"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


sábado, 2 de septiembre de 2017

SEPTIEMBRE : MES DE LA BIBLIA


Palabra de Dios, encuentro con Cristo

La Biblia podría definirse de muchas maneras. Una biblioteca que alberga libros de distintos géneros literarios. Un manual del usuario con instrucciones diseñadas por el fabricante. Una lámpara que alumbra nuestro camino. Un cuaderno de bitácora para orientarnos en la travesía. Un espejo donde poder vernos tal como somos (y tal como se espera que seamos). Un manantial del cual abrevar cada día. Una carta escrita por el Padre.

No obstante, toda definición resulta insuficiente a la hora de expresar el verdadero corazón de la Biblia: Jesucristo. Su anuncio a lo largo del Antiguo Testamento. Su nacimiento en la humildad de un establo. Su ministerio de enseñanza y proclamación. Su pasión, muerte, resurrección y ascensión. Su obrar en la iglesia. Su reinado eterno.

Por medio de la Escritura conocemos sus distintos perfiles. Admirable. Príncipe de paz. Señor de señores y Rey de reyes. Consejero. Maestro. Emanuel. Pan de vida. Señor. Salvador. Mesías. Buen Pastor. Camino. Verdad. Y vida.

El Mes de la Biblia es una excelente oportunidad para conocerlo (y darlo a conocer) como Verbo de Dios. Amor genuino que fue más allá de las palabras y se hizo «carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad» (Juan 1.14).

Que al acercarnos a la Palabra escrita de Dios podamos encontrar a la Palabra encarnada de Dios. Y que de ese encuentro cotidiano nuestra vida salga transformada, de modo que seamos una carta de Cristo, «escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón» (2 Corintios 3.3).

Celebremos de forma personal y en comunidad, junto con nuestra congregación local, este nuevo Mes de la Biblia.


 -Comunicado de la Sociedad Bíblica Argentina.

miércoles, 9 de agosto de 2017

DINAMICAS DE COMUNICACIÓN: REFLEXIONES VARIAS

ONTOLOGÍA DEL LENGUAJE.
La Ontología le da un papel clave y protagónico al lenguaje en la formación de nuestras vidas, de nuestras identidades y de los mundos en los que nos desenvolvemos.Yo percibo al lenguaje como un instrumento para la comunicación, sin duda diría que es el instrumento más difundido y relevante, pero me parece que la concepción ontológica lo sobredimensiona. 

¿QUE SI PUEDO ACEPTAR QUE OTROS VEAN LA "REALIDAD" DE FORMA DIFERENTE?
Me hicieron esta pregunta una vez y esta fue mi respuesta: Hay un sinnúmero de temas en los que los criterios que uno tiene evolucionan a medida que alguien más le muestra un argumento más coherente o que hace a uno caer en cuenta de otras alternativas o posibilidades. Es cuestión de la trascendencia e implicaciones del tema que se trate. Sin embargo, hay convicciones que uno tiene el derecho de sostener y no negociar.  Aceptar es una palabra que podría implicar adoptar e integrar la "verdad" del otro, que puede estar en contradicción con mis principios y convicciones. En este caso lo que considero debe hacerse es tolerar. Puedo aceptar la persona, puedo reconocer su derecho a sostener su verdad, pero no tengo por qué adoptar su "verdad"   y entiendo que tolerar significa dejar un margen para dialogar y discutir. Se puede hablar con todo el mundo, conversar de lo que sea, sin pedir la cabeza de quien no piensa como yo. Pero sosteniendo mis convicciones y sin renunciar a ellas.

¿CÓMO QUE LA VERDAD NO EXISTE EN SI MISMA?
En otro orden considero un poco arriesgado, osado, el trillado planteamiento de  que la verdad no existe en sí misma.  Sería un problema para la ciencia, por ejemplo. Un principio de la cultura occidental usado por la ciencia establece que cuando una cosa es verdad, lo contrario no lo es. Si algo es de color negro, entonces no es blanco. Si yo lo veo negro y usted lo ve blanco, en base a que depende del "cristal con que se mira", hay que despojarse de los cristales para hallar la verdad última. 

AUTO OBSERVACION.
He tratado en los últimos años, de ejercitarme en hablar menos y escuchar más. La ira me hace enmudecer. Raras veces he sido capaz de "soltar" alguna expresión de disgusto, pero ha sucedido en los momentos  en que uno se cansa de ser "amable" al recordarle a algo a otra persona más de una vez.  Al respecto ya me han aconsejado que ser implosivo no es necesariamente más saludable que ser explosivo. Por tanto, en vez de siempre evitar confrontación, hay que buscar la forma de verbalizar malestares y subsanar conflictos.


viernes, 21 de julio de 2017

ÉL, A VECES

ÉL
A veces le llamo, le escribo,
le invoco con el alma, el corazón, el espíritu y las entrañas,
y después del silencio, continua el silencio
e  intento llamar de nuevo.
ÉL
A veces me llama y su voz  es silbido apacible, que enternece mis oídos,
y su palabra es agua fresca que refresca mis labios,
moja mi garganta y sacia mi sed.
ÉL
A veces aparece y después   de sacudirme como tormenta,
se desvanece como neblina al calor del sol
ÉL
Siempre está cerca aunque no lo perciba,
aunque por lapsos me desconcierten sus silencios,
mientras soy  como rosal mustio  por falta de riego.

domingo, 9 de julio de 2017

JOYAS DE PAPEL: MENSAJE A UNA IGLESIA EXPATRIADA

En las últimas tres semanas he tenido la oportunidad de facilitar el estudio de la Escuela Bíblica en mi congregación local,  basándonos  en la Primera Carta de Pedro, en el Nuevo Testamento. Es una epístola  que nos anima a reconocer la esperanza a la que los creyentes han sido llamados y cómo vivir emulando a Cristo, quien en todo nos dio ejemplo, incluyendo el experimentar gozo a pesar del sufrimiento.  
Por obra de Dios, en estos mismos días me enteré de la publicación de un libro basado en esta misma carta de Pedro y tuve la satisfacción de pedir a su autor, el hermano Wilfrido Payán, misionero, predicador y escritor, que me enviara un ejemplar.  Enseguida lo tuvimos a mano, empezamos a sacar provecho de este recurso, que está escrito en una forma muy digerible y relevante para los creyentes de este tiempo, con impecable redacción.   
En el prefacio, el escritor plantea: “Ser parte de un conjunto de creyentes expatriados especialmente por su fe, puede resultar muy difícil para cualquier hijo de Dios. Movido por el Espíritu Santo , el apóstol  Pedro dirigió sus escritos a tales creyentes , confortándoles  con enseñanzas  y exhortaciones  prácticas  que siguen siendo relevantes para nosotros, aunque vivamos en países  más receptivos y tolerantes al evangelio.”

Muy valiente Payán al publicar en este tiempo contra los pronósticos adversos a la demanda del libro impreso. Su esfuerzo por bendecir al pueblo de Dios con esta publicación no debe ser desaprovechado. 

viernes, 23 de junio de 2017

JOYAS DE PAPEL: PROHIBIDO QUEJARSE

No me quejo de haber comprado el libro. Jon Gordon usa con sencillez el modelo de hilvanar una historia para comunicar los principios esenciales que constituyen su punto en esta propuesta:   No da por sentado que las quejas sean todas negativas y tengan efecto perjudicial,  sino que hace una separación para apoyarnos en la tarea de desarraigar el hábito crónico de quejarse por todo, todo el tiempo: quejas sin fundamento, que usualmente se verbalizan  ante quienes no tienen ninguna facultad para aportar una solución.
Gordon propone un plan  con sus herramientas de aplicación, para que tanto en lo personal, lo familiar y lo empresarial logremos superar un hábito que provoca  pérdidas, fracasos, malestar, clima laboral toxico, problemas de salud y deterioro de vínculos significativos.

En lo personal quiero mejorar en este sentido y espero estar en posibilidad de influenciar positivamente a otros, de manera que un clima positivo florezca a mi  alrededor, y la maleza del negativismo no tenga espacio para brotar. 

viernes, 26 de mayo de 2017

AFORISMOS DE DECEPCIÓN

I
No se debe desear morir, porque enseguida empieza a suceder. El frio en los pies los hace hielo y empieza a escalar en franco ascenso, para helar las venas, el corazón y la cabeza; A menos  que decidas cortar el frio saliendo a exponerte al candente sol del verano tropical y así detener el  inminente funeral.
II
Hay días que uno reacciona pensando en este mundo lleno de  ese tipo de amor masoquista, que vive dando sin esperar, y caigo en cuenta que el Divino y Supremo Dios inició esto, dando a su hijo en sustitución  de tanto ser humano vil, tan vil que rayamos en escoria.  Fue ese  mismo hijo que por inferencia de muestra estadística, nos reveló que de cada doce, uno es un traidor, y de cada diez, solo uno es agradecido.
III
Hay esos híticos días que lo marcan a uno, cuando tienes el sabor amargo como ajenjo en el espíritu, porque te das cuenta que has perdido algo. Pero los duelos se viven. Jesús también enseñó que aunque es viernes, el domingo se acerca.
IV
No es lo mismo realidad que realeza, no es lo mismo turismo que terrorismo, no es lo mismo monasterio que ministerio, y no es lo mismo ilusión que alucinación.

domingo, 14 de mayo de 2017

JOYAS DE PAPEL: LAS 10 REGLAS DE ORO DEL LIDERAZGO.

Esta nueva joya de papel que empiezo a leer, es un refresh de sabiduría ancestral, que reúne principios de los grandes filósofos griegos clásicos. Los autores ( Soupios y Mourdoukoutas) parten de la hipótesis de que el origen de los problemas  de nuestra sociedad actual  es una “extraordinaria penuria de liderazgo”.
Las cualidades especiales de un líder auténtico son notablemente complejas e infrecuentes.  El liderazgo es un compuesto poco común de habilidad, experiencia y madurados puntos de vista personales.  Solo aquellos hombres que han cultivado una filosofía de vida  cuidadosamente concebida suelen ser líderes exitosos.
La primera regla de oro del liderazgo (Única que voy a citar en esta reseña) es “Conócete a ti mismo” ,  pensamiento de Tales de Mileto.
Aunque tal expresión ha sido usada y abusada, auto conocerse no deja de ser un desafío  para el ser humano . Hoy más que nunca muchas distracciones impiden que nos detengamos a la auto interrogación; Barreras psicológicas se constituyen en una poderosa tendencia a oscurecer, distorsionar y  novelar a favor de una realidad inventada y que dificulta que podamos formarnos un juicio ponderado de nosotros mismos. Está también  el hedonismo que nos impulsa a buscar la facilidad y el placer por encima de los problemas y el dolor; Otro factor en contra es la imaginería de los medios con  sus irreales retratos del “éxito”.
Los aspirantes a líderes deben explorar el lado oscuro de su ser interno, poner al descubierto las deficiencias psicológicas  y las verdades molestas, arrojar una luz dura e implacable sobre las falsedades autoexculpadoras y someterse a un programa que desvele y disipe tales deficiencias  y autoengaño. Los que rehúyen a la tarea de enfrentarse a sus propias debilidades  y carencias, es muy improbable que alcancen algo siquiera cercano al estatus de Líder”, por que ¿Cómo podrían los que permanecen ciegos ante sí mismos dirigir a otros?.

-Seguiré leyendo… 

viernes, 12 de mayo de 2017

EL DOLOR AJENO

Circula en el internet una secuencia de fotos bromistas sobre medicamentos para males sociales, entre ellos Ubicatex, para los entremetidos y hasta un Jarabe para la envidia. Pero uno de los empaques, muy bien presentado, me dejó pensativa: Pastillas contra el dolor ajeno. Me pregunté a quién correspondería tomarlas. Y resulta que, en el interés de bromear, en ese álbum se infiltró la imagen de una campaña seria y solidaria que recauda fondos para enfermos olvidados. Se trata de caramelos en venta con un fin benéfico.
La defensa y socorro de los desfavorecidos son acciones que se esperan de todo ser humano, especialmente del que en alguna forma tiene los medios para lidiar con sus propias necesidades y desafíos. Siendo miembros de una comunidad con múltiples estratos socioeconómicos se nos presentan diariamente incontables causas que apelan a nuestra generosidad y buen corazón. Pero, además de las fundaciones y movimientos de apoyo para los que luchan con una enfermedad, para huérfanos, ancianos y otras tantas causas, usualmente tenemos al necesitado en nuestra puerta y no somos capaces de extender nuestra mano, ni compartir un pedazo de nuestro pan, y peor aún, creemos que basta voltear la cara para no estar conscientes de esa realidad.
La Biblia, el libro de Dios, es muy específico en exhortarnos a ser solidarios con el prójimo. En el Antiguo Testamento el Señor dictó leyes precisas para garantizar el bienestar de los excluidos, y las plantea como un llamado al corazón, que luego Jesús reitera y valida, para que nuestras buenas obras sean fruto de nuestro ser interior.
El dolor ajeno es nuestro dolor.

Lectura: Deuteronomio 15:7-11“Abrirás tu mano a tu hermano, al pobre y al menesteroso en tu tierra.”  Reflexión publicada en Alimento para el alma, 12 de Mayo 2017. 

miércoles, 10 de mayo de 2017

EL SERVICIO COMO DEBER

¿Quién de vosotros tiene un siervo arando o pastoreando ovejas, y cuando regresa del campo, le dice: “Ven enseguida y siéntate a comer”?  ¿No le dirá más bien: “Prepárame algo para cenar, y vístete adecuadamente, y sírveme hasta que haya comido y bebido; y después  comerás y beberás tú”? ¿Acaso le da las gracias al siervo porque hizo lo que se le ordenó?  Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que se os ha ordenado, decid: “Siervos inútiles somos; hemos hecho sólo lo que debíamos haber hecho.” Lucas 17.7-10

 “¿Quién te distingue? ¿o qué tienes que no hayas recibido? Y si lo recibiste, ¿por qué te glorías como si no lo hubieras recibido?” 1 Cor. 4:7,

“Alábete el extraño, y no tu propia boca;
El ajeno, y no los labios tuyos”. Proverbios 27. 2

Comparto estas citas bíblicas para entonces hacer la siguiente reflexión: Si un siervo que hace lo que tiene que hacer se define a sí mismo como “Inútil”, ¿Cuál sería el calificativo para el que no cumple? Estimo que sería “Menos que inútil”. Pero la palabra “inútiles” es una expresión de modestia y humildad personal y  no significa que su servicio no valía, sino que nunca podría ser “excesivo” o digno de alabanza especial  sino es un servicio más allá del deber.

¿Por qué esperar alabanza  por hacer lo que tenemos que hacer? ¿Nuestra disposición de servir, depende de la actitud del amo?¿Debe uno exaltarse a sí mismo por sus logros?

Desde luego, Jesús, como nuestro Amo, es muy benévolo y bondadoso hacia nosotros. Nosotros, por nuestra parte, debemos evitar la jactancia. Por fieles que seamos, no es posible poner a Dios bajo obligación a nosotros, nadie tiene forma de “pasarle factura a Dios”. No tenemos ninguna razón para ser orgullosos; todo lo que tenemos, o somos, es debido a la gracia abundante de Dios.

JESÚS  NOS DA EJEMPLO.
 Uno de los hermosos ejemplos de Jesús como un siervo es cuando se ciñó una toalla, tomó un recipiente con agua y se inclinó a lavar los pies de sus discípulos. Aún más de cara al futuro,  continuará dando ejemplo:  Dios mismo se convertirá en “siervo” y servirá a los miembros de su casa que estén atentos, vigilando y esperando, con una fe viva, el retorno del amo. “Bienaventurados aquellos siervos a los cuales su señor, cuando venga, halle velando; de cierto os digo que se ceñirá y hará que se sienten a la mesa y vendrá a servirles” (Lucas 12:37).

jueves, 27 de abril de 2017

MICROFINANZAS: EL FANTASMA DEL SOBREENDEUDAMIENTO

Cómo mínimo, todas las instituciones financieras, incluso las que no tienen objetivos sociales, tienen la responsabilidad moral de no perjudicar a los clientes. Uno de los estándares universales de Gestión de Desempeño Social es tratar a los clientes responsablemente. Este estándar  se mide en base a los niveles de implementación de prácticas esenciales que han sido definidas y con las que se han puesto de acuerdo en consenso  los principales actores del mundo de las microfinanzas.

El movimiento Smart Campaign,  es una campaña diseñada para promover que los principios de protección al cliente sean parte esencial en la cultura y las operaciones de las instituciones microfinancieras.  Una de los principios básicos es:

Prevención del sobreendeudamiento: Los proveedores estarán atentos en todas las fases del proceso de crédito para determinar si los clientes tienen la capacidad de pagar sus obligaciones sin sobre-endeudarse. Adicionalmente, los proveedores implementarán y monitorearán los sistemas internos que apoyen la prevención del sobreendeudamiento y promoverán esfuerzos para mejorar la gestión de riesgos en el nivel mercantil (como el uso compartido de información crediticia.)”

Hay indicios de sobreendeudamiento a partir del hecho y en la medida  que a un cliente se le haga cada vez más difícil cumplir a tiempo con sus obligaciones de repago de deudas. Su nivel de endeudamiento  ya le genera estrés, si es una persona responsable,  empieza a sacrificar la satisfacción de otra necesidad básica para pagar deudas; si acaso, asume otras deudas formales e informales para repagar a terceros, constituyéndose esto en una “bola de nieve” que crece en avalancha hasta definitivamente dejar  de cumplir con su obligación y ser  objeto de mecanismos de cobranza menos amigables por parte de múltiples acreedores. 

Partiendo del principio de hacer bien y no hacer daño, sin duda que el financiamiento de las microempresas tiene un gran reto en términos de facilitar el desarrollo y progreso gradual del cliente, a la vez que la institución financiera es capaz  alcanzar niveles de crecimiento y sostenibilidad conforme a sus planes estratégicos.


Parafraseando al economista Keynes, enfocando el asunto en términos solo de negocios, si le prestamos al cliente conforme a su capacidad de pago, “el problema es del cliente”, si lo sobreendeudamos, el problema es de la IF. Es un poco broma plantearlo así, porque la realidad es que con el sobreendeudamiento perdemos todos; es  un problema para todos.   En esencia la meta es que no haya problema, ni para uno ni para otros, y que el equilibrio entre los objetivos financieros y los sociales de las Instituciones microfinancieras sea tan nivelado como la balanza que sostiene  la dama de la justicia, y que el fin último de la deuda sea poner más dinero en el bolsillo del prestatario. Así sea!

domingo, 16 de abril de 2017

LA RESURRECCION EN TIEMPO PRESENTE

Es el amanecer del primer día de la semana. Aun está oscuro, pero la ansiedad de aquellas mujeres por cuidar que el cuerpo de su fallecido maestro reciba el trato adecuado las impulsa a madrugar con las especias que habían preparado para ungirlo. Vienen preguntándose quién les va ayudar a remover la enorme piedra de la entrada. La lógica sería que los guardianes de la tumba les colaboraran. El sepulcro está cerrado, sellado y vigilado ya que los enemigos de Jesús, sí se acordaban de que él había anunciado que volvería de la muerte.
Llegan las mujeres, no ven a nadie, la piedra está removida, la entrada está libre. Entran, y no hallan el cuerpo de Jesús. Es un momento de perplejidad, desconcierto, y sorpresa.
Pero su confusión se disipa cuando repentinamente aparecen dos ángeles y hacen la pregunta  que hoy repetimos como el verso de un sublime poema: “¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive? No está aquí pues ha resucitado, como dijo”
Las dudas, temores, duelo y angustia quedan atrás al recordar que ciertamente, el maestro lo había reiterado antes de la cruz, que era necesario que fuera entregado en manos de hombres y crucificado, pero que al tercer día, volvería de la muerte.

Entonces las mujeres que llegaron a la tumba con angustia y tristeza, ahora regresan rebosantes de gozo y fe, a compartir la gran noticia que para otros es ¡una locura!, ¡demasiado bueno, para ser cierto! Quien vive en incredulidad, puede considerar la resurrección como una fábula, una leyenda más.  Pero otros muchos tenemos en la resurrección de Cristo el fundamento de nuestra fe. La reconocemos como un hecho histórico, sobrenatural e irrepetible. Su victoria sobre la muerte garantiza la nuestra. ¡El vive por siempre!    GThompson, 16-4-17

viernes, 7 de abril de 2017

CELEBRACION

Hay momentos especiales
que otros pueden pasar desapercibidos
Y no importa,
porque hay fiestas egoístas
en que el regocijo no se reparte entre muchos,
Como ahora,
que has colocado tu bandera ganadora
en mi pecho y me has hecho estrenar
Pensamientos y emociones de gozo,
Sonrisas de celebración.
Te felicito por la nueva meta conquistada,
Me felicito por las cuentas por pagar
que me han quedado,
me honra deberlas
porque vales todo,
todo y tanto más de lo que sea yo
capaz de pagar.
Siempre pagaría más sin regatear.
¡Es que no es una fiesta de todos los días!

GThompson

7 de abril 2017

miércoles, 5 de abril de 2017

SEMANA SANTA CON PERFIL SECULAR


Por Telésforo Isaac, Obispo Emérito Iglesia Episcopal/Anglicana.  
La Semana Santa tiene ahora marcado perfil secular.  Son múltiples e influyentes los cambios  que ha sufrido el pueblo cristiano  de  manera  concluyente.  Cada día la secularización va en aumento de manera irreversible. La influencia sobre la cultura y la religiosidad del  pueblo es tan arrolladora que encubre y opaca las tradiciones de la fe y práctica de antaño. 
La Semana Santa, conocida también como Semana Mayor, comenzaba el Domingo de Ramos o Palmas; se conmemoraban los últimos y grandes acontecimientos de la vida, pasión y  crucifixión de Jesús en la cruz del Calvario. Posteriormente se celebraba el Domingo de Pascua de Resurrección con exclamaciones  de aleluyas y alabanzas, por Su victoria triunfal sobre la muerte y la tumba.
Los cuatro evangelistas (Mateo, Marcos, Lucas y Juan) coinciden en dar a conocer los últimos días de la vida de Jesús y es realmente el motivo esencial de dar a conocer en sus escritos la historia del profeta proclamado como Hijo de David. Ellos confirman lo que aconteció en el período desde el  domingo, cuando Jesús entró en Jerusalén y lo sucedido durante esa semana hasta su resurrección y posterior aparición a sus discípulos.
En tiempo ya pasado, el pueblo hacía gestos de recogimiento, devoción, ejercicios espirituales, retiros, procesiones penitenciales, ayunos,  y otras observaciones relacionadas con los padecimientos de Jesús el Nazareno. Se aminoraban las actividades laborales y las festivas no se efectuaban. Un crecido número de fieles acudían a los templos con fervor.
Esas milenarias tradiciones de la Semana Santa, se han mermado considerablemente, o han tomado perfiles seculares que  opacan o desplazan las solemnidades litúrgicas y las devocionales espirituales.
Ahora, se aprovecha este lapso para excursiones playeras o de montañas; vacaciones para  descansar;  viajes de reconocimiento; eventos de placer, o para visitar a familiares, lugares exóticos, o no conocidos. Aun así, las iglesias permanecen  como fortalezas  impregnables,  ofreciendo tiempo, espacio y oportunidades a los fieles más devotos para actos litúrgicos, y todo lo que tradicionalmente las  comunidades cristocéntricas  han venido haciendo durante siglos.   
En este ambiente y de manera notable, las prácticas religiosas son reformadas invariablemente; los entusiasmos ideológicos están sin fuerza incitantes; los conceptos filosóficos son desplazados por pericias lógicas; la cosmovisión del mundo es impermisible por estar en penumbras indefinidas; los conocimientos científicos sobrepasan las prácticas y embrujo de los hechiceros; el uso de las tecnologías es indetenible; los tratos de los derechos humanos se hacen más patentes en la mayoría de las sociedades sensibles; las apreciaciones de las virtudes toman nuevos parámetros, ya que todo está en una continua reforma, avance, desarrollo, o evolución, que a veces no se perciben con claridad, ni se aceptan con facilidad y apego.  
A pesar de la secularización de la Semana Santa, las conmemoraciones   continuarán, porque muchas almas darán loor y agradecimiento siempre a Dios, por el testimonio de vida, pasión y crucifixión de Jesús el Cristo Salvador.
Sin duda alguna, no faltará despliegue de sentimiento, espiritualidad y actitud devocional de profunda devoción que se perpetuarán  en el meollo de las mentes, corazones, y devociones. Habrá infinitamente  demostraciones que serán afirmaciones de fe, esperanza,  y amor, por la Acción Salvífica de Dios, al ofrecer Su Hijo para la salvación de los que creen en Él. (Juan 3: 16)   

domingo, 2 de abril de 2017

ABRAHAM: LLAMADO, FE Y OBEDIENCIA.

Abraham es,  entre los patriarcas de la antigüedad, el padre de todos los creyentes. Su historia tan emblemática nos ayuda a reflexionar en el valor que tienen la fe y la obediencia.  Los creyentes de hoy podemos encontrar en él un ejemplo de lo que es andar por fe.  El relato bíblico establece que Dios hizo un llamado a Abraham,  cuando este aun se llamaba Abram y vivía una vida al parecer muy estable y tranquila en su natal Ur de los Caldeos.  (Génesis 12). 
Una de las verdades a destacar aquí es que Dios tenía sus medios para hablar al ser humano. En cada caso era una experiencia individual y la persona estaba segura que era Dios quien le hablaba. Abram recibe de Dios una promesa múltiple: Haría de él una gran nación, lo bendeciría, engrandecería su nombre  y sería de bendición a otros.
Es clave el hecho de Abram le creyó a Dios. Sin embargo, su obediencia inicial no fue completa. Salió hacia Harán, no hacia Canaan, y se llevó a sus familiares, cuando el llamado era dejar a sus parientes.  Creo que esta actitud es común en nosotros como creyentes, ya  que hay áreas de nuestra vida en las que no estamos tan dispuestos a ceder y seguir las instrucciones del creador. Es esa tendencia nuestra a actuar conforme a nuestro propio criterio y asumir los riesgos que implica.  Esto usualmente causa que el propósito que Dios tiene no se cumpla con mayor facilidad, pues le agregamos complicaciones y accidentamos el proceso.

El peregrinaje de Abram aprendiendo a obedecer le tomó los primeros 25 años de interacción con Dios y a partir de ahí, con la promesa del nacimiento de su hijo, Dios disipó sus dudas y temores, le cambió el nombre, y le explicó los planes que tenía con él de forma más explícita. El propósito de Dios iba a trascender la vida física de Abraham. A pesar de que él moriría sin ver hechas realidad una parte de las promesas que recibió, su fe y obediencia son hoy nuestro legado, y nos ayudan a entender que la influencia, beneficios y buen nombre que podamos granjearnos en esta vida, pueden perpetuarse aun más allá de nuestra muerte. Vivir con el sentido de eternidad nos ayudaría a ser más solidarios, y menos egoístas, de modo que nuestras conductas de hoy determinen el futuro y esperanza de las siguientes generaciones.  

lunes, 27 de marzo de 2017

DESPUÉS DE LLOVER


Mi familia fue una vez damnificada. Los recuerdos hoy son vagos, pues era yo muy chica y ha pasado mucho tiempo. Sin embargo, puedo con certeza describir que salí de mi hogar junto a mis padres y hermanos esa madrugada, caminando con el agua hasta el nivel sobre mis rodillas. Días antes, el Huracán David había azotado mi país y tras él la tormenta tropical Federico provocó inundaciones de gran magnitud, con cuantiosas pérdidas humanas y materiales. Nos contamos pues, entre los desplazados  que por varias semanas esperaron en refugios a que las aguas descendieran hasta secarse para poder regresar al hogar y enfrentar el drama de las pérdidas materiales. 

La anécdota viene a colación esta semana a causa de mi relectura de la historia de Noé, en la Biblia. El libro de Dios describe la generación de los días de Noé como mala, corrupta y violenta. Palabras que asimismo aplican a la sociedad contemporánea. Un pasaje que pone en evidencia también la naturaleza de un Dios que es persona, y por tanto experimenta emociones tales como tristeza y pesar al ver la degradación del hombre que creó y al que ha dado incontables oportunidades de enmendar su camino y ponerse a cuentas con el creador.  La conclusión es poner límite a su paciencia y a la dilatada edad de un hombre perverso.

Acorta los días de vida al hombre, y decreta un diluvio universal que  raería de la faz de la tierra a todo ser viviente. Se   daría  la oportunidad a un hombre y una familia, de sobrevivir a la catástrofe: Uno  que sí anduvo con Dios y le obedeció en el emprendimiento  de construir un arca, un diseño práctico, sencillo, pero que se constituyó en el único lugar seguro a la hora que las fuentes de los abismos y las cataratas de los cielos desataron las aguas hasta entonces tranquilamente contenidas.  Todos los que estaban a bordo se salvaron y nada ni nadie fuera del arca sobrevivió.


Un año después, al salir del arca, se reinicia la adoración al Dios verdadero y un arco de colores en el cielo anuncia, que aquel juicio de destrucción con agua fue único e irrepetible.  De modo que, aunque hoy día aun experimentamos inundaciones que afectan personas y comunidades, después de llover la vida resurge y con ella nuevas esperanzas. 
Nos toca orar por las comunidades lastimadas por desastres naturales. Mostrar solidaridad es extender la mano a quien en su momento se torna vulnerable física y espiritualmente. Ahora es posible para todo aquel que cree, acceder al arca de salvación, que es obra de Cristo.