"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


viernes, 21 de agosto de 2015

ENCUENTRO VESPERTINO


Aquí fue la cita, en el calor de la tarde que empieza a morir,
Entre el ruido del tránsito, estancada entre autos
De conductores estresados y estresantes, casi prehistóricos
en su  incivilización.
Aquí estaba sentado, en la parada de autobús, 
Dormitando famélico  y marchitado.
No creo que espere a nadie ni que espere nada, solo yace
Desfallecido y sin fuerzas, pero sin perder el garbo,
Cruza las piernas en pose de galán.
Yo, osada y curiosa,  desde el volante
enfoco con el móvil la configuración para foto
y con el click, parece ser que el caballero
percibiera la fuerza de mi mirada e intención y se espanta;
Pero tal vez solo se sacude ante una mosca intrusa
que  procura reposar sobre él en paralelo.
Luego del sobresalto, sigo imaginando,
o tal vez sucede, que mi espíritu detiene al auto,
Se desmonta y aproxima, a sentarse al lado del mendigo;
Y una dilatada charla toma curso; no es él, sino su  espíritu que posa. 
Lo cierto es que él es otro más, de los que han quedado vacíos 
después de años de lucha, sin rumbo, 
sin memoria del pasado y  sin idea alguna del futuro, 
nada más el aquí y ahora.
¿Te quedas aquí? –Me pide-- y ahí veo irse mi auto.
 Se aleja de mí mi alma, y se lleva mis memorias y mis sueños.
 Y aquí quedo dormitando mi cansancio junto al mendigo. 
Tal como él,  no soy más que  otro espíritu hambriento y  deshidratado,
 invisible para todos, excepto  para sus semejantes. 


GThompson, 20-8-2015

domingo, 16 de agosto de 2015

SINTOMAS

No sabía que fuera contagiosa la cobardía
Ni que se transmitía cuando se confiesa.
Ahora la parálisis que causa este miedo adquirido
se mezcla con la angustia de tener cerca el antídoto.
El síntoma: dolor, mucho dolor y ofuscación
Como una avecilla frágil que queda sin alimento.
El diagnóstico: por definir.
El pronóstico: crónico y triste, como cuando se ha perdido tanto, 
tanto como todo.

Gthompson, 16-8-2015

jueves, 13 de agosto de 2015

JACTANCIAS

 Nada ha cambiado desde el día en que nació el orgullo,
Desde que un hilo de insatisfacción surgió por desear los dotes y carismas ajenos.
Y hoy, la mariposa que construyó la primavera y sobrevive al otoño,
Mira alrededor y percibe orugas que habrán de granjearse, de alguna forma, alas postizas,
pero no podrán volar con ellas.
Mira alrededor y ve mariposas espléndidas, que  apenas vuelan de un árbol al contiguo, y dicen,como los patitos del cuento, “¡qué grande es el mundo!”.
  Pero no oyen consejos de almas añejas;
 luego hay que dejar que vivan su experiencia y aprendan de ella.
Y finalmente, mira alrededor
y observa mariposas laboriosas, visionarias,
 humildes, nada ostentosas,
 y sabe que serán capaces de construir primaveras nuevas,
 y amarán el otoño cuando llegue,
con su lluvia fresca, sus colores templados
y sus caminos alfombrados de hojas.