaba tocar de todo el mundo. Organizamos una búsqueda por las casas del vecindario y el barrio aledaño al nuestro. Nos preocupaba que quizás un carro pudo haberlo arrollado y encontraríamos sus restos tirados en cualquier cuneta. O quizás los famosos “comegatos” del kilómetro ocho y medio, lo habrían atrapado para… cenárselo. Descarté ese desagradable pensamiento. De todos modos, Rodrigo había desaparecido, y podía estar muerto. Otro pensamiento que me asaltó fue que talvez algún niño lo vió deambulando y lo llamó y el vino, y al ver que era tan confiado y manso, lo tomó y…lo secuestró, en cuyo caso, de haber sido así, me consolaba que podría estar recibiendo y dando cariño en el seno de otra familia.
Pasaron los días y nuestras esperanzas del retorno de Rodriguito se desvanecieron. Para doña Maggi y para mi fue un episodio que nos entristeció por mucho tiempo. Nos resistíamos a olvidar a quien nos dio un cariño casi humano. Yo particularmente quise hacerme la idea de que, si había muerto y existía un paraíso para los gatos, nuestro Rodrigo iba a estar allí. Del modo descrito por la famosa película: “Todos los perros van al cielo”, esperaba también que existiera un cielo para los gatos, especialmente aquellos que han cumplido una misión de compartir con niños y ancianos, hermosos y divertidos momentos llenos de ternura y de apoyo mutuo.
Mi esposa, a pesar de que en su niñez, sus padres le permitieron tener algunas mascotas, me decía siempre que no quería animales en la casa, porque nos encariñamos con ellos –expresaba- y cuando mueren o se van, nos afecta casi con la misma intensidad que cuando se nos muere un familiar cercano. Rodrigo nos recordó lo que ya sabíamos, que no debemos privar a nuestros niños, en especial, del efecto emocional positivo, comprobado por demás, que entrañaba tener alguna mascota en la casa, preferiblemente perro o gato, cuyo manejo no representaba mayores dificultades. Como ejemplo, Rodrigo, mientras estuvo con nosotros en la tercera etapa de nuestras vidas, trajo consigo una especial “química” que nos hizo mucho bien, y que consideramos una de las tantas bendiciones que el Señor nos había concedido. Por eso, hoy por hoy, en nuestra casa-hogar, tenemos a Papuchín y Peggy y a nuestros felinos, Rodrigo II, Mauricio y al Rubio, sin contar otra gatita de una vecina, que decidió declararse “hija adoptiva” de don Gruger y doña Maggi.
Finalmente, toda la familia Gruger quiere expresar a los que lean este híbrido de cuento y reflexión, una muy Feliz Navidad / 2009, en donde el Jesús de Belén y la familia como tal, sean el centro de esta tradicional festividad.

sábado, 12 de diciembre de 2009

CHRISTMAS = MAS DE CRISTO


Luces, olores, colores, sabores  y un cambio de clima distinguen el tiempo de Navidad del resto del año. Es como si nuestros sentidos vibraran al ser inspirados por un ambiente salpicado de nuevas esperanzas e ilusiones.
En ingles: CHRISTMAS, (que hasta yo he pecado de escribirlo Xmas y desaparece Christ)  bien pudiera significar “Más de Cristo” como ayer me dijo uno de mis abuelitos.
Esta temporada revivimos y redescubrimos la historia siempre llena de significado de aquella noche espectacular en que Ángeles cantaron para anunciar el nacimiento del Mesías.  Y los Ángeles hoy continúan cantando llenos de gozo, haciendo fiesta en  el cielo cada vez que una persona permite que Cristo nazca en su corazón.

viernes, 11 de diciembre de 2009

ENCUENTRO: DELE Y FUNDACION AHISAR


Un gratísimo encuentro con amigos y relacionados del ministerio de Literatura DELE, y de la Fundación Ahisar se llevó a cabo al mediodía de este Viernes 11 de Diciembre, teniendo como escenario los espacios de exhibición de la abundante bibliografía disponible en la Librería DELE, en el sector de Gazcue, Santo Domingo.

Allí compartimos amenamente disfrutando del reencuentro con personas a las que nos unen lazos de sincero afecto y cordialidad,  y sobre todo de la hospitalidad de nuestras anfitrionas Doña Lina Vda. Lockward y Doña Anilda Brito.

La Fundación Ahisar ha hecho posible que jóvenes  dominicanos realicen carreras en áreas de alta tecnología, redes y automatización, mediante un programa de Beca-Crédito en convenio con el Instituto Tecnológico de las Américas, ITLA.










miércoles, 9 de diciembre de 2009

10 MANDAMIENTOS PARA EMPRESARIOS Y LIDERES


Hoy pasé un rato buscando un documento en mis archivos, y por accidente se  me deslizaron  varios papeles sueltos hasta el piso. Al recogerlos, una página en particular captó mi atención: La hoja ya está amarillenta, y no hay indicios de qué fecha data. Recuerdo que la desprendí de la revista NEXOS durante algún vuelo a bordo de AA (Valgan los comerciales) ¿Qué me interesó conservar de aquella publicación?  Pues un recuadro en el que  Saint-Clair Milesi  cita al escritor  João Humberto De Azevedo, planteando  Los 10 mandamientos del buen Empresario. Tal como hubo que hacer con el Decálogo  original de Moisés, transcribo el texto en cuestión, no de las piedras al papiro, pero si del papel al procesador de palabras: Aquí va:



1.    ASUMIR RIESGOS. Esta es la primera y más valiosa cualidad de un empresario, el saber que deberá asumir riesgos, enfrentarse a retos y luchar cada día por su empresa.

2.    IDENTIFICAR OPORTUNIDADES. Estar atento y saber elegir el momento idóneo para hacer un negocio, es imprescindible para el éxito.

3.    CONOCIMIENTOS. Cuanto más conoce un empresario el sector de su negocio, mayores son sus posibilidades de éxito. Este conocimiento puede adquirirse por varios caminos: experiencia propia, lecturas, cursos, seminarios y consulta con empresarios del mismo sector.

4.    ORGANIZACIÓN. Tener la capacidad de organizar los recursos humanos, materiales, financieros y tecnológicos de manera racional.

5.    TOMA DE DECISIONES. El éxito de un empresario está relacionado muchas veces con su capacidad de tomar decisiones correctas. Este proceso conlleva recoger información. Analizarla fríamente, evaluar las alternativas, tomar la decisión más conveniente y aplicarla en el momento más oportuno.

6.    LIDERAZGO. Un líder sabe establecer objetivos, orientar las tareas, fijar métodos prácticos, estimular a los empleados para que trabajen y haya un buen ambiente de trabajo y siempre estar en contacto y buenas relaciones con los clientes y abastecedores.

7.    DINAMISMO.  Un empresario de éxito no se duerme en los laureles. Tiene que seguir produciendo ideas y llevarlas a la práctica. mantenerse activo y ser un poco inconformista es de rigor. “El negocio siempre se puede mejorar y ampliar” debe ser el lema del empresario.

8.    INDEPENDENCIA. Abrir sus propios caminos, establecer la ruta, estar libre de favoritismos porque posteriormente pueden entorpecer su negocio. Tener voluntad firme para defender sus derechos como empresario y ciudadano.

9.    OPTIMISMO. Esta es una de las principales características de los empresarios de éxito. Ellos nunca piensan en el fracaso  y aprenden de los tropiezos para mejorar su negocio.

10.  ACIERTO. También conocido como intuición o “Sexto sentido”, que no es gratuito. Este “sexto sentido” es el producto, a veces inconsciente, del conocimiento, dinamismo, optimismo y otras cualidades combinadas que debe poseer un buen empresario.


martes, 8 de diciembre de 2009

IN CHRISTMAS MODE!


El Príncipe de paz ha venido - de quien se dijo que, "lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán limite"; "la misericordia y la verdad se encontraron; la justicia y la paz se besaron", “Las cosa viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas."

ACTITUDES Y VALORES


Un pensador dijo que no es difícil tomar decisiones cuando uno sabe cuáles son sus valores. Se trata del conjunto de creencias acerca de lo que es verdadero, o falso, importante o no importante, que se conservan y apoyan conscientemente. Se trata de un trasfondo que se ha ido formando en nosotros desde los años de la infancia y que nos predispone a pensar, sentir, actuar y comportarnos de forma previsible, coherente y estable. El valor es por tanto, la convicción razonada y firme de que algo es bueno o malo, y que nos conviene más o menos. [1]

Los valores son importantes, porque establecen las bases para la comprensión de las actitudes y la motivación y porque influyen en nuestras percepciones.

La conocida sistematización de Spranger clasificaba los valores en teóricos, económicos, estéticos, sociales, políticos y religiosos, con más o menos acierto. También està la clasificación de Marín Ibáñez, que habla de:

*    Valores mundanos.

*    Económicos, (caros, baratos, rico-pobre, abundante-escaso, etc.

*    Vitales (sano-enfermo, fuerte-débil, etc.

*    Valores espirituales: Estéticos (bello, feo, sublime-ridículo,

*    Intelectuales: verdadero-falso, lógico-ilógico.

*    Morales: Bueno-malo, justo-injusto.      

*    Valores trascendentes: Religiosos, santo-pecaminoso

*    Cosmovisión: absoluto-Relativo.


LAS ACTITUDES

Son hábitos de pensamiento que condicionan nuestras reacciones y nuestra conducta con respecto a un objeto, persona, hecho o situación. O como dice Stephen Robbins, "Son afirmaciones evaluativas (favorables o desfavorables) respecto a objetos, personas o hechos" [2] No son lo mismo que los valores pero van de la mano de ellos. Ambos conceptos se interrelacionan. Las características principales de las actitudes son dos: Son aprendidas y por tanto son modificables.  Hemos aprendido las actitudes de la misma manera que los valores, de los padres, de los maestros, de los amigos, de todos los grupos de los que formamos parte y consecuentemente las hemos aprendido de nuestro contacto con la realidad social que nos rodea y  en la que estamos inmersos. Toda actitud tiene un componente cognoscitivo (nuestras creencias) un componente afectivo (nuestros sentimientos) y un componente conductual (nuestra intención de conducirnos o comportarnos de cierta manera con alguien o algo).

Las actitudes pueden tener distintas funciones. Algunas de ellas son:

*    La función autodefensiva

*    La función utilitaria

*    La función de conocimiento

*    La función de expresión de valores.

Fundamentalmente las podemos clasificar simple y llanamente en dos tipos:

Actitudes Positivas:

Son las actitudes abiertas que permiten un dialogo y pueden cambiar todos los aspectos. No hay crecimiento en ningún aspecto de la vida física o mental de un individuo que no tenga cambio. Esta forma de actitud se considera "madura" psicológicamente.

Actitudes Negativas:

Son siempre rígidas, cerradas y resistentes al cambio. Limitan nuestra posibilidad de salir adelante. La gente muy cerrada funciona a este nivel y lógicamente crea tensiones, molestias, conflictos y hasta apatía, porque es demasiado rígida y rechaza todo lo nuevo y diferente porque lo considera amenazante. Esto es "Inmadurez".

Solo las actitudes positivas permiten  el desarrollo, porque solo con actitudes positivas se pueden mejorar, cambiar, aceptar y tolerar a los demás seres humanos, por distintos que sea a nosotros.  y por lo tanto, solo con actitudes positivas podemos convivir agradablemente y trabajar en grupos  eficaces, eficientes y productivos.

Las actitudes pueden ser objetivas y activas. Algunos ejemplos de actitudes positivas de las más deseables en el ámbito organizacional, son las siguientes:

*    La actitud de aprender

*    La actitud entusiasta

*    La actitud de comprensión

*    La actitud tolerante

*    La actitud de no agresión

*    La actitud de entrega

*    La actitud de lealtad.

Las actitudes son uno de los elementos fundamentales del comportamiento de los individuos, Si llegamos a modificar una actitud negativa, educando y formando actitudes positivas, podemos favorecer comportamientos deseables en las organizaciones y tener gente siempre dispuesta al cambio y al desarrollo


[1] Tierno, Bernabé. El libro de los Valores, volumen  1, Pág. 12
[2] Robbins, Stphen. Comportamiento Organizacional, Pág. 180

lunes, 7 de diciembre de 2009

LA VOLUNTAD DE DIOS


¿Cuál será la brújula que nos señale el norte?

Hace unos días un amigo me envió un enlace para que escuchara un programa de radio, cuyo sencillo formato consiste en la edición de un sermón predicado en un templo. Aunque la intención era tomar el audio en cuestión como referencia para otro propósito, al escucharlo, el contenido del programa y su relevancia cobraron protagonismo*. El predicador (James McDonald) tiene argumentos muy particulares respecto a la voluntad de Dios, y me provocó a poner un poco en orden mis propias reflexiones sobre un tema del que la mayoría quisiéramos tener mayor claridad.
¿Me enviará Dios una señal? ¿Sentiré algo especial? ¿Hasta qué punto confiar en el sentido común? ¿Por qué Dios sencillamente no se me aparece y me dice que espera de mí? ¿Cómo lograr tomar sabias decisiones, seguros de que estamos haciendo la voluntad de Dios?

La gente ha probado toda clase de tácticas para determinar lo que Dios quiere que hagan:

v    Pedirle a Dios una señal sobrenatural

v    Ayunar para buscar el rostro de Dios

v    Lanzar monedas al aire, dejando que la suerte decida.

v    Obedecer los sentimientos a pesar de la lógica.

v    Dejar que el tiempo y los acontecimientos decidan

v    Leer la Biblia al azar (Y hay un chiste muy trillado pero buenísimo al respecto)

v    Dejar que otros decidan por nosotros

v    Atender a sueños, voces o visiones.

v    Postergar la decisión

v    Razonar, usando la lógica a pesar de los sentimientos.


Sea cual sea el recurso que usted use, debe tener en cuenta que una decisión puede cambiar nuestras vidas para siempre. A eso se agrega la tensión de querer agradar a Dios y desear dar lo mejor de nuestras vidas a El. ¿Habrá alguna forma de saber lo que Dios quiere que hagamos en una situación particular? Conozcamos 5 principios básicos para conocer la voluntad de Dios respecto a las decisiones que debemos tomar:

El primero, acudir siempre a Dios. Proverbios 3:5 dice Afíate de Jehová, de todo tu corazón y no te apoyes en tu propia prudencia.” Son innumerables los textos en que creyentes en la Biblia le piden a Dios que les enseñe el camino. Y es que Dios como nuestro creador es quien nos conoce mejor y además, sabe todo acerca de todo.  ¿Cómo acudir a Dios? Con una actitud de confianza y sumisión a través de la oración. Confiar en Dios significa depender de su voluntad aunque no entendamos la forma en que El actúa para con nosotros.

El segundo, entender sus principios. Hay muchas respuestas que Dios ya ha dado, hay innumerables cosas que ya la Biblia las dice claramente y aun en aquellos casos en que la Biblia no nos da respuestas precisas, sí tenemos principios que podemos aplicar en diferentes situaciones de la vida.

El tercero, nota cuáles son tus opciones; Aunque hay momentos en los que hay que  tomar decisiones rápidas sin tener tiempo para analizar, es cierto también que en la mayoría de los casos tenemos tiempo de pensar con claridad y es entonces cuando debemos estudiar las opciones que tenemos en determinada situación y las consecuencias de cada una de ellas, tanto a favor como en contra.

Cuarto, discutir el asunto con otros. No con todo el mundo, sino con personas que realmente nos puedan orientar y abrir nuestros ojos a opciones e ideas que quizás no hemos considerado.

Por ultimo, aprovechar y expresar la libertad que tenemos; y es que hay cosas por las cuales no necesariamente hay que invertir tiempo o buscar consejo para decidir porque muchas decisiones que tomamos a diario, son sencillamente triviales. Qué colores vestir, que menú preparar, que corbata combinar este traje, no son asuntos que ameriten que usted haga todo el ejercicio de toma de decisiones como si fuera a elegir a su pareja, su profesión o mudarse a otro país.

Sin embargo, debo aclarar que lo primordial es que nuestro corazón esté realmente dispuesto a recibir la guía del señor y a seguir su voluntad. Es difícil que Dios nos muestre su voluntad si en el fondo nosotros no estamos en actitud a cumplirla. Concluyo reiterando que para hallar la voluntad de Dios, debemos comenzar por estar prestos a obedecerla, no haciendo de ella un consejo u opción más.



* acceso al mensaje de J. McDonald.
http://www.crosswalk.com/ministryaudio/player.aspx?URL=http://ht.salemweb.net/oneplace/wm/ww/ww20091202.wma&ShowId=79&ShowDate=12/2/2009/