"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


viernes, 20 de julio de 2012

LEVANTEMONOS Y EDIFIQUEMOS



He notado que el liderazgo efectivo conjuga en una persona atributos como la sensibilidad humana, el compromiso con una causa, un alto nivel de desempeño, una visión amplificada de las posibilidades, una credibilidad y reputación bien ganada, una capacidad de escuchar y comunicar sobresaliente, muy poca o ninguna   ambición  egoísta, que a veces raya en el martirio, y mucha, mucha e intensa pasión.

Este mes he leído a Nehemías[i] en la Biblia, un personaje que, exiliado de su patria tiene la dicha de llegar a ser funcionario en el palacio de gobierno del monarca más importante de su época. Pero su éxito y bienestar personal no compensa la carga que lleva en el alma por su pueblo y su gente.

 Nehemías vendría a ser, en un buen sentido, un espécimen co-dependiente, cuya paz y felicidad no se completa mientras haya infelices a su vista. Recibe a algunos de sus hermanos que le plantean el drama de ruina, miseria y oprobio que vive su nación. Y lo sufre desmedidamente por varios días, meses literalmente, hasta que su rostro depresivo es notado por el Rey. Para entonces ya Nehemías ha trazado un plan estratégico para regresar  y dedicarse a la reconstrucción física, moral y espiritual de su pueblo. 

Gestionó recursos materiales, credenciales diplomáticas,  recursos humanos y emprendió el camino. Llegó, se instaló, se tomó unos días de reposo y luego hizo una inspección privada y anónima de la situación. Así obtuvo su propio diagnóstico de la magnitud del problema. 

Entonces estuvo listo para convocar a los líderes de aquella comunidad, que al parecer estaban vencidos por cansancio, desmoralizados y pasivos.  Y la pasión, el compromiso, la credibilidad, la influencia y el altruismo de Nehemías inyectaron en aquellos hombres la pasión que ardía en su corazón: a una se levantaron, y como si se tomaran de las manos y las levantaran todos juntos dijeron: Levantémonos y edifiquemos. 

Pero aun ganando las voluntades de la gente, una vez emprendida la obra, hay muchos retos por delante… y el liderazgo se prueba  y se comprueba en la fase de ejecución… 

--Continuará.

Gthompson- 20-7-12



[i] Nehemías, Capítulos 1 y 2 en la Biblia.

No hay comentarios: