"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


viernes, 21 de agosto de 2015

ENCUENTRO VESPERTINO


Aquí fue la cita, en el calor de la tarde que empieza a morir,
Entre el ruido del tránsito, estancada entre autos
De conductores estresados y estresantes, casi prehistóricos
en su  incivilización.
Aquí estaba sentado, en la parada de autobús, 
Dormitando famélico  y marchitado.
No creo que espere a nadie ni que espere nada, solo yace
Desfallecido y sin fuerzas, pero sin perder el garbo,
Cruza las piernas en pose de galán.
Yo, osada y curiosa,  desde el volante
enfoco con el móvil la configuración para foto
y con el click, parece ser que el caballero
percibiera la fuerza de mi mirada e intención y se espanta;
Pero tal vez solo se sacude ante una mosca intrusa
que  procura reposar sobre él en paralelo.
Luego del sobresalto, sigo imaginando,
o tal vez sucede, que mi espíritu detiene al auto,
Se desmonta y aproxima, a sentarse al lado del mendigo;
Y una dilatada charla toma curso; no es él, sino su  espíritu que posa. 
Lo cierto es que él es otro más, de los que han quedado vacíos 
después de años de lucha, sin rumbo, 
sin memoria del pasado y  sin idea alguna del futuro, 
nada más el aquí y ahora.
¿Te quedas aquí? –Me pide-- y ahí veo irse mi auto.
 Se aleja de mí mi alma, y se lleva mis memorias y mis sueños.
 Y aquí quedo dormitando mi cansancio junto al mendigo. 
Tal como él,  no soy más que  otro espíritu hambriento y  deshidratado,
 invisible para todos, excepto  para sus semejantes. 


GThompson, 20-8-2015

No hay comentarios: