"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


lunes, 27 de agosto de 2012

¿ESTRUCTURADA YO?



¿Será coincidencia que dos personas que recién conocí, en dos ocasiones distintas, me dijeron que yo era una persona “estructurada”? En el primer momento confieso que lo pasé por alto. Pero al escucharlo una segunda vez, se sembró en mí una semillita de inquietud. ¿Qué es ser una mujer estructurada? ¿Es positivo o negativo?

Quise  hacer una especie de encuesta sobre qué significa ser una persona estructurada y encontré reacciones interesantes a través de las redes sociales. 

Un persona reaccionó aludiendo a su propia experiencia; dijo: “ alguien me dijo  yo era "estructurada" porque mi carrera es mi prioridad en este momento...según esa persona debo relajarme! Jajaja”

Una segunda opinión dice: “Suele llamarse estructurada a la persona que actúa en forma ordenada, como si todo problema o situación determinada es plausible de ser solucionada siguiendo una serie de pasos consecutivos No sé si sea bueno o malo, cada tipo de personalidad tiene su pro y su contra. Me parece que las personas a las que se les llama estructuradas, son más formales y metódicas, da la impresión de que son más profesionales, en lo personal trato de serlo, planifico detalladamente mis actividades y trato de hacerlas conforme a lo planeado, además aprecio a las personas que muestran esa característica.”

Otra opinión: “yo creo que una persona estructurada es porque  aprendió algo y le cuesta innovar en lo que aprendió, pienso que no es malo en ciertos aspectos pero en otros es bueno cambiar.  Estructurarse es como no aceptar cambios y parece que todo lo demás es malo, uno tiene que saber seleccionar lo bueno de lo malo y variar a veces en algunas cosas.
Esta me simpatizó un poco: “ Una persona estructurada es aquella que sabe lo que quiere y utiliza todo lo que está a su alcance para lograr sus metas, por medio de disciplina, persistencia y soledad para planificar cada uno de sus propósitos”
 
Por último, una contundente sentencia: “un estructurado es alguien que tiene mentalidad cerrada, y que las cosas son de un modo, y le cuesta el cambio. Es menos flexible.”

Bueno… vamos a desglosar un poco esto. En sentido general, me luce que ser estructurada tiene sus ventajas. Hay convicciones firmes, hay sentido de responsabilidad, hay orden, hay prevención. 

Me propongo entonces, como estructurada al fin, acometer los desafíos o dificultades de dicha personalidad. 

Creo que el aspecto que más pone en evidencia los retos de  una personalidad estructurada es definitivamente la inflexibilidad, la resistencia al cambio. El cambio es cualquier cosa que desestabiliza mi situación y tiene el gran potencial de amenazar mi sentido de seguridad.  Hay cambios esperados, sobre los cuales tengo mayor control. Y hay cambios inesperados, que pueden alterar completamente nuestra vida, porque no siempre los anticipamos: Un accidente, un diagnóstico médico desfavorable, la pérdida del empleo, un divorcio, o la pérdida de un ser querido. 

 Pero también puede tratarse de cosas que esperamos que sucedan y no se dan, es decir la falta de cambios. Algunos de los que opinaron hablaron de rutina, de monotonía, de que la persona estructurada es predecible, va a pasar a la misma hora por el mismo lugar todos los días. La falta de cambio atenta aun contra los anhelos de la persona estructurada.  Quizá siempre ha querido comprar una casa pero nunca ha podido, o siempre quiso casarse  y no ha encontrado pareja, entre otras cosas. El asunto es que se da cuenta poco a poco que el tiempo ha pasado y sus anhelos se han congelado  sin hacerse realidad.  La falta de cambio puede llegar a ser traumática, porque se pasa de las expectativas retrasadas a la desilusión, la desesperanza y en algunos casos, hasta desesperación. Y esto último. La desesperación,  es la peor amenaza para un alma estructurada acostumbrada a tener aun sus sentimientos y emociones bajo absoluto control. 

¿De dónde se forma esta personalidad? 

Los estudiosos de la conducta detectan que usualmente se trata de un hijo o hija mayor. El ser el primer o primera hija echa automáticamente sobre los hombros de esta persona un sentido del deber, de la responsabilidad, de la iniciativa, que le impulsa incluso a renunciar a planes personales para suplir las necesidades de todos los demás. Quiere cuidar de sus padres, de sus hermanos, de sus amigos, de sus compañeros de trabajo. Pero se desgasta en el ejercicio interminable de tanta demanda.  Entre los anhelos que no cambian está el reconocer que si fuera un poco  indiferente, quizá algunos de los que favorecen fueran menos dependientes y más responsables de sí mismos,(Después de todo –piensa--, nadie estuvo ahí para mi, tuve que hacer camino al andar por mi misma)  pero se sentiría culpable si les retira su apoyo. Lo penoso es cuando cuidar de los demás ya no se hace por amor sino por obligación. 

En segundo lugar, una persona estructurada tiene miedo al cambio. Cambiar suena como a pisar en falso. Pero no cambiar puede significar quedarse como en el limbo, si la seguridad se basa en algo que nos puede ser quitado.  

El sentido de seguridad es importante para todo ser humano, pero mucho más para la persona estructurada. Todos los cambios, aun los positivos, le causan estrés. Pero los cambios que considera negativos la destrozan, la dejan emocionalmente vulnerable. 

Una gran parte de mi sentido de seguridad, viene de mi percepción de que estoy protegida, segura en mi condición actual, y libre de dudas y preocupaciones. Pero los cambios inesperados y no deseados siempre rondan: Conflictos, crisis,  presiones, ¿Cómo lograr manejarse adecuadamente ante estos cuadros?

En tercer lugar, creo que la persona estructurada es muy exigente y poco indulgente consigo misma. Le gratifica la aprobación de los demás, aunque no lleve este punto al  nivel patológico.  Sus estándares son altos. Es intolerante a la irresponsabilidad y desgano de otros. Si no hay orden en su entorno no está a gusto. Puede parecer ermitaña y antipática para algunos pero es que necesita concentrarse en su desempeño. Es difícil que haga algo espontáneamente.  Su exceso de prudencia es evidente. No visita a nadie sin llamar antes, y escoge muy bien los momentos en que ha de llamar temiendo ser inoportuna. Le cuesta mucho trabajo pedir ayuda, y hasta la rechaza si se la ofrecen. 

Por último por el día de hoy, la persona estructurada es nostálgica. Hay sus momentos en que algo o alguien la saca de su mundo predecible y le hace vivir experiencias distintas, ya sea un paseo por un lugar y una hora no acostumbrada, un viaje a un país distinto, conocer personas nuevas e interesantes… y estas “excepciones” que para otros son cotidianidad, son como un viaje a la luna para la persona estructurada. El impacto causado por estos breves instantes le causa la sensación de que hay otro mundo fuera del suyo, con cosas y personas que podría disfrutar. Pero… las archiva en su memoria tan pronto puede… y vuelva a su submundo.

Gracias a Dios nunca es demasiado tarde para evaluar nuestras vidas y cómo podemos añadir las  satisfacciones y bienestar a los que tenemos derecho.  Dios quiere tomarnos de la mano y mostrarnos un camino más excelente. Hay que agradecer a Dios por nuestras fortalezas pero a la vez permitirle que trabaje en nuestras áreas de debilidad para nuestro propio bien. 

En nuestra próxima cita, con el favor de Dios, vamos en búsqueda de un cambio positivo para el bien de una mujer estructurada. 

Gthompson, 27 Ago 2012.

jueves, 23 de agosto de 2012

INFLUIR EN LAS PERSONAS ¿ MISION IMPOSIBLE?


Me simpatizan las reacciones de las personas cuando escuchan el sonido personalizado de mí móvil : la banda sonora de la película Misión Imposible. Por ejemplo el otro día, al sonar el teléfono, una persona cercana preguntó: Oh! ¿Y dónde está Tom Cruise? Y le respondí “Yo soy, solo que llevo una máscara de piel falsa”. 

En realidad este detalle se trata de auto motivación, pues  quiero tener presente que,  si alguien pretende resolver lo imposible, yo al menos debo tener valor y disposición de asumir y conquistar los retos y dificultades que mi  misión personal exige. 

Últimamente, los retos en mi campo de servicio me han llevado a pregonar la implementación de un código de honor. Por un lado, celebro que muchos de los receptores han asumido con seriedad este esfuerzo. Pero una combinación de estrés y fatiga  ha potenciado una sensación de enorme decepción en mí,  cuando, como dijo el héroe nacional Juan Pablo Duarte “Nunca falta quien desbarate con los pies lo que yo hago con las manos”. 

Se puede uno afligir, se puede uno desmoralizar, y yo que soy intensa en perseverancia, a la vez también soy emocionalmente vulnerable. No suelo ser explosiva, pero si implosiva y eso es bastante perjudicial para mi salud. 

Por eso muchos de los torbellinos que se arman en mi mente, tengo que sacarlos rápido de mi cabeza, tecleando notas como esta, en una catarsis que me permita recuperar la lucidez que a veces se me  nubla, y continuar batallando con esperanza,  con la firme convicción  de que mi causa es relevante y que a pesar de los reveses, mi vida  y lo que hago con ella, tiene sentido, significado, dirección y propósito.

sábado, 18 de agosto de 2012

UNA CITA A SOLAS


 El ardiente sol brilla igualmente sobre una anónima mujer y sobre el príncipe que, sediento y exhausto, descansa brevemente en una pausa de su intensa agenda.  Ella avanza hacia este punto de encuentro, y se acerca sin saberlo, a una cita con el futuro. Es que ella era la razón por la que a él le era necesario pasar y detenerse allí. 

Ella llega entre cortinas de ondulante calor. También está cansada, no tanto por la vasija que carga sobre su hombro, como por el vacío que lleva en el corazón. El vacío que le ha quedado de los excesos vividos en los años pasados. Los torrentes de pasión que una vez arrastraron su vida han seguido hoy su curso. Está cansada y desgastada, con el rostro marcado por los sufrimientos  de su pasado. El que llegue en medio del  calor agobiante del mediodía nos susurra algo de su reputación. Otras personas hacen este recorrido al  amanecer, a una hora más fresca y tranquila. 

Muchos chismes se dicen de esta mujer. Criticada y acusada por las damas de su comunidad, ella prefiere el desprecio del sol; cualquier cosa con tal de evitar las miradas endurecidas de las de mejor reputación. 

Siempre hace este recorrido al medio día, y siempre sola, con la única compañía de sus pensamientos, que también la acusan de haber gastado sus mejores años en un recorrido accidentado e infructuoso. Se siente en un callejón sin salida, sabe que nunca podrá devolver el tiempo ni borrar su historia y se resigna a seguir un camino equivocado, intimando con un hombre en una relación que no la llevará a ninguna parte. Lo sabe, pero piensa que lo necesita por el momento. Es como si siempre se conformara con migajas, o gotitas de agua que calmen su sed de amor y de felicidad. Es una pena. 

Ella lo alcanza a ver: está sólo, sentado en medio de la nada. Es extraño que haya alguien por aquí y a esa hora. Parece una alucinación.  Cuando sus ojos se encuentran con los del príncipe, él ve la necesidad y el dolor dentro de ella. Ve la cisterna que permanecerá siempre vacía en su alma a menos que él la llene. Mediante sus ojos él entra y ve en el pasado de ella con ternura. Ve cada una de las llamas de su pasión y cada pasión  que se ha quemado en fracaso. A esa mujer anónima que ha fracasado en la vida, él le da una profunda lección de espiritualidad, una extraordinaria revelación que contrasta con su vida  hasta ahora distante de Dios y de sus principios.

 El príncipe la confronta consigo misma y le ofrece el don de Dios: agua viva. No es algo que se pueda ganar, no es un premio que se pueda obtener. Es un regalo que se recibe y se acepta. 
 
Ella lo ve  al principio como un simple judío, luego un señor,  después  un profeta. Y ahora lo ve como quien realmente es, ¡EL MESIAS!. En ese momento íntimo de comprensión, la libertad la ha invadido,  y siente gozo y paz que nunca conoció. La transformación es única. No es un capítulo nuevo de su vida, es un nuevo libro. Es un registro nuevo, una nueva canción. Ya no es una cisterna seca, es un salto infinito de  agua abundante y fresca.

 
–Recreación de la historia de la Samaritana.
 Evangelio de Juan, capítulo 4.
18-Aug-2012

jueves, 16 de agosto de 2012

DANILO MEDINA, NUEVO PRESIDENTE DE REP. DOMINICANA

En este día, 16 de Agosto del 2012, y con  el marco de la conmemoraciòn del 149 aniversario de la Restauraciòn de la Rep. Dominicana, asume la presidencia del país, el Lic. Danilo Medina. 

sábado, 11 de agosto de 2012

SEDUCCION COMERCIAL


Diez personas alrededor de una mesa trabajando juntos por horas, y sin embargo, hubo un punto en el que todo y todos quedaron como un trasfondo y el coloquio se transformó en un diálogo entre él y yo. Yo no quería ni hablar,  solo oír esa voz cautivante que, evidentemente,  se desconectó del resto y me abordó a mí, ¿El tema de sobremesa? La locución. Yo pensaba dentro de mí: “ Oh Dios pellízquenme” . Estaba frente a uno de los magníficos talentos de CNN en Español y yo era el centro de su atención. ¿Cómo escapar de una burbuja de encanto en la que  caes de repente? 

Su productor intervino al discreto llamado del famoso locutor, quien le susurró algo al oído. Este, cual lazarillo ayudante, debía resolver algo. El productor, con tono afable se dirigió a mí y me dijo: "Pareces una chica amable, por eso tengo la confianza de pedirte esto a ti: (¡¿¿???!) Fulano (El locutor) fuma y tiene varias horas nervioso, porque no tiene fósforos. ¿Podrías conseguirnos algo para él encender su cigarrillo?" Y entonces el príncipe de voz extraordinaria sacó de su chaqueta un cigarrillo y lo sostuvo entre sus dedos como si su alma estuviera dentro de ese pequeño cilindro.

Me aturdí con la petición y sentí que sí, me habían pedido algo un tanto incomodo para mí; pero me ausenté un rato y regresé con los cerillos. Avancé de frente hacia el locutor como una modelo de pasarela, con la cajita de fósforos  discretamente atrapada en mi mano derecha. Lo miré de frente y el mundo se me fue al piso. Puse la caja en su mano con discresiòn,  engolé  la voz y le dije lo que había ensayado en el breve trayecto de regreso: “Con gusto encendería su cigarrillo, pero tengo una campaña contra el tabaco”. El soltó ambas cosas en la mesa, en un gesto breve de disgusto, no los volvió a tocar y pensé que había desistido de fumar allí. Levantó su rostro hacia mí, y ahora estaba iluminado con una sonrisa de niño travieso, con una mirada entre seductora y desafiante.

 Entonces fue él quien engoló la voz y me dijo: “Un comercial de cigarrillos en tu voz sería extraordinario, y un comercial de cigarros con tu voz y la mía nos catapultaría. Lo escucharían en toda la región de habla hispana, y quizá la gente ni compre el cigarro, pero de que se detendrían a escucharnos nos escucharían, y te ganarías un viaje de plata por 30 segundos de tu voz”. 

 (Mi mente recorrió muy rápido el inventario de comerciales que he grabado: para escuelas e iglesias nada más). Y me atreví a decir, “Eso estaría en contra de mis principios”,  Entonces  su productor intervino y me dijo: “Es que no sabes cuánto sería la plata” –Su comentario me hizo reír  mientras respondía “Oh! Tendría que ser mucha, mucha plata!” y desperté entre carcajadas…justo antes de vender mi alma.  Hace días que no soñaba nada interesante. 

Oración matutina: “Señor líbrame de las tentaciones. Amén”. 

Posdata: Fumar es perjudicial para la salud

 Gthompson.
11-8-12

miércoles, 1 de agosto de 2012

EXTRAVIO MATERNAL


Obviamente mi bebé no está preocupado. Está muy seguro y a gusto apretujado entre mis brazos y recostado de mi hombro.
Pero yo si estoy preocupada. Voy a pie por una calle desconocida intentando saber dónde estoy, buscando orientación. 

Me acerco a una escuela y entro. Veo una mujer atravesando el patio hacia una explanada donde se celebra una graduación. Abordo a esta persona, pero parece no entenderme, y yo tampoco a ella. Pero me hace señas que salga a la calle por otra puerta… ¿Me estará echando?

En esa puerta hay un par jóvenes uniformados, que me miran con algo de pena. Es una chica y un chico. Ella le quita a mi bebé la gorrita que lleva en la cabeza y descubre que tiene un segundo gorro. Se ríe sin decir palabra y trata de poner la gorra en su lugar como estaba. Yo también llevo una gorra. 

Salgo de la escuela y al hacerlo estoy en una esquina donde un poste tiene los nombres de las dos calles en intersección. No me dicen nada. No sé donde estoy. A lo largo de la calle veo un mercado libre, arrabalizado y sin evidencias de que pase transporte público por ahí. Veo un par de mujeres sentadas en un bazar, una sonríe, mientras la otra la peina colocando adornos entre sus trenzas. Parecen indígenas. Un poco más lejos, veo varias mujeres con incontables niños pequeños a su alrededor. Apretujo aun más a mi bebé. No quiero pensar que me lo arrebaten.

 Camino de prisa y el panorama cambia. Aun no sé dónde estoy pero ahora parece que el vecindario, aunque pobre, me es familiar. En la entrada de una casita una señora que vende chucherías me habla como si me conociera, le presto atención como si la entendiera, pero no la entiendo, y otro señor desde dentro de la casa  me hace señas invitándome a pasar. Me luce amable ¿Será que me conoce? 

Entro la casa, está semioscura, y me siento sobre un banco de madera, estoy como aturdida,  pero como tranquila de que llegué a donde debía llegar. ¿Será esta nuestra casa?  Descanso al niño sobre el banco y al fin soy capaz de dejarlo suelto. ¡Sabe caminar! Y da pasos alejándose de mi….pero no quiero que se aleje!  Y me abalanzo a agarrarlo de nuevo. 

El brusco movimiento, acompañado de un llamado audible ¡Ven!,  me despertó esta mañana,  y en la soledad de mi habitación descubro que el bebé no está. Nunca ha estado. 

Gthompson

1-ago-12