"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


lunes, 27 de agosto de 2012

¿ESTRUCTURADA YO?



¿Será coincidencia que dos personas que recién conocí, en dos ocasiones distintas, me dijeron que yo era una persona “estructurada”? En el primer momento confieso que lo pasé por alto. Pero al escucharlo una segunda vez, se sembró en mí una semillita de inquietud. ¿Qué es ser una mujer estructurada? ¿Es positivo o negativo?

Quise  hacer una especie de encuesta sobre qué significa ser una persona estructurada y encontré reacciones interesantes a través de las redes sociales. 

Un persona reaccionó aludiendo a su propia experiencia; dijo: “ alguien me dijo  yo era "estructurada" porque mi carrera es mi prioridad en este momento...según esa persona debo relajarme! Jajaja”

Una segunda opinión dice: “Suele llamarse estructurada a la persona que actúa en forma ordenada, como si todo problema o situación determinada es plausible de ser solucionada siguiendo una serie de pasos consecutivos No sé si sea bueno o malo, cada tipo de personalidad tiene su pro y su contra. Me parece que las personas a las que se les llama estructuradas, son más formales y metódicas, da la impresión de que son más profesionales, en lo personal trato de serlo, planifico detalladamente mis actividades y trato de hacerlas conforme a lo planeado, además aprecio a las personas que muestran esa característica.”

Otra opinión: “yo creo que una persona estructurada es porque  aprendió algo y le cuesta innovar en lo que aprendió, pienso que no es malo en ciertos aspectos pero en otros es bueno cambiar.  Estructurarse es como no aceptar cambios y parece que todo lo demás es malo, uno tiene que saber seleccionar lo bueno de lo malo y variar a veces en algunas cosas.
Esta me simpatizó un poco: “ Una persona estructurada es aquella que sabe lo que quiere y utiliza todo lo que está a su alcance para lograr sus metas, por medio de disciplina, persistencia y soledad para planificar cada uno de sus propósitos”
 
Por último, una contundente sentencia: “un estructurado es alguien que tiene mentalidad cerrada, y que las cosas son de un modo, y le cuesta el cambio. Es menos flexible.”

Bueno… vamos a desglosar un poco esto. En sentido general, me luce que ser estructurada tiene sus ventajas. Hay convicciones firmes, hay sentido de responsabilidad, hay orden, hay prevención. 

Me propongo entonces, como estructurada al fin, acometer los desafíos o dificultades de dicha personalidad. 

Creo que el aspecto que más pone en evidencia los retos de  una personalidad estructurada es definitivamente la inflexibilidad, la resistencia al cambio. El cambio es cualquier cosa que desestabiliza mi situación y tiene el gran potencial de amenazar mi sentido de seguridad.  Hay cambios esperados, sobre los cuales tengo mayor control. Y hay cambios inesperados, que pueden alterar completamente nuestra vida, porque no siempre los anticipamos: Un accidente, un diagnóstico médico desfavorable, la pérdida del empleo, un divorcio, o la pérdida de un ser querido. 

 Pero también puede tratarse de cosas que esperamos que sucedan y no se dan, es decir la falta de cambios. Algunos de los que opinaron hablaron de rutina, de monotonía, de que la persona estructurada es predecible, va a pasar a la misma hora por el mismo lugar todos los días. La falta de cambio atenta aun contra los anhelos de la persona estructurada.  Quizá siempre ha querido comprar una casa pero nunca ha podido, o siempre quiso casarse  y no ha encontrado pareja, entre otras cosas. El asunto es que se da cuenta poco a poco que el tiempo ha pasado y sus anhelos se han congelado  sin hacerse realidad.  La falta de cambio puede llegar a ser traumática, porque se pasa de las expectativas retrasadas a la desilusión, la desesperanza y en algunos casos, hasta desesperación. Y esto último. La desesperación,  es la peor amenaza para un alma estructurada acostumbrada a tener aun sus sentimientos y emociones bajo absoluto control. 

¿De dónde se forma esta personalidad? 

Los estudiosos de la conducta detectan que usualmente se trata de un hijo o hija mayor. El ser el primer o primera hija echa automáticamente sobre los hombros de esta persona un sentido del deber, de la responsabilidad, de la iniciativa, que le impulsa incluso a renunciar a planes personales para suplir las necesidades de todos los demás. Quiere cuidar de sus padres, de sus hermanos, de sus amigos, de sus compañeros de trabajo. Pero se desgasta en el ejercicio interminable de tanta demanda.  Entre los anhelos que no cambian está el reconocer que si fuera un poco  indiferente, quizá algunos de los que favorecen fueran menos dependientes y más responsables de sí mismos,(Después de todo –piensa--, nadie estuvo ahí para mi, tuve que hacer camino al andar por mi misma)  pero se sentiría culpable si les retira su apoyo. Lo penoso es cuando cuidar de los demás ya no se hace por amor sino por obligación. 

En segundo lugar, una persona estructurada tiene miedo al cambio. Cambiar suena como a pisar en falso. Pero no cambiar puede significar quedarse como en el limbo, si la seguridad se basa en algo que nos puede ser quitado.  

El sentido de seguridad es importante para todo ser humano, pero mucho más para la persona estructurada. Todos los cambios, aun los positivos, le causan estrés. Pero los cambios que considera negativos la destrozan, la dejan emocionalmente vulnerable. 

Una gran parte de mi sentido de seguridad, viene de mi percepción de que estoy protegida, segura en mi condición actual, y libre de dudas y preocupaciones. Pero los cambios inesperados y no deseados siempre rondan: Conflictos, crisis,  presiones, ¿Cómo lograr manejarse adecuadamente ante estos cuadros?

En tercer lugar, creo que la persona estructurada es muy exigente y poco indulgente consigo misma. Le gratifica la aprobación de los demás, aunque no lleve este punto al  nivel patológico.  Sus estándares son altos. Es intolerante a la irresponsabilidad y desgano de otros. Si no hay orden en su entorno no está a gusto. Puede parecer ermitaña y antipática para algunos pero es que necesita concentrarse en su desempeño. Es difícil que haga algo espontáneamente.  Su exceso de prudencia es evidente. No visita a nadie sin llamar antes, y escoge muy bien los momentos en que ha de llamar temiendo ser inoportuna. Le cuesta mucho trabajo pedir ayuda, y hasta la rechaza si se la ofrecen. 

Por último por el día de hoy, la persona estructurada es nostálgica. Hay sus momentos en que algo o alguien la saca de su mundo predecible y le hace vivir experiencias distintas, ya sea un paseo por un lugar y una hora no acostumbrada, un viaje a un país distinto, conocer personas nuevas e interesantes… y estas “excepciones” que para otros son cotidianidad, son como un viaje a la luna para la persona estructurada. El impacto causado por estos breves instantes le causa la sensación de que hay otro mundo fuera del suyo, con cosas y personas que podría disfrutar. Pero… las archiva en su memoria tan pronto puede… y vuelva a su submundo.

Gracias a Dios nunca es demasiado tarde para evaluar nuestras vidas y cómo podemos añadir las  satisfacciones y bienestar a los que tenemos derecho.  Dios quiere tomarnos de la mano y mostrarnos un camino más excelente. Hay que agradecer a Dios por nuestras fortalezas pero a la vez permitirle que trabaje en nuestras áreas de debilidad para nuestro propio bien. 

En nuestra próxima cita, con el favor de Dios, vamos en búsqueda de un cambio positivo para el bien de una mujer estructurada. 

Gthompson, 27 Ago 2012.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola Georgina!

Gracias por tanta dulzura al escribir sobre las personas estructuradas! Creo que soy bastante así.. el orden, a mí, me da paz...
Gracias de nuevo.

Paula