"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


sábado, 14 de noviembre de 2009

FILTROS EN LA COMUNICACION


El lenguaje es quizás una de las más hermosas dimensiones de la naturaleza humana. Por eso, de todas nuestras interacciones, la más importante es la comunicación. Curiosamente, tambien resulta ser la más frágil.

Estamos rodeados de toda clase de mensajes auditivos, visuales y no verbales. No recuerdo dónde leí que, en un día común y corriente,  el hombre habla más o menos 45 mil palabras y la mujer 60 mil, y que estamos expuestos a más 80 mil palabras de información en un día. Nuestros ojos procesan más de 50 mil imágenes distintas cada día. Sin lugar a dudas el ser humano está en constante conversación e intercambio. Sin embargo, una de las “discapacidades” de mayor prevalencia en el plano social es la falta de comunicación. ¿A qué se debe?

Nuestro diario vivir exige de nosotros una constante participación en algún tipo de comunicación. Esto es inevitable. Comunicarnos implica muchos elementos: Lo que decimos y cómo lo decimos (con las expresiones faciales, con la mirada, la posición del cuerpo, etc.). Se ha determinado que  lograr que una persona crea lo que le estamos diciendo depende un 7% de lo que decimos, 30% de cómo lo decimos y 55 % de lo que comunica nuestro cuerpo.  Por eso, cuando la parte gestual y la visual no corroboran nuestras palabras, es difícil ser convincente,  aunque sea cierto lo que expresamos.

Es fácil para los padres  hablar con los hijos, sin comunicarse bien con ellos; Los amigos conversan sin comprenderse; todos los días somos bombardeados por muchísimos mensajes sin que asimilemos su significado. La comunicación es el esfuerzo de crear entendimiento, acercamiento y superar los desacuerdos; se constituye en un puente que une aun cuando existan opiniones distintas.

La comunicación interpersonal, es una calle de doble vía, y en cada carril hay “filtros” (otros los califican de “ruidos” o “barreras”)  que afectan la interpretación y aceptación de los mensajes.

George Ninan, en su obra “Who is listening?”  plantea una clasificacion de los filtros en la comunicación.

Ø     Filtros  mecánicos (o tecnológicos, como la TV, teléfono, computadores, etc.)

Ø     Filtros de habilidad (los niveles de competencia en comunicación que una persona sea capaz de  desarrollar y perfeccionar),

Ø     Filtros de credibilidad (el nivel de confianza que tenga el receptor respecto al emisor),

Ø     Innumerables filtros culturales (que requieren un escrito aparte para ser planteados con precisión), y los

Ø     filtros de actitud (nuestra afinidad o aversión respecto a situaciones, objetos, personas, grupos o cualquier aspecto de nuestro entorno).

Por tanto, comunicarse efectivamente implica que, a pesar de los filtros,  logremos que el significado original sea transferido y comprendido con la mayor fidelidad.  Es un enorme reto.


3 comentarios:

Vizzio dijo...

No entiendo la diferencia entre los ruidos/barreras y los filtros. Si me puedes responder, lo agradecería mucho.

Anónimo dijo...

Los filtros son los mismos ruidos y barreras, son solo otra manera de llamarlos.

Anónimo dijo...

Los ruidos se indentifican porque distocionan la comunicación o la retroalimentacion toma otro enfoque diferente que la inicio, las barreras impiden definifivamente la comunicación o la retroalimentacion del receptor con el emisor. Los filtros se conocen por donde se puede filtrar el mensaje del emisor al receptor, como los ejemplos que explican el el documento :). Es decir ruidos, barreras y filtros interrumpen la retroalimencion entre emisor y receptor, pero de diferente manera.