"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


domingo, 29 de julio de 2012

NEHEMIAS: MANEJO DE UNA CRISIS INTERNA



“Cuando haya sangre en las calles, compra propiedades”  expresión atribuida al Barón de Rothschild, y acuñada por aventajados hombres de negocios a lo largo de décadas.  Al parecer esta estrategia de negocios ya era harto practicada aun en tiempos bíblicos.  En la historia de Nehemías, se cuenta que el  pueblo judío  había sufrido ataques despiadados por naciones enemigas, la ciudad estaba en ruinas, y la gente estaba desmoralizada hasta que Nehemías llegó y emprendió la enorme tarea de levantar los muros y restaurar las puertas. Hay un punto en la narración en que el líder y su equipo han superado muchos desafíos: burlas, descalificaciones, trampas y amenazas de enemigos declarados.

Pero Nehemías recibiría quejas de problemas internos de relación sumamente graves, que podrían dar al traste con todos los esfuerzos  hasta ahora realizados. 

Resulta que (por causa de las devastaciones que por tanto tiempo habían sufrido), muchos judíos se habían endeudado y sobre-endeudado hasta más no poder. Sus propiedades, sus recursos e incluso sus hijos ya habían  caído en manos de los prestamistas usureros, que eran nada más y nada menos que sus propios conciudadanos.  ¡Resulta que tomaban dinero prestado hasta para pagar impuestos! 

Los que estaban a tiempo completo apoyando la reconstrucción del muro, ni siquiera podían contar con labrar las pocas tierras que tuvieran en su poder, por tanto, además de la crisis financiera, se produjo una crisis alimentaria. Entonces, los ya empobrecidos  individuos estaban agobiados y sin anclas. Y acuden al líder, con la esperanza que, también en este asunto, Nehemías pudiera ser el canal de solución. 

¿Ha visto usted a un líder enojado? Yo lo he visto, y es intimidante, sobre todo porque debe ser inusual.   Nehemías se enojó enormemente con esta información. Y es que la usura estaba terminantemente prohibida en la ley judía, y seguro le habrá parecido grotesco e inaceptable que los judíos ricos se aprovecharan de la crisis para apropiarse de los bienes de sus prójimos, y peor todavía, usar la práctica ajena a su cultura de tomar como esclavos a los hijos de sus vecinos cuando una deuda resultaba impagable. 

El enojo es un buen síntoma de que un líder no es indiferente ante la inequidad y a la injusticia. Recodemos la justa indignación de Jesús ante aquellos que transformaron el templo en un mercado (de paso creo que ahora debe estar más indignado que nunca). 

A pesar de su enorme ira,  Nehemías enseguida nos cuenta que se detuvo a meditar el asunto. Y luego reprendió a los opresores,  realizó una asamblea, en la que, en vez acusar preguntó si era cierto que le cobraban usura a sus vecinos.  Puso su experiencia personal de cómo había gastado de sus propios recursos para rescatar hijos esclavizados por acreedores extranjeros, pero que no podía concebir que entonces esta práctica también se presentara entre ellos como hermanos.

Solicitó encarecidamente que las propiedades fueran devueltas y condonados todos los intereses. El liderazgo servicial y el ejemplo positivo de Nehemías, le sirvieron para obtener una respuesta de obediencia y reconciliación entre aquellos hermanos en conflicto. Asumieron regresar a los principios muy claros establecidos en la ley de Dios que protegían a aquellos en dificultad financiera. 

Luego,  como en tiempo de austeridad se requiere disciplina,  Nehemías también trazó el ejemplo renunciando a los honorarios y privilegios que su posición conllevaba, de manera que los tributos que los pobres debían pagar para sostener aquella estructura de gobierno, no fueran un obstáculo para sanar a una sociedad lastimada, empobrecida y fatigada, que apenas empezaba a vislumbrar la esperanza de resurgir. 

Gthompson 29-7-12

jueves, 26 de julio de 2012

NEHEMÍAS: LOS DESAFIOS DE UN LIDERAZGO EFICAZ.


La eficacia del liderazgo se prueba y se comprueba en la etapa de ejecución. Porque se es líder para vender una visión, definir una misión, gestionar recursos y guiar los procesos que lleven al logro de resultados.

La Estrategia, ese puente entre el punto de partida y el fin esperado, puede requerir muchos ajustes. La historia de Nehemías como líder de la restauración de una ciudad, cuyas murallas y moral habían sido reducidas a escombros,  es una magnífica ilustración de los obstáculos, riesgos y amenazas que  surgen durante la ejecución de un plan.  Muchos comentaristas bíblicos coinciden al  clasificar los desafíos que se presentaron en la carrera de Nehemías:

Primero, aunque había conquistado los corazones  de muchos para unirse a la tarea con compromiso y entusiasmo, quedó un remanente de incrédulos, burladores e incluso férreos opositores a la obra.  Mientras los que estaban dispuestos a actuar se esforzaban trabajando, unos cuantos empezaron a hacer  bromas  al respecto, descalificando la capacidad de los obreros y la calidad de su trabajo. La respuesta de Nehemías fue: Ignorarlos.  Mi lección: oídos sordos a quienes en vez de ocuparse en lo suyo están criticando y murmurando  a quienes hacen con responsabilidad lo que tienen que hacer. Tarde o temprano el fruto del esfuerzo rinde fruto, y los ociosos y chismosos nada bueno cosecharán. 

En segundo lugar, Nehemías tuvo que motivar y reorganizar a su equipo cuando la fatiga extrema empezó a afectarlos. El estrés parecer ser el camino más corto hacia el desánimo, no lo olvide, pues hay peligro de dejar a medias lo que tanto esfuerzo ha costado.  

Nehemías también enfrentó amenazas, ataques camuflajeados  y frontales de sus enemigos.  Su manera de encararlos fue resistiéndolos. Un discernimiento de las intenciones del contrario es muy importante. Los enemigos lo “invitaban” a reunirse y “negociar”. Nehemías  respondió: “ Estoy haciendo una gran obra y no puedo interrumpirla” (Nehemías 6:3).  Se mantuvo enfocado en su prioridad y no dio lugar a distracciones.  Un efectivo manejo de la intimidación es clave. Nehemías no temía siquiera por su vida a la hora de persistir en su misión. 

Pero si bien todos estamos pendientes de cuidarnos de opositores conocidos, la más peligrosa amenaza se puede presentar, no desde fuera, sino interna.  ¿Cuál es el rol de un líder ante la realidad de conflictos internos, discordias, inequidad y maltrato que pueden impedir el logro de una misión? Se requiere una serie de competencias de efectividad personal y comunicacionales para manejarlos y necesitamos párrafos extras para comentarlos. 

--continuará.

viernes, 20 de julio de 2012

LEVANTEMONOS Y EDIFIQUEMOS



He notado que el liderazgo efectivo conjuga en una persona atributos como la sensibilidad humana, el compromiso con una causa, un alto nivel de desempeño, una visión amplificada de las posibilidades, una credibilidad y reputación bien ganada, una capacidad de escuchar y comunicar sobresaliente, muy poca o ninguna   ambición  egoísta, que a veces raya en el martirio, y mucha, mucha e intensa pasión.

Este mes he leído a Nehemías[i] en la Biblia, un personaje que, exiliado de su patria tiene la dicha de llegar a ser funcionario en el palacio de gobierno del monarca más importante de su época. Pero su éxito y bienestar personal no compensa la carga que lleva en el alma por su pueblo y su gente.

 Nehemías vendría a ser, en un buen sentido, un espécimen co-dependiente, cuya paz y felicidad no se completa mientras haya infelices a su vista. Recibe a algunos de sus hermanos que le plantean el drama de ruina, miseria y oprobio que vive su nación. Y lo sufre desmedidamente por varios días, meses literalmente, hasta que su rostro depresivo es notado por el Rey. Para entonces ya Nehemías ha trazado un plan estratégico para regresar  y dedicarse a la reconstrucción física, moral y espiritual de su pueblo. 

Gestionó recursos materiales, credenciales diplomáticas,  recursos humanos y emprendió el camino. Llegó, se instaló, se tomó unos días de reposo y luego hizo una inspección privada y anónima de la situación. Así obtuvo su propio diagnóstico de la magnitud del problema. 

Entonces estuvo listo para convocar a los líderes de aquella comunidad, que al parecer estaban vencidos por cansancio, desmoralizados y pasivos.  Y la pasión, el compromiso, la credibilidad, la influencia y el altruismo de Nehemías inyectaron en aquellos hombres la pasión que ardía en su corazón: a una se levantaron, y como si se tomaran de las manos y las levantaran todos juntos dijeron: Levantémonos y edifiquemos. 

Pero aun ganando las voluntades de la gente, una vez emprendida la obra, hay muchos retos por delante… y el liderazgo se prueba  y se comprueba en la fase de ejecución… 

--Continuará.

Gthompson- 20-7-12



[i] Nehemías, Capítulos 1 y 2 en la Biblia.

martes, 17 de julio de 2012

MURALLAS




Ahí te veo merodeando la tierra prometida
Codiciando  tesoros
protegidos por infranqueables murallas.

¡Qué payasadas haces!,  dando vueltas
y soplando bocinas estridentes
Que en nada cautivan,
Pues distan de ser una serenata
Y más aun, distan de producir
el delirio de Ulises a los cantos de sirena.

¡ Espías!  ¿Para qué envías espías
que luego escapan cobardes por la ventana?.

Tal vez sería más útil que tocaras la  puerta.
Tal vez se produzca una gran configuración
En la que solo apareces tú,
con  la urgencia de quien llama de pronto
y su llamado es oído.

La puerta se abre y al pasar
encuentras una verdad oculta
tras la ventana de un sueño bueno
pero que nunca termina 
de convertirse en realidad. 

GThompson 17-7-2012

lunes, 16 de julio de 2012

Fallece Stephen Covey, autor de "Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva"



(CNNEspañol.com) – El autor Stephen R. Covey, famoso por su libro "Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva", falleció este lunes a los 79 años, confirmó un portavoz del Centro Medio Regional Eastern Idaho.
En un comunicado, su familia dijo que Covey murió por los efectos de un accidente de bicicleta que sufrió en abril.
"En sus horas finales estuvo rodeado de su amada esposa y cada uno de sus hijos y sus esposas, como siempre quiso", dijo el comunicado según la afiliada local KSL.
Covey fue "una de las grandes autoridades mundiales en liderazgo, uno de los grandes expertos en organizaciones y líder de pensamiento", según una biografía publicada en el sitio de Internet de su libro "The 3rd Alternative", de 2011.
Otros de sus grandes éxitos en ventas fueron "First Things First", "Principle-Centered Leadership" y"The 8th Habit: From Effectiveness to Greatness", según su biografía.
"Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva" ha sido designado uno de los libros de gestión más influyentes por varias publicaciones, entre ellas las revistas Times y Forbes. De hecho, su versión en audio es el audio-libro de no-ficción más vendido de la historia, según el website.

domingo, 8 de julio de 2012

TODO TIENE SU TIEMPO

Por estar pensando en repartir mi vida me he tropezado con Eclesiátes 3 en la Biblia. ¡No se hable más!

1Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora.
Tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado;
tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de destruir, y tiempo de edificar;
tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de endechar, y tiempo de bailar;
tiempo de esparcir piedras, y tiempo de juntar piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de abstenerse de abrazar;
tiempo de buscar, y tiempo de perder; tiempo de guardar, y tiempo de desechar;
tiempo de romper, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar;
tiempo de amar, y tiempo de aborrecer; tiempo de guerra, y tiempo de paz.
¿Qué provecho tiene el que trabaja, de aquello en que se afana?
10 Yo he visto el trabajo que Dios ha dado a los hijos de los hombres para que se ocupen en él.
11 Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin.
12 Yo he conocido que no hay para ellos cosa mejor que alegrarse, y hacer bien en su vida;
13 y también que es don de Dios que todo hombre coma y beba, y goce el bien de toda su labor.
14 He entendido que todo lo que Dios hace será perpetuo; sobre aquello no se añadirá, ni de ello se disminuirá; y lo hace Dios, para que delante de él teman los hombres.
15 Aquello que fue, ya es; y lo que ha de ser, fue ya; y Dios restaura lo que pasó.

sábado, 7 de julio de 2012

OTRA VIDA


Necesito otra vida
 para repartir esta que llevo.
pero si no la consigo,
¿Qué le quito a la que tengo?

Le quitaría un poco de calor
Y un poco de frio. 
 Le quitaría el cansancio de los ojos
Y  algunas interrupciones.
Le quitaría el tráfico horrible
Y todo, todo el ruido.

Le quitaría algunas fechas límites
Y encargos absurdos de terceros.
Y lo que más quisiera quitarle:
algunas nostalgias,  algunos temores
y  algunas memorias que al invadirme
me fatigan  y distraen.

Y una vez que quite todo eso
Podría añadirle una caminata por el parque
Y un paseo descalza por la playa al amanecer
Una copa de vino al atardecer
Y más horas con los libros.
Y no, no sé que más añadir,
creo eso es suficiente. 

En resumidas cuentas,
Si no puedo quitar ni añadir nada,
Necesito otra vida
Para repartir esta que llevo. 

Gthompon 7-7-2012

lunes, 2 de julio de 2012

AMINORAR TENSIONES Y SANAR CONFLICTOS


Por Telésforo Isaac


La religión tiene modos en espacio y tiempo para tratar de evangelizar, enseñar, persuadir e interceder para ayudar a disminuir tensiones y sanar conflictos; pero universalmente, son individuos los que se destacan en la búsqueda de mediación y reconciliación.

La predicación del evangelio de Jesús el Cristo puede tener incidencia positiva para reducir ansiedades, curar heridas espirituales, resolver problemas  entre personas, grupos o pueblos. Aun sea esto verdad, todo intento para subsanar  dificultades conlleva una dosis de paciencia, capacidad persuasiva, inteligencia espiritual,  serenidad  y una imagen positiva de credibilidad. Regularmente estos logros los alcanzan individuos  de habilidades especiales y no de grupos o instituciones religiosas.

Para obtener resultado efectivo en la búsqueda de atenuar o sanar  discrepancias entre partes conflictivas, debe proveerse de planes que  tengan una dinámica apropiada,  sensible,  razonable  y flexible. No se puede ser exagerado, radical, ni mucho menos dar demostración de  favoritismo a una de las partes. Hay que ser objetivo, paciente, pleno de fe, lleno de esperanza e integridad de amor.

Hay que señalar que a través de los siglos, en repetidas ocasiones la religión  ha sido  elemento agresivo, determinante e incitante en tensiones y conflictos. La historia nos cuenta de los problemas entre grupos religiosos como el cristianismo y el mahometismo, entre cristianos considerados ortodoxos y grupos señalados como heréticos. Las cruzadas, expedición militar contra los infieles y en la actualidad los problemas que hay en muchos lugares del África y del Oriente Medio, donde hay tensiones, luchas, persecuciones incitadas por tendencias religiosas.

En vista de lo dicho anteriormente, cuando se habla de evangelizar para atenuar tensiones y sanar conflictos, se debe tomar en consideración lo dicho del Señor Jesús en Mateo 7:1 y 3-5, “No juzguen a otros, para que  Dios no los juzgue a ustedes… ¿Por qué te pones a mirar la paja que tiene tu hermano en el ojo, y no te fijas en el tronco que tu tienes en el tuyo? ¡Hipócrita!, saca primero el tronco de tu propio ojo, y así podrás ver bien para sacar la paja que tiene tu hermano en el suyo.” 

Seamos sinceros,  porque en muchos casos, ‘las religiones’ no tienen realmente la capacidad ética-moral para resolver tensiones ni conflictos entre grupos. Como bien se sabe, aun dentro de una misma confesión de  fe son muchos los grupos que están continuamente en tirantez. Hay cientos de miles de grupos religiosos que tienen despechos entre sí, y esto hace que no se tenga la propiedad esencial para evangelizar ofreciendo ayuda de manera efectiva a fin de aminorar  tensiones o sanar conflictos.

Si aceptamos como realidad lo arriba señalado, entonces  se debe pensar y actuar tomando en consideración lo que nos dice San Pablo: “Sean humildes y amables; tengan paciencia y sopórtense unos a otros con amor, procuren mantenerse siempre unidos, con la ayuda del Espíritu Santo y por medio de la paz que ya nos une. Hay  un solo cuerpo y un solo Espíritu, así como Dios los ha llamado a una sola esperanza. Hay un solo Señor, una fe, un bautismo; hay un Dios y Padre de todos, que está sobre todos, actúa por medio de todos  y está en todo”. (Efesios 4:2-5)

Telesforo Isaac es Obispo Emérito de la Iglesia Episcopal/Anglicana