"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


lunes, 30 de noviembre de 2009

REFLEXION POR LA NO VIOLENCIA


La Jornada de Reflexión para la no violencia hacia la mujer fue un evento muy significativo en el que tuve el privilegio de participar como panelista y conferenciante. Tengo ahora el agrado de publicar una síntesis de mi intervención en el Panel, junto a destacadas damas de la región este de la Republica Dominicana, donde cada una planteó un área de las muchas que involucra el complejo tema de la Violencia contra la mujer.

Patrones culturales y políticas públicas que inciden en el cuadro de violencia que enfrenta la mujer.
-Por Georgina Thompson-

¿Cómo puede ser que, a pesar de todas las medidas que se adoptan para luchar contra la violencia de género, no se consiga erradicar el problema? Lo mejor sería que no fuera necesario tener un día de la no violencia contra la mujer, ni tener que realizar marchas, movimientos, protestas, campañas, cabildeos legales…

Los seres humanos fuimos creados por Dios para vivir en comunidad. Sin embargo, por el pecado, las relaciones que se establecen están llenas de intereses egoístas, beneficios personales e inhumanos. Este no es el plan de Dios. Su propósito de vida esta definido por relaciones justas, iguales y armoniosas entre sus criaturas.
Por lo tanto, la configuración de la sociedad actual, al igual que a través de los tiempos, ha estado llena de violencia, poder y fuerza para sobrevivir. Es así, que desde el capítulo cuatro de Génesis, se registra el primer acto de violencia entre la familia y la sociedad. De allí en adelante, como consecuencia del pecado, las relaciones personales y sociales están llenas de sangre, dolor, abuso y profundos desequilibrios.

En consecuencia, desde que se nace hasta la muerte, reaccionamos en forma violenta, agresiva y sufrimos las consecuencias en nuestro caminar.
Por más esfuerzos realizados, tal parece que no podemos eliminar los patrones que promueven y perpetúan dichas relaciones. Sin embargo, es posible tomar conciencia de ellos, articularlos y asumir una posición cristiana en nuestro quehacer y ministerio pastoral.
La casa y la familia, en particular, son el espacio no sólo físico sino social y emocional primario de todo ser humano. Por tanto, debería, al menos en teoría, brindar las condiciones para la máxima realización y desarrollo de las personas. No obstante, la realidad nos demuestra lo contrario. Porque la mayor parte de las situaciones de violencia suceden en la “intimidad de la familia y de la casa”. Mujeres, niñas y niños no encuentran seguridad dentro ni fuera de la casa, porque igualmente, son violentados en la calle, colegios, universidades, lugares de trabajo, e instituciones religiosas.
Los estudios realizados permiten afirmar que la violencia de género es una actitud aprendida, que se construye a partir de patrones de valor masculino, que otorgan una categoría de superioridad de unos seres humanos sobre otros.

¿Patrones culturales?


  1. Si usted nació mujer ya está en  peligro. Solo por ser mujer ya usted esta en peligro, en su casa, en la escuela, en el trabajo, en la calle…


  2. La mujer como objeto sexual, como objeto publicitario, como adorno decorativo, como carnada de mercadeo. La mujer objeto no es respetada, es usada, es una propiedad más. El patrón cultural insinúa que la mujer es comprable, usable, y desechable.


  3. La violencia en sentido general, promovida en los medios, en los videojuegos y potenciada por el alto consumo de sustancias como drogas y alcohol. La cultura de violencia que hace a muchas familias habituarse al manejo de sus conflictos (pequeños y grandes) por medio de lenguaje y reacciones agresivas.


  4. Que la mujer tenga que pagar más “impuestos”, para lograr lo mismo que el hombre. Si quieres destacar profesionalmente, debes tener mucho más alto nivel de preparación y aceptar salarios inferiores. Cual es el patrón aquí: dar más y recibir menos. El acoso en el ambiente laboral es una epidemia silenciosa, a la que muchas mujeres tienen que resistirse por dignidad, pero pagando un alto precio por no tener elementos suficientes que sustenten una denuncia.


  5. Que la mujer continúe siendo enseñada bajo patrones que fomentan el machismo. Hay muchos prejuicios, mitos, cinismo e ignorancia gobernando las actitudes y las conductas de los individuos en nuestra sociedad. (Ej: Que nadie se meta en pleito de marido y mujer, que la mujer es provocadora, y por tanto se gana el maltrato…)

El objetivo debe ser  erradicar violación sexual, violencia doméstica, la trata con fines de explotación sexual, los llamados “delitos de honor” o la ablación o mutilación genital femenina. Debemos hacer frente a las causas de la violencia mediante la erradicación de la discriminación y el cambio de las mentalidades que la perpetúan.


¿Políticas públicas?

  1. Las leyes son insuficientes, y pobremente aplicadas, a veces hipócritamente promovidas de acuerdo a intereses políticos particulares y coyunturales.


  2. El sistema es aun débil en responder a la realidad. El personal que atiende los casos denunciados necesita ser solidario, empatizar con las victimas y no subestimar el nivel de riesgo que estas viven.


  3. No hay programas de prevención. La prevención necesita ser diseñada, premeditada, insertada en todos los escenarios que inciden en los cambios sociales. 

El papel de la Iglesia.
La iglesia tiene un papel fundamental en este orden, para promover que todos los seres humanos somos iguales en dignidad, del mismo valor ante nuestro creador. La iglesia esta llamada a ser agente que compasión, agente de transformación, está llamada a promover los valores espirituales que modifiquen los valores distorsionados y prejuiciados con que pensamos y actuamos. La iglesia está llamada a clarificar las doctrinas que muchos malinterpretan para no intervenir en casos de real abuso.
La iglesia está llamada  a ser la mano de Dios, confortando a los que sufren violencia, Jesús vino a sanar a los quebrantados de corazón, y ha prometido, y esa es mi mayor esperanza, que un día, el enjugará toda lágrima de nuestros ojos.
Aunque la tarea sea enorme, aunque el gigante de la violencia parezca invencible, más grande y más invencible debe ser nuestra voluntad de enfrentarlo. Dios está de nuestro lado.


viernes, 27 de noviembre de 2009

EN LA ROMANA, REPUBLICA DOMINICANA...


Este Viernes 27 en la noche, tenemos la responsabilidad de presentar una conferencia sobre la Mujer de Hoy,
sus responsabilidades y retos.
El Sabado en la tarde, participaremos en un panel sobre la situaciòn actual de la mujer la violencia y discriminaciòn que confronta, no solo en el ambito privado del hogar, sino en los espacios pùblicos, planteando los patrones culturales y polìticas pùblicas que inciden en el cuadro de violencia que enfrenta la mujer. 

jueves, 26 de noviembre de 2009

LOS PAVOS DE LA SUERTE



El Día de Gracias en Estados Unidos es el día de la desgracia para millones de inocentes pavitos que hoy adornan preciosas mesas alrededor de las cuales las familias se reúnen para compartir.

Dos pavos resultaron agraciados al recibir el “indulto” en una ceremonia oficial en la Casa Blanca. Courage y Carolina, llegaron a Washington desde una granja de Carolina del Norte, librandose así del “genocidio de pavos” que ocurre anualmente en suelo americano. ¡Larga vida y salud a esos nobles y dichosos pavos!

miércoles, 25 de noviembre de 2009

LAS MIRABAL: HEROINAS DE LA DIGNIDAD



25 de Noviembre: Día Internacional para la Erradicación de la Violencia contra la Mujer. Esta fecha se celebra en honor a las hermanas dominicanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, vilmente asesinadas por el dictador dominicano Rafael L. Trujillo el 25 de noviembre de 1960.

Asociando ideas sobre nuestros héroes nacionales,  veo que contamos con tres hombres que son los principales iconos de la independencia en República Dominicana, Duarte, Sánchez y Mella.

Hoy acudimos a la efeméride que revive la trayectoria de tres heroínas de la dignidad. Mujeres ilustres, valientes, de temple, de carácter, mártires que ofrendaron su vida por la libertad de su país.


En cada mujer maltratada del mundo hoy vemos a una hermana Mirabal. No debe haber espacio en el mundo para el maltrato a la mujer ni para los regimenes que violan todos los derechos humanos de las personas en sentido general.

Hoy quisiéramos ver algo más que actos solemnes, quisiéramos ver políticas públicas coherentes y eficaces en pro de la erradicación de la violencia. Quisiéramos una educación capaz de prevenirla,  una educación que ayude a revertir los patrones culturales que inciden en este espantoso cuadro de abusos  y discriminación que enfrenta la mujer en todo el planeta. Ya no queremos más historias de dolor.

Quisiéramos que el sacrificio de Las Mariposas, finalmente garantice la libertad y el derecho de cada mujer en el mundo. Que así sea.

martes, 24 de noviembre de 2009

NECESITO UN MILAGRO

A una hora inusual y  sin premeditarlo, a media mañana  me tendí sobre mi cama boca arriba y con los ojos abiertos, como si mi vista traspasara el techo, le dije a Dios: “Señor, necesito un milagro” después de unos segundos de silencio y con unas inexplicables lágrimas, dije: “Bueno, Señor creo que ha de ser  más de uno, talvez  tres o cuatro”.
 Y no dije más, me quedé ahí en silencio por un rato. Entonces, sin incorporarme aun, marqué el teléfono e hice una cita con mi peluquera, Patricia, con quien voy cada dos meses, porque vive al otro lado de la ciudad. “Trae un libro de Alimento para el Alma-- me pidió ella -- hay una vecina enfrente que leyó en  el mío y quiere obtenerlo”.

Llegué al salón  y cuando Patricia terminaba con mi cabello, llegó otra cliente. La recién llegada, una joven un tanto excéntrica permaneció callada hasta algún punto en que una frase mía introdujo el tema de la fe. Espontáneamente esta joven hizo un chiste que evidenció que de alguna manera ha estado expuesta al evangelio. Procedí entonces a preguntarle directamente si tenía a Cristo en su corazón. Dijo que debería tenerlo, porque sabe que él ha tenido misericordia de ella, pero ella le había fallado. Allí tuve que oírla confesar con sus propios labios que era hija de un  pastor, un hombre de Dios que había muerto hacia pocos meses, y que ella no tenía (por la vida ejemplar y el mensaje de su padre) ninguna excusa para resistirse al evangelio. Ya era hora de irme, pero sentí que allí empezaba el Padre a obrar el primer milagro. Patricia apagó la televisión y encendió su CD player con una selección de música cristiana. Ella se encargaría de darle seguimiento a esta alma, la tendría un par de horas en sus manos. ¡Pero! ¿Para quién era el libro devocional que me pidió? ¡Ah! Por poco se le olvida, era para una vecina de enfrente. “Ve tu misma, que ella va a saber” me indicó Patricia. Y así hice, crucé la calle, saludé a través del portón de hierro que rodeaba aquella casa y una señora, tal vez cerca de los 60 años, me pidió que esperara un minuto. Estaba tendiendo ropa en un cordel. Enseguida se acercó  y le mostré el libro, “Vine por que me pidieron que le trajera este libro”. Me abrió y me invitó a sentarme en su balcón, ella hizo lo mismo frente a mí en las clásicas mecedoras que amueblan tantas terrazas dominicanas.  La señora N., es católica, pero me dijo, “Dios ha hecho grandes cosas en mi vida” y por eso lo estoy buscando.  Creo que este libro suyo me puede ayudar ¿Usted cree que sí? Le aseguré que sí. Y yo siempre de prisa, no pretendía que esta cita no agendada fuera larga, pero estaba frente a otra alma sedienta de Dios La Señora N.  empezó a contarme que es dos veces sobreviviente de cáncer, de un riñón y de un seno, puso una mano en  su pecho para que notara el vacío en su costado derecho. En eso se aproxima una niña delgadita y frágil, y sonriendo con timidez se sienta junto a nosotras, a su falda se suben tres perritos chihuahua que la seguían. Le pregunto su nombre (G.) La Señora N. me informa que la niña también está enferma, que es diabética. Quedé asombrada de oír que a esa corta edad, (estimo que unos que tiene unos 10 añitos) pudiera alguien padecer esa seria enfermedad.  

Hallé en la señora N. otra mujer de esperanza, que ha librado batallas que otros tal vez no seriamos capaces de sobrellevar. Con mi tarjeta en sus manos, ahora sabe mi nombre. “Georgina, la historia se queda corta si le explico cómo Dios ha provisto cada centavo de mis costosas operaciones, terapias y medicamentos”. Por eso hoy se que debo buscarlo…” Entonces comienzo a compartirle sobre la necesidad de salvación, pero ella no me dejaba terminar, completando las frases, como quien ya sabe  lo que tiene que hacer: La invité a orar. Oramos por su salvación, oramos por su salud, por la salud de la pequeña G., y por la provisión de Dios para aquella familia. Al salir se nublaron otra vez mis ojos con lágrimas. ¿Serían estos los milagros que pedí? ¿Cuántos iban? ¿Tres tal vez?  Creí que había pedido para mí, pero realmente, repasando, nunca especifiqué qué estaba pidiendo, ni para quién. Claro, pienso que también hubo uno para mi: descubrir que cada vida que podamos influir, cada alma que podamos acercar al Señor, cada persona que podamos traer a los pies de Cristo, es más que un milagro.

lunes, 23 de noviembre de 2009

GIMNASIA PARA LA VOZ



Locutores, cantantes, oradores y maestros, entre otros profesionales, tienen el reto de cuidar celosamente de su garganta y ejercitar su voz. No crea que una voz privilegiada es solo un don, es el resultado de una disciplina premeditada. De mis viejas notas de locución, he aquí un par de sugerencias, de las muchas disponibles para este fin.

Auto evaluación.
Para conocer el registro de su voz, grabe un piloto de radio. Detecte las muletillas, titubeos, velocidad, dicción, pronunciación. Escúchese. Corrija deficiencias y siga adelante para superar sus flaquezas.
Ejercicios de respiración

La respiración correcta se denomina diafragmática, porque depositando el aire en el abdomen se logra que el músculo del diafragma sea el soporte y la catapulta del aire que hará vibrar sus cuerdas vocales. Aspire profundamente y mida el tiempo que puede leer hasta necesitar aire nuevamente, o, también, prolongue una vocal (Ej. aaaaaaaaaa...) y cronometre su duración hasta que se quede sin aire. Probablemente serán 10, 15 o 20 segundos los que duró el aire. Esto quiere decir que no entró suficiente aire porque no se  ha acostumbrado al reservorio (músculos abdominales y pulmones), a acumularlo.  A esta falta de costumbre o de ejercicio, se debe que cuando se aspira profundamente en un campo abierto se tenga la sensación de ahogo.

Y si desea un auto evaluación diaria, pruebe con este ejercicio: respire y diga: "Gracias a mi gallina ponedora, los huevitos no me faltan. Diariamente tengo uno, tengo dos, tengo tres, tengo cuatro, tengo (así, continúe hasta que le alcance la respiración). El éxito estará en que cada día tenga más huevos... Esa será la mejor prueba de que está respirando más y mejor.(mejor poner los huevos en casa y no en pùblico ¿verdad?).  Le harà un gran favor a su voz.


domingo, 22 de noviembre de 2009

DECIDASE A DECIDIR.

"Hay tres clases de acciones: las que son buenas, las que son malas, y las que son dudosas; Debemos ser muy cuidadosos con las dudosas porque son las más peligrosas debido a que no nos alarman; y con todo insensiblemente nos guían a mayores transgresiones, exactamente como las sombras del crepúsculo gradualmente nos reconcilian con la oscuridad."
Tenga cuidado en su discernimiento, de todos modos, porque, "la vida esta hecha para obrar, y es tan corta, que si nos obstinamos en razonar cada uno de nuestro pasos, corremos el peligro de quedar inmóviles."
Un pensador dijo  que "ejecutar una mala acción es bajo; efectuar una buena acción, sin incurrir en ningún peligro es muy común; pero es de parte de un hombre grande y noble el hacer hechos similares, aunque esté arriesgándolo todo."
Y siguiendo la línea de pensamiento, otro  dijo, "Mejor es que erremos en acción y no que rechacemos hacer algo. La tormenta es mucho mejor que la calma, ya que declara la presencia de un  principio viviente. Para la mayoría esta vida no es un paseo, es una carrera.  El estancamiento es algo peor que la muerte, es también corrupción"
Así que la propuesta es: definamos lo que es bueno y sigámoslo. Decídase a decidir.

sábado, 21 de noviembre de 2009

OPRAH: HACIA EL FINAL DE UN CAPITULO


El Sabio escritor de Eclesiastés nos ha enseñado que todo tiene su tiempo y que todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora. Si hacemos un ejercicio de memoria, seguro podríamos dividir nuestra vida por capítulos,  pues hay momentos marcados en los que el rumbo de la misma cambió significativamente.

Pero hay capítulos más largos que otros, episodios cuyo desenlace nos toca decidirlo a nosotros y no a las circunstancias. Por eso, el anuncio de Oprah Winfrey sobre la culminación de su show tiene, a mí entender, mucho significado. Sus palabras sonaron agridulces, y así se pudo apreciar en el momento en que su rostro evidenció conmoción interior: “Amo este show. Este show ha sido mi vida”. ¿Está la reina de la TV norteamericana renunciando a la gloria de su poderoso imperio mediático? ¿Está  renunciado a su vida?

CAMBIO PLANEADO.

Amo lo suficiente este show como para saber cuando es tiempo de decir adiós. 25 años se sienten bien en mis huesos. 25 años se sienten bien en mi espíritu. Es el número perfecto, el tiempo preciso y correcto para decir adiós”.

Así que una temporada más, hará el final de este capítulo  menos traumático, tanto  para una audiencia que ha seguido día a día por dos décadas su luminosa trayectoria, como para la propia Oprah, porque, por más planeado que sea un cambio, siempre implica una crisis, siempre se vive un duelo, inevitable  y de magnitud impredecible, hasta el día después, cuando no hay que levantarse  a vivir por la misma razón que el día anterior.

Pero seguramente este cierre de capítulo no es un salto al vacío en la vida de una mujer tan exitosa (y ahí está la lección de vida que extraigo de esta reflexión). Asumo que es una transición del éxito al significado. Es el punto en el que todo lo que había sido motivación para vivir (logros, reconocimientos y progreso económico, etc.) queda a un lado para ir por algo más trascendente. Y a ese punto se llega, como Oprah afirma que llegó: después de mucha oración y cuidadosa ponderación.  

viernes, 20 de noviembre de 2009

VIOLENCIA: EN BUSCA DE UN ANTIDOTO


Por Marina Thompson (Yes, my sister)
Es conmovedora y alarmante la realidad que nos es presentada cada día por diarios y otros medios de comunicación. La violencia ha arropado nuestra sociedad con un manto cada vez màs oscuro e indescifrable, un fenómeno que se repite en todas las esferas sociales, en todas las regiones y que de una manera sutil ha sido permeado aun en muchos hogares cristianos. Es muy lamentable que los consejos de la palabra de Dios no estén siendo tomados en cuenta en algunos hogares.

El deseo de Dios es que la cabezas y guías de sus hogares, sustentadores y cuidadores de sus esposas, mantengan una comunión estrecha con El, una comunión que estè libre de una vida de ira y contienda.

Pablo expresa así: "Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar"; la oración sincera puede mucho, clamar por la ayuda de ese espíritu de poder, dominio propio y amor, que Dios ha dado a sus hijos, siempre será la mejor salida y Pablo añade la manera en que quiere que se ore: "levantando manos santas sin ira ni contienda"; esas manos que nos ha dado son para levantarlas a El en una actitud de paz y de armonía, nunca contra aquellos que Dios nos ha dado a cuidar.

En el momento de la prueba, cuando la ira acecha lista para atacar, eleva tus manos al Todopoderoso, no importa el lugar, y clama, El te ayudará.

    No cuentes hasta diez... Ora.

martes, 17 de noviembre de 2009

EL PUENTE


Por Alan Bachmann.
Traducido por Georgina Thompson.
Entre cualquier par de culturas hay un puente que cruzar. Algunos nunca lo hacen. Mientras menos equipaje cultural cargamos al cruzar dicho puente, será más fácil llenar nuestras vidas con la cultura a la que nos hemos comprometido. La resistencia aparece casi de inmediato si confundimos los sentimientos patrióticos  con el rol de embajadores para representar al Señor tan libres como sea posible de los accesorios culturales del “otro lado del puente”.

El tiempo  nos enseñó algunos trucos. Mas adelante, cuando estudiaba para los exámenes de admisión de la universidad Brasileña, las discusiones políticas  cesaban rápidamente cuando mi respuesta era: “Hey, yo nací allá, pero vaya y busque  a quienes sepan sobre política americana y pregúntele a ellos.”. La implicación era que yo era políticamente ignorante.  Llegamos a ser amigos y ellos comenzaron a exaltar su cultura y sus perspectivas.

Años más tarde cuando la gente preguntaba mi nombre, yo giraba hacia un real acento alemán  sobre Bachmann, así que en los diferentes países de Latinoamérica donde trabajé, ellos exclamarían sin sentimientos negativos: “alemán ¿verdad? A lo que yo solo añadía: ¿Cómo se dio cuenta?  Y ahí terminaba la cuestión de las raíces. Si usted no hace un caso de esto, los demás tampoco.

Cuando llegamos a Brasil, pronto tuvimos una primera impresión del cruce del “puente”. Con una aguda observación y el útil consejo de amigos brasileños muy pacientes y solidarios, muchos contrastes salieron a la luz.  Regla numero uno: cualquier cosa que tratamos de comparar con nuestra cultura de origen, probablemente tendría un marcado contraste con ella.

En el Brasil del ayer, las camisas de los hombres eran ajustadas, aun en las mangas y tenían 5 botones.  Los pantalones tenían buena terminación y lucían muy elegantes. Los zapatos eran muy bien hechos, siempre de piel real.  En ese entonces, la mayoría de los trajes eran hechos por sastres o modistas, que abundaban en esos días y todos era muy buenos en su negocio. La globalización ha hecho una devastación de raíz en la cultura y la identidad brasileña.

Yo tenia un estupendo traje de lino blanco, hecho para “reuniones domingueras” Yo quería lucir como cualquier hombre del pueblo. La identidad surgió cuando visité una modista  quien tenía una larga carrera  en la costura para mujeres de clase alta, con mucha demanda y buena paga.  Esta señora sabía que yo era americano. Cuando  me abrió la puerta me miró a mí y la ropa que vestía, ella exclamó espontáneamente:

“¡Usted es brasileño!” fue una ilusión momentánea. Me sentí muy bien. Al menos estaba logrando parte de la apariencia correcta en este lado del puente.

Bárbara entró en contacto con una chica que era secretaria ejecutiva. Ella caminaba a lo largo de la acera con una sobrina tomada de la mano.  Ninguna chica brasileña salía sola de la casa. ¡Eso daba un mal mensaje! Pronto la joven se detuvo en frente de la puerta de madera de la casa en que vivíamos durante la escuela de idiomas.

Nuestra hija Beth y la sobrinita pronto  se hicieron amigas desde la misma puerta. Bárbara y la joven llegaron a ser muy buenas amigas. Altanira empezó a llevar a Bárbara al mercado abierto  para comprar; a las peluqueras, a las modistas, a cualquier lado y a todos lados. Altanira se convirtió en una sombra de Bárbara y regateaba precios y hacia compras que Bárbara aun no sería capaz de hacer. Ella estaba aprendiendo  todos los trucos de su amiga.

Yo tomaba dos autobuses para atravesar el pueblo  cada mañana para ir a las clases de idioma. En el autobús, conocí un amable estudiante de leyes. Cuando Mario supo que yo quería conocer la mentalidad brasileña, y el cómo y el por qué de las cosas, se apegó a mí con todo entusiasmo. Era obvio para mí que aprendería mucho si no mostraba inconformidad o desacuerdo con todo aquello que contrastara con el otro lado del puente. Después de todo, él sabía lo que estaba diciendo. ¿Por qué cuestionar? La objetividad de mi parte era la clave para el aprendizaje.  No hacer comparaciones con la vida y práctica en el otro lado del puente, seria de mucha utilidad.

Una mañana, yo abordé el autobús con sandalias de piel y medias. Mario me miró visiblemente turbado. “¿Qué hace usted yendo a la escuela con fiebre, y encima de eso fue y se afeitó?” La presencia de las medias sugería que uno tenía fiebre así que también debía evitar afeitarse. Cada vez que usaba mis manos al hablar, si él me pescaba usando un gesto correspondiente al otro lado del puente, rápidamente me advertía sobre el ademán y porque no podía usarlo en la cultura. ¡Wao! ¡Aprendí rápido!

THE BRIDGE

By Alan Bachmann.
Between any two cultures there is a bridge to cross. Some never make it! The less cultural baggage we carry across the bridge, the much easier it is to fill our lives with the culture we have betrothed. Resistance appears almost immediately if we confuse patriotic sentiment with the ambassadorial charge to represent our Lord as free of cultural trappings from the “other side of the bridge” as possible.Time taught us some tricks.
When I later studied for entrance exams to Brazilian university, political challenges quickly ceased when my response was, “Hey, I was born there, but go ask somebody who knows about American politics and ask them”. The implication was that I was a political ignoramus. We became friends and they began extolling their culture and outlook.I later years when people would ask my name, I would spin a real German accent on Bachmann so that in the different countries of Latin America where I worked, they would exclaim with no negative sentiment “Aleman! No?” To which I just asked: “How did you guess?” And there ended the question of roots.  If you don’t make a case of it, others won’t.
When we arrived in Brazil, we soon had a first impression of crossing the “bridge”. With keen observation and helpful advice from very patient and sympathetic Brazilian friends, many contrasts came to light. Rule number one: whatever we tried to compare with our culture of origin would probably be in stark contrast to it.
In the Brazil of yesteryear, men’s shirts we very form fit, even to the sleeves and had 5 buttons. Trousers were well fitted and looked pretty classy. Shoes were very well made, always of real leather. Then most apparel was done by a tailor or seamstress of whom there were so many and all very good at their trade. Globalization has made devastating inroads to Brazilian culture and identity.
I had a nice white linen suit made for “Sunday go to Meeting”. I wanted to look like any other man in town. The identity came out when I visited a seamstress who had a long career in sewing for the upper class women who of could demand and would pay well. This lady knew I was an American. When she opened the door, looked at me and the clothes I wore, she spontaneously exclaimed: “You’re Brazilian”. It was a momentary illusion. I felt great. At least I was getting part of the visual right on this side of the bridge.
Barbara connected up with a gal who was an executive secretary. She would walk along the sidewalk with a niece of hers in hand. No young Brazilian girl left the house alone. It gave a wrong message! Soon she was stopping in front of the wooden gate at the house we lived in during language school.
Our daughter Beth and the little niece soon were making friends through the gate. Barbara and the gal became very good friends. Altanira began taking Barbara to the open market to shop; to the hair dressers; to the dressmakers; anywhere and everywhere. Altanira became a shadow for Barbara and would dicker prices and purchases that although Barbara could not yet do this, she was learning “all the ropes” from her friend.
I took two buses across town each morning to the language courses. On the bus I met a very fine law student. When Mario learned I wanted to know the Brazilian mind set and the how and why of things, he latched on to me like with all his enthusiasm. It was obvious to me that I would learn much if I showed no displeasure or disagreement at all that was in contrast from the other side of the bridge. After all he knew what he was saying. Why question? Objectivity on my part was the key to learning. No “comparisons” with life and practice on the “other side of the bridge” would bring any help. 
One morning I boarded the bus with leather sandals and socks. Mario looked at me visibly shaken. “What are you doing going to school with a fever. And to top it all off, you went and shaved”! The presence of socks suggested you had a fever so you would also remain unshaven. Every time I would use my hands talking, if he caught me using a gesture from the other side of the bridge he would quickly warned me of the meaning of the gesture and why I could not use it in the culture. Wow! Did I learn fast!

lunes, 16 de noviembre de 2009

¡EL FESTIVAL DE LA ALEGRIA!


En El Arte Producciones y el Concilio Cristiano Templo Bíblico de la República Dominicana presentarán el próximo 21 de noviembre desde las tres de la tarde en el Palacio de Los Deportes de Santo Domingo, Rep. Dominicana, el espectáculo evangelístico infantil “Festival de la Alegría”.

El Festival de la Alegría es una obra musical que se desarrolla a través de un científico que en su laboratorio trata de crear la fórmula de la alegría y la felicidad con el fin de acabar con la tristeza de los niños y niñas.
Este espectáculo tiene como misión transmitir el evangelio y llevar la presencia de Dios a los niños y niñas de una forma divertida, de tal forma que los menores puedan valorar el gran amor de Dios en su vida.
Para mayor información acerca del ministerio puede acceder a www.enelarteproducciones.com. 809-670-9075. Sarah Pascual.

domingo, 15 de noviembre de 2009

COMER SIN HAMBRE/HAMBRE SIN COMER

Es notorio el papel protagónico de las picaderas y comidas en los eventos sociales en que participamos. La queja de muchos comensales  respecto a esos brindis, que fluctúan entre lo simple y lo espléndido, es que no pueden negarse a ellos y  que estos atentan contra sus regimenes dietéticos. En la más reciente velada que disfruté, una amiga (que días antes desfallecía por falta de energía debido a la rigurosa dieta que lleva),  me dejó boquiabierta cuando me pasó por el lado, llevando en una mano  un plato rebosante de lasagna, ensaladas, aceitunas y otras exquisiteces, y en la otra un gran vaso con soda. Al ver el desconcierto en mi rostro,  ella dibujó una sonrisita con  la que maquilló su sentimiento de culpa y me dijo: “Mañana vuelvo a la dieta”.
En nuestros hogares, la comida es un elemento alrededor del cual giran muchas dinámicas. Hay familias que, aunque humildes en recursos, se esmeran por poner en la mesa el fruto de una gran destreza y creatividad. Hay señoras que, aunque nunca saborearon el pan de la educación, tienen verdaderas maestrías cuando de cocinar se trata.  Hay también,  aunque en menor número, algunos caballeros que en materia culinaria nos llevan muchas millas a las “pretenders” que hacemos nuestro mejor esfuerzo frente a la estufa.

En esas dimensiones que acabo de referir, la comida es un arte y comer es un capricho, una dosis de placer que involucra, sin exagerar, todos los sentidos.

Un contraste surge repentinamente en mi reflexión: la sombra gigantesca de la crisis alimentaria que se extiende en el planeta. La realidad de que más de mil millones de seres humanos padecen de desnutrición crónica, debería ser un dato de mayor dominio público. Recientemente Jacques Diouf,  director de la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación)  hizo una huelga de hambre para mostrar solidaridad con los hambrientos y atraer la atención de los líderes  mundiales que tienen la prerrogativa de implementar las acciones ya definidas en los acuerdos hasta ahora logrados para revertir la crisis alimentaria. Eso me dejó pensando qué tanta influencia y eficacia tienen los organismos de esa naturaleza para lograr algún progreso medible y evidente. Percibo a Diouf como al profeta del mar de Galilea, “Una voz que clama en el desierto”.

Ahora (no se porqué) mi mente siempre asocia el concepto de la huelga de hambre con el ayuno, una disciplina espiritual practicada por la mayoría de las confesiones de fe en el mundo. Es una especie de rito en el que, de nuestra propia voluntad, prescindimos de comer por un tiempo establecido, con un propósito espiritual.

Resumiendo:
Entre los comen sin hambre y comen solo por capricho o placer,
Entre los que  se someten a dietas con objetivos de salud y belleza,
Entre los que hacen huelga de hambre,
Entre los que ayunan,
El hambre es una elección.
No hay miedos ni traumas
cuando se tiene garantizado
con qué saciar nuestro apetito.
Mientras muchos nos la pasamos comiendo sin hambre, aquellos millones pasan hambre sin comer, en una lenta y dolorosa forma de vivir muriendo. Quizá algunos de los que se cuentan en esa cifra, estén a poca distancia de nosotros. Consideremos seguir el principio que nos enseña la alimentación de los 5 mil  en el Evangelio. Jesús Peláez en un artículo titulado: “La multiplicación de los panes” escribe:
“Esta es la enseñanza de Jesús: el verdadero milagro no consiste ya en que cada uno se busque la vida por su cuenta (disolver la multitud) ni en tener dinero para comprar (lo que resulta imposible para gran parte de los ciudadanos de la tierra), ni en multiplicar el pan (como se puede hacer hoy gracias a la tecnología; aunque esto seguirá siendo necesario para abastecer a la humanidad). El verdadero milagro pendiente consiste en poner en práctica en la vida de cada día la enseñanza de Jesús: aprender a compartir, a poner en común lo que se tiene, a partir, a repartir y a servir.” Piénselo.


sábado, 14 de noviembre de 2009

FILTROS EN LA COMUNICACION


El lenguaje es quizás una de las más hermosas dimensiones de la naturaleza humana. Por eso, de todas nuestras interacciones, la más importante es la comunicación. Curiosamente, tambien resulta ser la más frágil.

Estamos rodeados de toda clase de mensajes auditivos, visuales y no verbales. No recuerdo dónde leí que, en un día común y corriente,  el hombre habla más o menos 45 mil palabras y la mujer 60 mil, y que estamos expuestos a más 80 mil palabras de información en un día. Nuestros ojos procesan más de 50 mil imágenes distintas cada día. Sin lugar a dudas el ser humano está en constante conversación e intercambio. Sin embargo, una de las “discapacidades” de mayor prevalencia en el plano social es la falta de comunicación. ¿A qué se debe?

Nuestro diario vivir exige de nosotros una constante participación en algún tipo de comunicación. Esto es inevitable. Comunicarnos implica muchos elementos: Lo que decimos y cómo lo decimos (con las expresiones faciales, con la mirada, la posición del cuerpo, etc.). Se ha determinado que  lograr que una persona crea lo que le estamos diciendo depende un 7% de lo que decimos, 30% de cómo lo decimos y 55 % de lo que comunica nuestro cuerpo.  Por eso, cuando la parte gestual y la visual no corroboran nuestras palabras, es difícil ser convincente,  aunque sea cierto lo que expresamos.

Es fácil para los padres  hablar con los hijos, sin comunicarse bien con ellos; Los amigos conversan sin comprenderse; todos los días somos bombardeados por muchísimos mensajes sin que asimilemos su significado. La comunicación es el esfuerzo de crear entendimiento, acercamiento y superar los desacuerdos; se constituye en un puente que une aun cuando existan opiniones distintas.

La comunicación interpersonal, es una calle de doble vía, y en cada carril hay “filtros” (otros los califican de “ruidos” o “barreras”)  que afectan la interpretación y aceptación de los mensajes.

George Ninan, en su obra “Who is listening?”  plantea una clasificacion de los filtros en la comunicación.

Ø     Filtros  mecánicos (o tecnológicos, como la TV, teléfono, computadores, etc.)

Ø     Filtros de habilidad (los niveles de competencia en comunicación que una persona sea capaz de  desarrollar y perfeccionar),

Ø     Filtros de credibilidad (el nivel de confianza que tenga el receptor respecto al emisor),

Ø     Innumerables filtros culturales (que requieren un escrito aparte para ser planteados con precisión), y los

Ø     filtros de actitud (nuestra afinidad o aversión respecto a situaciones, objetos, personas, grupos o cualquier aspecto de nuestro entorno).

Por tanto, comunicarse efectivamente implica que, a pesar de los filtros,  logremos que el significado original sea transferido y comprendido con la mayor fidelidad.  Es un enorme reto.


viernes, 13 de noviembre de 2009

CAMBIO CLIMATICO

El cambio climático y sus repercusiones en la calidad de vida del ser humano es preocupación de muchos y algunos lo han convertido en una causa.  Los problemas ecológicos que sufre el planeta son responsabilidad directa de la acciòn humana. El diseñador inteligente, como algunos llaman al creador, puso en manos del hombre la administración de la tierra y  todo cuanto existe sobre ella.


Todo lo hizo hermoso en su tiempo, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin” (Eclesiastés 3:11).


La maravillosa sincronización, armonía y perfección de lo que Dios hizo es una demostración clara de su creatividad, sabiduría y poder. Pero el abuso consciente o inconsciente que hacemos de los recursos naturales y la alteración del orden ecológico afecta todo el sistema.


¿Qué significado tiene para nosotros la realidad de un Creador de todo cuanto existe? Creo que tiene mucho significado, porque debemos agradecer el privilegio de formar parte de su plan eterno y aprender a valorar, cuidar y optimizar los recursos que puso a nuestra disposición para disfrutarlos y vivir en plenitud.


 Por ello, quiero reproducir en este blog, un video que nos concientiza sobre la urgencia de actuar ante los peligros que enfrenta nuestro hábitat.


domingo, 8 de noviembre de 2009

LAS VICTORIAS DE VICTOR



Higuey, Republica Dominicana.-  Ese jueves era feriado y yo había prometido semanas antes, que ese día por fin visitaría a Víctor Reyes, después de 8 o 9 años sin verlo, a pesar de tenerlo presente en la mente y el corazón. Cada año preguntaba por él  y me daban buenas noticias sobre su persona.

En agosto de 1998, Víctor, un joven demacrado y ansioso, tocó la puerta de mi oficina. ¡Cuantas veces tuve que abrir esa puerta orando que Dios me guardara por no tener idea de quién ni con qué intenciones llegaba sin anunciarse!

No recuerdo los detalles, --parece que Víctor los recuerda mejor que yo—solo se que me vi.  ante una disyuntiva tremenda, porque este joven pedía ayuda como si su vida dependiera de mí. Estaba atado por la adicción a las drogas, y había tocado todas las puertas. Esta puerta, la de Radio Trans Mundial, dijo, sería la última. Ya nadie, ni su madre, creía en él, no tenia a donde ir… (¿Porque habría de creerle yo, que lo veía por primera vez?)

La misericordia de Dios se manifestó. Después de un breve momento de turbación y desconcierto, empecé a marcar un teléfono; mi llamada fue atendida y poco tiempo después, ese mismo día, representantes de Reto a la Juventud (Teen  Challenge) se comprometieron a ayudar. Claro, RTM tendría que gestionar apoyo para la estadía de este joven en su programa. Lo hicimos.

Víctor mismo cuenta las dificultades del principio y  como poco a poco fue dejando atrás su doloroso pasado. Por algún tiempo el personal de RTM fuimos su única familia. También eso él lo recuerda mejor que yo, una cena de navidad en que otros compañeros compartían con sus parientes sanguíneos, excepto él, pero aun así, estaba feliz, pues ya contaba con Dios como su padre y nosotros como sus amigos.  Más adelante, Víctor recuperó la confianza de su madre, y de muchos otros familiares. Fue capaz de regresar a su antigua vecindad para testificar a los jóvenes  sobre lo que Dios hizo por él. 
Hoy Víctor es un creyente maduro, esposo y padre de dos hijos. Pero no solo eso. Antes de terminar el programa de Teen Challenge, se sintió inclinado a ir al seminario Teológico, sin embargo, Dios parecía llamarle a trabajar directamente con jóvenes que como él querían liberarse de la maldición del vicio de las drogas.


Por eso ahora Víctor está al frente de un programa que ha llamado EL HOGAR DE MI PADRE,  (Basado en la historia del Hijo Pródigo, Lucas  15:18). De esta obra  ya puede contar con gozo que han salido jóvenes completamente sanados y libertados por el poder y el amor de Dios.






El hogar de mi padre, está ubicado en la provincia de Higuey, a unas tres horas de la capital dominicana,   en un terreno rural, prestado por dos años, y con una sola casita en la que falta una pared, pared que no han  puesto para soportar el agobiante calor del verano. Dentro de la casita, hay una hilera de literas con mosquiteros, cada una es el espacio privado de los jóvenes internos. Pude ver que tienen sus ropas colgadas, bien organizadas.  Estos muchachos lucen tan sanos, tan sonrientes, tan ingenuos, ¡quien diría que luchan con una atadura tan temible!  Solo en uno de ellos notè signos de ansiedad, preparaba un jugo de naranjas y las exprimía con urgencia, comentando que tenía que salir. En realidad no tenía que ir a ninguna parte.

Mi corazón está sumamente conmovido. Víctor me decía por teléfono, que no lo reconocería, porque está muy “gordito”. Pero al ver su rostro, me pareció reencontrarme con un hijo.
Los recursos para sostenerse allí son muy escasos, pero la efectividad del programa se basa en la dependencia de Dios y la búsqueda de su rostro. Apartados a muchas millas del bullicio del pueblo, tienen horas de devoción, oración y estudio de la Palabra. Víctor me explica cómo en el primer trimestre se procura determinar la situación particular de cada interno, las causas por las que cayó en el vicio y su voluntad de cambiar. En próximos estadìos se les empieza a delegar tareas, asumir responsabilidades y desarrollar sus niveles de liderazgo. Víctor, pasa varios días de la semana junto a los muchachos, teniendo a su esposa e hijos viviendo aparte, en el pueblo. 

La búsqueda de recursos para mantenerse se hace a veces desesperante, al grado que optan por salir a vender souveniles y calcomanías para obtener ingresos. Víctor le teme a esta actividad, porque es una gran tentación para un joven de voluntad vulnerable, el verse  de pronto con algo de dinero en la mano y fuera del centro. Alguna vez han perdido el dinero y lo peor, al interno, que por un fugaz retorno echa a perder cuanto había progresado. Es la realidad dura de este círculo vicioso. El presupuesto es de unos 60 mil pesos mensuales (1500 USD). Apenas tienen en promesas y esfuerzos, unos 16 mil pesos Dominicanos. Reciben donaciones de comida en el mercado. Tienen sembradas varias tareas del terreno con yuca, guandules, naranjas y otros rubros. Gallinas, patos y perros completan el escenario.


Por eso Víctor anhela obtener ayuda comprometida y constante. Ha hecho todo lo necesario para que la institución esté debidamente registrada y califique para recibir alguna cuota de los presupuestos estatales para este tipo de instituciones. Pero todo se queda siempre en promesas. Allí encontré a otro varón fiel a su llamado de trabajar con estos jóvenes: el hermano Ramón de la Cruz; antes lo vi servir en Reto a la Juventud en Santo Domingo. Solo el amor y una gran convicción de llamado pueden mantener a una persona en una obra como esta. Hallé al hermano Ramón en la pequeña cocina, preparando el almuerzo, que luego sirvieron con verdadero arte. Llegamos un buen día, pues los jueves ¡se come carne!

¿Qué puedo hacer por Víctor? Mis arcas están tan vacías ante tan grande necesidad. Pero al escribir estas notas hago una oración que Dios nos mueva a  creer en aquellos en que nadie más quiere creer, que Dios mueva algunas manos para extenderse  recordando que el Señor vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

sábado, 7 de noviembre de 2009

CERTEZA

Te he visto Señor
en la quietud de mis tardes calladas,
 en la luz que se oculta silenciosa,
en las flores que abrieron su cáliz,
en el viento que pasó susurrante;
te he visto Señor
en las voces de todas las cosas.
Yo creí oír tu palabra
que me hablaba de ti,
 que me hablaba de ti.


/Certeza de saber que hablas,
certeza de saber que oyes,
certeza de saber que el diálogo contigo se expresa,
 como un amigo,
como un hermano,
como un Dios,
en quien se puede confiar y no dudar/


El viento sopla de donde quiere y oyes su sonido,
mas ni sabes de donde viene ni a donde va,
así es todo aquel que es nacido del Espíritu de Dios,
que puede entender su palabra en su corazón.

--Desconozco su autor.--

¡ESPERE!


Cuando se sienta presionado y abrumado o se sienta confundido acerca de una decisión, disciplínese, vaya a un lugar silencioso y preséntese delante del Señor en oración a esperar su voz. El mundo le puede estar gritando ¡Apúrate!, pero el Señor le manda que espere. Recuerde el Salmo 32: 8: “Te haré entender y te enseñaré el camino en que debes andar, sobre ti fijaré mis ojos”.

jueves, 5 de noviembre de 2009

ADMINISTRACION, AYER HOY Y SIEMPRE --III PARTE--


HOY, LAS TEORIAS CLASICAS SOBRE EL LIDERAZGO.

El liderazgo, definido de forma sencilla, es la Influencia interpersonal ejercida en una situación dirigida --a través del proceso de comunicación humana-- a la consecución de uno o diversos objetivos específicos.


Segùn la Teoría de los rasgos de personalidad, el líder debe inspirar confianza, ser inteligente, perceptivo y decisivo para estar en mejores condiciones de dirigir con éxito.


La Teoría sobre los estilos de liderazgo estudia el liderazgo en términos de estilos de comportamiento del líder en relación con sus subordinados y los clasifica de bajo los siguientes criterios:


1. Autocrático: El líder fija las directrices, sin participación del grupo,  determina las acciones y técnicas para la ejecución de las tareas,  determina cuàl es la tarea que cada uno debe realizar, y quièn es su compañero de trabajo. El líder es dominante.


2. Democrático: Las directrices son debatidas y decididas por el grupo estimulado y apoyado por el líder, y el propio grupo esboza las acciones técnicas para alcanzar el objetivo. La división de las tareas queda a criterio del propio grupo y cada miembro tiene la libertad de escoger a sus compañeros de trabajo. El líder busca ser un miembro más del grupo.


3. Liberal: Libertad completa para las decisiones grupales, con participación mínima del líder. En la división del trabajo, la falta de participación de líder es absoluta. El líder no hace ningún intento de evaluar y regular el curso de los acontecimientos.


Por otro lado, las Teorías situacionales del liderazgo, parten del principio de que no existe un estilo único de liderazgo vàlido para toda y cualquier situación.


--Continuarà…