"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


sábado, 11 de agosto de 2012

SEDUCCION COMERCIAL


Diez personas alrededor de una mesa trabajando juntos por horas, y sin embargo, hubo un punto en el que todo y todos quedaron como un trasfondo y el coloquio se transformó en un diálogo entre él y yo. Yo no quería ni hablar,  solo oír esa voz cautivante que, evidentemente,  se desconectó del resto y me abordó a mí, ¿El tema de sobremesa? La locución. Yo pensaba dentro de mí: “ Oh Dios pellízquenme” . Estaba frente a uno de los magníficos talentos de CNN en Español y yo era el centro de su atención. ¿Cómo escapar de una burbuja de encanto en la que  caes de repente? 

Su productor intervino al discreto llamado del famoso locutor, quien le susurró algo al oído. Este, cual lazarillo ayudante, debía resolver algo. El productor, con tono afable se dirigió a mí y me dijo: "Pareces una chica amable, por eso tengo la confianza de pedirte esto a ti: (¡¿¿???!) Fulano (El locutor) fuma y tiene varias horas nervioso, porque no tiene fósforos. ¿Podrías conseguirnos algo para él encender su cigarrillo?" Y entonces el príncipe de voz extraordinaria sacó de su chaqueta un cigarrillo y lo sostuvo entre sus dedos como si su alma estuviera dentro de ese pequeño cilindro.

Me aturdí con la petición y sentí que sí, me habían pedido algo un tanto incomodo para mí; pero me ausenté un rato y regresé con los cerillos. Avancé de frente hacia el locutor como una modelo de pasarela, con la cajita de fósforos  discretamente atrapada en mi mano derecha. Lo miré de frente y el mundo se me fue al piso. Puse la caja en su mano con discresiòn,  engolé  la voz y le dije lo que había ensayado en el breve trayecto de regreso: “Con gusto encendería su cigarrillo, pero tengo una campaña contra el tabaco”. El soltó ambas cosas en la mesa, en un gesto breve de disgusto, no los volvió a tocar y pensé que había desistido de fumar allí. Levantó su rostro hacia mí, y ahora estaba iluminado con una sonrisa de niño travieso, con una mirada entre seductora y desafiante.

 Entonces fue él quien engoló la voz y me dijo: “Un comercial de cigarrillos en tu voz sería extraordinario, y un comercial de cigarros con tu voz y la mía nos catapultaría. Lo escucharían en toda la región de habla hispana, y quizá la gente ni compre el cigarro, pero de que se detendrían a escucharnos nos escucharían, y te ganarías un viaje de plata por 30 segundos de tu voz”. 

 (Mi mente recorrió muy rápido el inventario de comerciales que he grabado: para escuelas e iglesias nada más). Y me atreví a decir, “Eso estaría en contra de mis principios”,  Entonces  su productor intervino y me dijo: “Es que no sabes cuánto sería la plata” –Su comentario me hizo reír  mientras respondía “Oh! Tendría que ser mucha, mucha plata!” y desperté entre carcajadas…justo antes de vender mi alma.  Hace días que no soñaba nada interesante. 

Oración matutina: “Señor líbrame de las tentaciones. Amén”. 

Posdata: Fumar es perjudicial para la salud

 Gthompson.
11-8-12

No hay comentarios: