"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


sábado, 9 de noviembre de 2019

CONSECUENCIAS




“Quien corta piedras, se hiere con ellas” Eclesiastés 10: 9

“No es correcto, pero está bien, de todos modos lo voy a hacer” Es el estribillo de una canción en ingles que me dejó pensativa. ¿Será posible que elijamos actuar impropiamente a sabiendas de que algo no es correcto? Decisiones poco sabias, que muchas veces tienen un alto precio. 

Recientemente supe de una persona  muy destacada en su trabajo, que se perfilaba como el candidato ideal para un ascenso; pero poco antes de obtener tal promoción, cometió una falta que estropeó, de un día para otro, su brillante carrera. ¿Las consecuencias?  Perdió su trabajo y  todos sus compañeros sufrieron con su caída: quedaron desmoralizados y apenados por muchos días. Esa es una forma difícil de aprender lecciones en la vida. Hay terrero que si se pierde no se puede recuperar.

La naturaleza pecaminosa que nos acompaña como seres humanos, siempre querrá prevalecer y el enemigo de nuestras almas, siempre buscará la oportunidad de presentarnos en bandeja de plata, aquellas “pequeñas locuras” que arruinarán la fragancia de nuestra reputación, y aun más, la convierten en mal olor. La Biblia califica como necedad cuando optamos por acciones  que sabemos que son incorrectas. Es una conducta autodestructiva, y no son pocos los que siguen estos caminos, quizá por la falta de paciencia y de madurez. ¡Cómo se viene abajo en minutos lo que ha costado tanto edificar!

En una vida llena de tentaciones, la alternativa es la sabiduría de Dios, provechosa para obtener buenos resultados. Sabiduría que gobierna nuestros pensamientos y rápidamente pisa el freno ante las luces rojas  y señales de peligro.

ES DE SABIOS ELEGIR HACER LO CORRECTO

DULCES SUEÑOS



“No dormí bien anoche” oigo a alguien decir, y la reacción en cadena es que muchas otras personas del entorno afirman que les pasó lo mismo.  Todos sabemos que dormir no es una opción, es una necesidad. El sueño es un elemento paradójico en el ser humano. La reina Elizabeth de Rumania dijo " El sueño es un ladrón generoso; da en vigor lo que se lleva en tiempo".

Si duerme demasiado  está perdiendo un valioso tiempo. Si duerme poco puede que se esté afectando su calidad de vida, y que sus días no sean muy satisfactorios.  Lo ideal es encontrar el balance para dormir lo necesario, con la calidad, tranquilidad y efectividad del descanso que nos garantice bienestar.

Las causas del insomnio son incontables. Hay que buscarlas, resolverlas y/o mitigarlas. La Biblia registra un motivo de insomnio en el salmo 127: el afán y la ansiedad. Perdemos el sueño detrás de la intención de ganarnos la vida. Comemos rápido y sin apetito, debido a nuestro tren de vida.  Si no contamos con el favor de Dios, todos nuestros esfuerzos son inútiles.

Si la búsqueda del sustento y del éxito  nos está costando la salud y el bienestar, hay que reflexionar. Dios es quien da descanso. Dios es quien prospera nuestros emprendimientos. Darle prioridad a nuestra relación con él  es la clave para dormir bien. Sea usted uno de los amados de Dios. Conviértase en uno de ellos creyendo de corazón en el Señor Jesucristo. El nos garantiza dormir bien, es la mejor almohada.   

CONTAR CON DIOS ES MEJOR QUE CONTAR OVEJITAS.

sábado, 26 de octubre de 2019

HASTA LUEGO PAPI


En memoria de mi padre Jorge Thompson


Muchas horas en mi mente cuento

Cuando pienso en ti
Pero te vas dejándome con la luz del alma
Que siempre me diste.
Muchas horas en mi mente cuento
Cuando lloro por ti
Mas lloro en ausencia para que mis penas
No lleguen a otros oídos.
Hoy,  con las lágrimas sobradas
Te regalo este poema
Y te reitero, te amo. 

GThompson, Oct 26 2019

martes, 10 de septiembre de 2019

EL TAZON DE MADERA

“El viejo se fue a vivir con su hijo, su nuera y su nieto de cuatro años. Ya las manos le temblaban, su vista se nublaba y sus pasos flaqueaban. La familia completa comía junta en la mesa, pero las manos temblorosas y la vista enferma del anciano hacían el alimentarse un asunto difícil. Los guisantes caían de su cuchara al suelo y cuando intentaba tomar el vaso, derramaba la leche sobre el mantel.
El hijo y su esposa se cansaron de la situación. “Tenemos que hacer algo con el abuelo”, dijo el hijo. “Ya he tenido suficiente”. “Derrama la leche hace ruido al comer y tira la comida al suelo”. Así fue como el matrimonio decidió poner una pequeña mesa en una esquina del comedor. Ahí, el abuelo comía solo mientras el resto de la familia disfrutaba la hora de comer. Como el abuelo había roto uno o dos platos, su comida se la servían en un tazón de madera.

De vez en cuando miraban hacia donde estaba el abuelo y podían ver  lágrimas en sus ojos mientras estaba ahí sentado solo. Sin embargo, las únicas palabras que la pareja le dirigía, eran fríos llamados de atención cada vez que dejaba caer el tenedor o la comida. El niño de cuatro años observaba todo en silencio.
Una tarde antes de la cena, el papá observó que su hijo estaba jugando con trozos de madera en el suelo. Le pregunto dulcemente: “¿Que estás haciendo hijo?” Con la misma dulzura, el niño le contestó: “Ah, estoy haciendo un tazón para ti y otro para mamá para que cuando yo crezca, ustedes coman en ellos.” Sonrió y siguió con su tarea. Las palabras del pequeño golpearon a sus padres de tal forma que quedaron sin habla.
Ahora, eran sus lágrimas que rodaban por sus mejillas. Y, aunque ninguna palabra se dijo al respecto, ambos sabían lo que tenían que hacer. Esa tarde el esposo tomo gentilmente la mano del abuelo y lo guío de vuelta a la mesa de la familia. Por el resto de sus días ocupo un lugar en la mesa con ellos. Y por alguna razón, ni el esposo ni la esposa parecían molestarse más, cada vez que el tenedor se caía, la leche se derramaba o se ensuciaba el mantel.”
 –Desconozco el autor--

miércoles, 19 de junio de 2019

SED, MAS QUE DE AGUA


Vivo en el ardiente trópico, nuestro verano parece ser permanente. Por doquier la queja es por el calor agobiante, que nos hace sudar y deshidratarnos, que nos resta energías y nos potencia la sensación de sed.

Esto me guía a reflexionar acerca la sed espiritual, y pensar en Dios como esa fuente de agua viva que sacia la sed más aguda y desesperante. Es fácil verificar la necesidad, la sed espiritual de la gente. Jesús lo notó y tuvo compasión de las multitudes, porque las vio desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor.

Muchos tratan de saciarse con placeres, dinero, drogas y otros vicios, sin entender que la única fuente que llena, que sacia al sediento es la de agua viva, que salta para vida eterna. Esa fuente es Jesucristo.

Él dijo, “si alguno tiene sed, venga a mí y beba”.

Mi deseo es que siempre tengamos sed, pero solo de Dios, para estar siempre buscando más y más de su presencia.

jueves, 30 de mayo de 2019

30 DE MAYO EN REPUBLICA DOMINICANA: AJUSTICIAMIENTO DEL TIRANO RAFAEL L. TRUJILLO

Monumento 30 de Mayo, Santo Domingo. 

Solo oigo y leo las espantosas historias de 31 años de dictadura. No concibo como la gente pudo resistirlo. Tuve la bendición de llegar al mundo cuando ya el país empezaba a respirar otro aire.

Los reinos de este mundo siempre serán imperfectos, pero eso no implica que en nuestro medio se imponga la maldad y la crueldad dictatorial de alguien que, en vez de servir a su pueblo se adueñe de él, de sus propiedades, de su gente, y disponga a su antojo de todo.

 Pido al Señor que la Republica Dominicana deje cada vez más atrás esa historia de sangre y dolor y que nos encaminemos alguna vez hacia la institucionalidad que nuestros héroes soñaron.

viernes, 19 de abril de 2019

VOY A PESCAR



"Simón Pedro les dijo: Voy a pescar. Ellos le dijeron: Vamos nosotros también contigo. Fueron, y entraron en una barca; y aquella noche no pescaron nada".  Juan 21.3

Frustración. Después de un intenso peregrinar de tres años siguiendo al Maestro. Después de una agitada semana que concluye con eventos desafortunados y dramáticos, la esperanza gloriosa de un mesías y un reino nuevo quedaron sepultadas bajo una enorme piedra.
En la ofuscación que causa la adversidad, invadido por  la sensación de derrota, Pedro, drenado de toda lucidez solo conoce una alternativa: Regresar a su antigua vida.
“Voy a pescar”, porque ese proyecto novedoso, ese sueño que me vendió Jesús, se transformó repentinamente en una pesadilla.
“Voy a pescar,” Porque aunque en mi vida pasada padecía sinsabores y vacíos, era la única vida que yo conocía.
“Voy a pescar” Porque es la forma de sobrellevar este aturdimiento que me invade y no me permite asimilar el aquí y el ahora.
Pero Pedro no se da cuenta que su pesimismo es contagioso, y que su liderazgo en medio de esta crisis también se hace presente: los demás dicen: “Vamos nosotros también contigo”. Y así, desmoralizados y cabizbajos entran la barca.
Pero las cosas no terminan de empeorar, y ese retorno a la zona de confort se agregó a la cadena de decepción que  los ataba: Toda una noche en vano, pues no pescaron nada. Las aguas del mar de Tiberias se mostraron renuentes a compensar el esfuerzo y la paciencia de aquellos pescadores experimentados.
Es ese momento en que los caminos se cierran y no se sabe qué hacer.
Pero alguien los observa desde la playa. Esperando a que noten su presencia. Alguien está listo para guiarlos y renovar sus ilusiones. Alguien está listo para reiterarles la comisión de su nueva causa y nuevo destino. Si, si quieren pescar, puedo darles un resultado abundante, pero ya los comisioné para una misión mas relevante y deben retomarla: ¿Recuerdan su llamado, a ser pescadores de hombres?


jueves, 4 de abril de 2019

ALBERTO CORTEZ, CUANDO UN AMIGO SE VA


Sólo dos párrafos, en su memoria:

No se cuál de sus canciones aprecio más,
¿Castillos en el aire? ¿El abuelo?
 ¿Te llegará una rosa? ¿Mi árbol y yo?
cada una es una joya única.
Pero hoy, con un nudo en la garganta
nos toca cantarle a él,
 al inmenso Alberto Cortéz

“Cuando un amigo se va
Queda un espacio vacío
que no lo puede llenar
la llegada de otro amigo”



miércoles, 27 de marzo de 2019

FLAGELOS SOCIALES



PREJUICIOS Y DISCRIMINACIÓN
Los prejuicios y discriminación se entretejen de tal manera en nuestra sociedad que, hay personas capaces de promoverlos y defenderlos, aun sin contar con el sustento de la razón y la sensatez. Eso evidencia falta de conciencia respecto a valores tales como la dignidad del ser humano, la igualdad y  la inclusión. Menospreciar a una persona por su aspecto físico, por su color de piel, edad, condición social o educativa, por su nacionalidad, siguen siendo actos  que deben combatirse.

CODICIA Y CORRUPCION
La minoría contracultura, la referencia de integridad, el freno moral de una sociedad corrompida por la ambición de dinero maldito, deben ser los creyentes. ¡Qué pena y que miseria que también gente que se confiesa de fe desfile detrás de lo material, comprometiendo en su codicia, incluso la causa de Cristo!

CONCIENCIA, TENER O NO TENER
Usualmente pensamos que el malo no puede dormir bien, porque la conciencia no lo deja. Pero lo cierto es que talvez muchos malos sí concilian el sueño, porque carecen de conciencia. Yo pensando si algunos políticos y jueces duermen en paz. A lo mejor sí.

¿EL TIEMPO PASADO FUE MEJOR?
"Los jóvenes de hoy son unos tiranos: contradicen a sus padres, devoran su comida y le faltan al respeto a sus maestros" Frase de Sócrates, 470-399 Antes de Cristo!

Ignorar estas realidades es como querer tapar el sol un dedo. El hombre ha sido el mismo ayer y hoy. ¿Qué esperanza tenemos? ¿Hay algún remanente que haga la diferencia? Para pensar.



viernes, 15 de marzo de 2019

¿A QUIEN LE TOCA SERVIR EN EL MINISTERIO ?


“Por mucho tiempo el uno por ciento de la iglesia   (pastores y misioneros a tiempo completo) habían visto al otro 99% que no son “profesionales del ministerio” como los que tienen que sustentar a ese 1%.  Creo que tenemos que arrepentirnos de eso, y reconocer que gozosamente, la realidad debe ser que ese 1% existe para apoyar el ministerio del 99% compartiendo la visión y equipándolos de modo que toda la iglesia sea movilizada y completar así el cuerpo de Cristo. Sea que seas un ministro, un médico, un deportista, lo que seas, Dios te ha dado un ministerio y te ha dado dones para llevarlo a cabo”

-- Michael OH, director de la GWF (Foro Global de Trabajo del Movimiento  Lausanna) --

Escuché a Michael Oh expresar esto en alusión a la necesidad de que los cristianos dejemos de ver una frontera entre nuestra vida “secular” y la vida espiritual. Cada espacio dónde estemos y en lo que sea que hagamos laboral, académica y socialmente, somos enviados para “hacer ministerio”; pero reducimos la vida espiritual al “monasterio”, es decir, reducido a lo que hacemos bajo el techo y los límites de las paredes del templo.

El domingo pasado, al salir del templo de mi iglesia de origen en San Pedro de Macorís, tuve el agrado de saludar a uno de los ancianos (de edad) de la congregación, padre de una generación de hombres y mujeres que sirven fielmente al Señor. Ese señor, de 89 años, me decía con tristeza y lamento que él ya no podía responder al entusiasta llamado que hizo el pastor esa mañana, de anotarse en los grupos de evangelismo que salen a visitar, porque de repente puede sufrir uno de esos vértigos que en su vejez le aquejan. Recordó y me mencionó los viejos tiempos (más de 50 años) que acompañaba a los misioneros y jóvenes de pueblo en pueblo a tocar puertas y ganar almas.  Yo intenté consolarlo diciéndole que el Señor debía estar muy complacido del servicio que él ha prestado, que hizo ministerio no solo a los de afuera, sino ganando a sus propios hijos, y que ahora, además de orar por los que sí pueden ir, él aún puede evangelizar a aquellas personas que Dios le acerque, aunque él no pueda salir.

En resumidas cuentas, tiene razón Michael Oh, todos los días y en todas partes, el 100% de la iglesia tiene el compromiso, la responsabilidad, el privilegio y la oportunidad de proclamar el evangelio, siendo embajadores por medio de los cuales Dios reconcilie consigo al mundo.


sábado, 23 de febrero de 2019

SIN DUDA, LOS MEDIOS SON MEDIOS, NO FINES.


“Georgina, tú ya no suenas ni te dejas ver, como que caíste en el anonimato” frase que en tono sarcástico verbalizó uno de esos “conoci-amigos"  con los que interactué en alguna etapa anterior de mi existencia, al producirse un inesperado reencuentro. 

Me limité a sonreír. No tenía interés ni tiempo para argumentar con la persona. Pero tampoco quise dejarle saber si su sentencia la consideraba como positiva o negativa.

Es que para muchos el éxito y la vida en general se miden en base a  qué tan públicamente expuesta está una persona, si eres conocido, reconocido y , aprobado por las mayorías.

Días después y por este mi canal de expresión, me parece razonable  plantear una reflexión, fruto de este comentario.

PÚBLICA NECESIDAD  VS. INTIMA LIBERTAD

Hay ese contraste en que se manifiestan a veces las motivaciones íntimas del corazón humano. Como el fenómeno de las redes sociales, en que, la frecuencia y la línea de las publicaciones generan un mensaje contradictorio: La persona que asiduamente  publica poses y autocita, con  una línea de contenido y 5 líneas de Hashtags, procurando que su post sea lo más difundido que sea posible.   Y me pregunto: ¿Es la motivación promover la fe, alguna causa, algún negocio o hay la necesidad de ser figura pública y de ser reconocidos?  Todo es válido si hay la honestidad y la coherencia de lo que se busca.
Pero Jesús es muy específico respecto a los que alegan servirle: Mateo 6. 1-2 dice " Cuídense de no hacer sus obras de justicia delante de la gente para llamar la atención. Si actúan así, su Padre que está en el cielo no les dará ninguna recompensa.
»Por eso, cuando des a los necesitados, no lo anuncies al son de trompeta, como lo hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles para que la gente les rinda homenaje. Les aseguro que ellos ya han recibido toda su recompensa"

Sin duda, los medios son el espacio para promover ideas, impulsar causas, crear conciencia y e influir para bien en la sociedad. También para hacer negocio.
Sin duda, los medios son el espacio para desahogar las frustraciones e impotencia que se experimenta ante los males sociales que abundan en nuestra sociedad.
 
Sin duda, los medios son en su momento, una fuente para obtener apoyo, simpatía, solidaridad y hasta sustento económico.  Sin duda los medios son canales para denunciar, para elogiar, para entretenerse, para enterarse, para construir y destruir una reputación…

Pero, si bien las redes sociales llegaron para quedarse y evolucionarán en la medida que sus gestores procuren siempre innovar y adelantarse a lo que el público quiera o necesite, hay siempre un remanente que persiste en habitar el submundo del “anonimato”.

El haber desarrollado dones dados por el Espíritu Santo para realizar una tarea que me expuso públicamente por mucho tiempo, no implica que quisiera usar el don y la causa para auto promoverme. Puedo con franqueza  y modestia decir que para mí esa nunca fue una motivación ni una necesidad.

Ojala mi amigo un día, llegue el momento en que descubras el valor de la libertad que da la privacidad, la discreción y el ser dueño de tu intimidad. Que Llegue el momento en que sí, caes en el "anonimato", pero no hay nada que desees más que eso.  Ese momento en que,  para decirlo en el contexto debajo del sol, vives en una dimensión en la que   no tienes ni ánimo, ni interés, ni necesidad de publicar todo, todo el tiempo y es irrelevante si te ven o no te ven, si “suenas no”. 

Sin dudas, para mí los medios fueron, son y serán, medios, no fines.  

sábado, 9 de febrero de 2019

JOYAS DE PAPEL: EL IDEARIO DE DUARTE


Este mini libro es un valioso regalo que recibe el visitante en la recepción del Museo CASA DE DUARTE, lugar que recrea con impecables figuras de cera, los hitos en la vida del patricio Juan Pablo Duarte.

¿Qué hizo Duarte? Me preguntan. Hizo mucho, casi todo, respondo: Rescatar el sentido de la dominicanidad, de la soberanía de un pueblo, de la independencia de un estado.  Privilegiado socialmente, tuvo la oportunidad de estudiar y forjar en otros menos agraciados, una conciencia, una convicción. Líder preclaro, entregado, apasionado por la causa. Líder estratégico, supo sentar las bases, ganar adeptos, promover el plan, orquestar cada detalle hasta su consumación.

Y ahora está ese legado conceptual, filosófico si se quiere, que se me antoja indispensable conocer y promover en una tierra que fluctúa entre el amor patrio y la decadencia que genera el egoísmo, la corrupción de unos pocos que deshacen con los pies lo que Duarte hizo con sus manos.

 ¡Oh si cada dominicano se contagiara de la pasión y compromiso de Duarte! Sin, duda, viviríamos y ostentaríamos nuestra ciudadanía con alta honra y dignidad.  

viernes, 25 de enero de 2019

SUICIDIOS DE PASTORES Y SACERDOTES CRISTIANOS (II)


En la primera parte de este artículo, fue indicado que las investigaciones de los profesionales señalan la dura realidad de los sacerdotes y pastores que se envuelven  de tal manera en sus funciones  atendiendo a todos a su alrededor, pero son negligentes con su propia salud física, espiritual y emocional.
En los últimos días del pasado mes de diciembre, hubo noticias desagradables de líderes religiosos que cometieron suicidios. Esto ha puesto a muchos a analizar  los hechos acontecidos, para tratar de descifrar las motivaciones que conducen a esos actos por personas en quien se esperaba que prime solidez de fe y plenitud de esperanza en Dios. La auto-inmolación es un hecho que presenta un dilema teológico-moral, e interrogantes  de los sociólogos, terapeutas, psiquiatras y demás profesionales de la conducta humana; más ahora, se descubren las causas de los suicidios, pues  son múltiples. Cada caso tiene su propia explicación.  
Por ahora, los profesionales de la medicina y ciencias psico-sociales, expresan que los suicidios pueden ser por la consecuencia de: agotamiento físico-espiritual-emocional; profunda depresión; mortificante decepción; extrema ansiedad; tras el diagnosticado de una catastrófica enfermedad; uso y abuso de sustancias alucinógenas; protesta; símbolo de venganza; manera de resarcir un fracaso, cansancio de vivir aislado, falta consciente del proyecto o  propósito de vida.
Uno de los suicidios  más conocidos y reiteradamente  mencionado, es el de Judas Iscariote, el discípulo de Jesús de Nazaret quien mortificado de remordimiento por traicionar a su maestro, se ahorcó por motivo del oprobioso hecho. (Mateo 27: 3-5).
Los aborígenes de la isla de Santo Domingo, durante el sometimiento de los conquistadores, cometieron suicidios masivos por ahorcamiento y bebida de jugo de yuca amarga.
Durante los últimos tiempos se viene difundiendo numerosa información y noticias de intentos o hechos de suicidios en muchos pueblos del mundo. En Brasil se ha notado que el número de pastores que comete suicidios es alarmante. Debemos estar atentos a las inmolaciones en general, y particularmente en la República Dominicana.
Es preocupante lo que está sucediendo a todos los niveles de la sociedad, y se debe estudiar el porqué de esta ola de funestos hechos. Estas investigaciones deben ser llevadas a cabo por dirigentes religiosos, miembros de los medios de comunicación, y primordialmente por profesionales de las ciencias sociales y médicas. Se debe buscar formas para  alertar,  prevenir y ofrecer asistencia en casos de sospecha o intentos de auto destrucción.
El Periódico “Listín Diario”, (2017/07/26) trajo la información que se registraron 3,620 suicidios en el país durante los últimos seis años de 2011 al 2017. En la región Latinoamericano-Caribeño las tasas de suicidio son en promedio 7.3 por cada 100,000 habitantes.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el promedio en los cinco países nórdicos (Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega y Suecia) se producen 19.8 suicidios por cada 100,000 habitantes. Esto es una gran paradoja, porque se establece que son los países más felices (Aleteia, 2014-02-01). Es chocante esta información, porque no se espera que hayan suicidios en sociedades de gentes felices; pues son países desarrollados y de mejor estabilidad política, nivel económico, y satisfacciones de utilidades y beneficios colaterales de escolaridad, salud, disfrute cultural, y buena jubilación. La riqueza, el bienestar social, y la aparente  profesión de fe religiosa, no son necesariamente muros de contención contra el incontrolable impulso que desquicia a la persona a que cometa suicidio. 
Es recomendable el fortalecimiento de los pasos dados por el Ministerio de Salud que está habilitando programas de atención mental. Al mismo tiempo, las iglesias deben  fomentar y establecer ministerios pastorales con  especialistas en centros de asistencia psico-sociales, con líneas telefónicas y otros medios de intercomunicación, a fin de ofrecer asistencia para orientar, prevenir y desactivar  intenciones de suicidios.
Telésforo Isaac

Obispo emérito Iglesia Episcopal/Anglicana

jueves, 24 de enero de 2019

¡LLEGO EL AÑO VERDE!



Después de 51 años, ¡Terminó la espera! Mi pueblo natal, San Pedro de Macorís, está eufórico en medio del éxtasis de la victoria. La llamada "Serie 23", ganó el campeonato este 23 de Enero! 

¡Las Estrellas Orientales son los campeones nacionales de la temporada de baseball invernal en República Dominicana.  La emblemática ciudad, que es cuna de múltiples  extraordinarios jugadores de baseball que han llenado de gloria a mi país, hoy experimenta el gozo de conquistar una corona que es un acontecimiento para todos los compueblanos menores de 51 años de edad.  ¡Enhorabuena San Pedro de Macorís!

Cada año que el equipo clasificaba para la final, el pueblo suspiraba por la llegada del “año verde”, lo cual hoy es una alegre realidad. Hoy que el verde es tendencia en todo el mundo por las campañas de protección al medioambiente y por la alimentación sana, entre otros motivos, no podía ser menos oportuna la victoria del equipo verde!

martes, 22 de enero de 2019

SUICIDIOS DE PASTORES Y SACERDOTES CRISTIANOS (I)



Por Telésforo Isaac. 
Obispo Emérito Iglesia Episcopal/Anglicana

Con frecuencia nos enteramos de suicidios de pastores, sacerdotes y dirigentes espirituales cristianos. Como es de esperar, nos quedamos pasmados por esas inesperadas noticias; pues esos hechos, especialmente de  devotos religiosos, causan dilema ético-moral, interrogante psico-social, incredulidad, decepción, suspicacia, y notablemente de manera impactante a los creyentes de la fe cristiana.  


El suicidio es el acto por el que una persona, de forma deliberada se provoca la muerte. Es uno de los males que más conmueve a los seres humanos de la Civilización Occidental, ya que es considerado bochornoso,  que avergüenza a los familiares, muestra deficiencia en la fe, evidencia inestabilidad emocional, ausencia de fortaleza espiritual, y es un problema ético-moral-social que lastima a la comunidad en general.

Son muchos los fieles cristianos que se conmueven y se entristecen, consternados y contraídos por las continuas noticias de muertes auto infligidas de hombres y mujeres que se  consideraban  almas piadosas de indubitable fe y consagración.

Era tradicional que los cristianos consideraran que cometer auto inmolación, era por impulso diabólico. Quien cometía ese vergonzoso acto, se iba ipso facto al infierno, porque no tenía fe, era farsante, ya que violaba el precepto moral de “no matar”; por tanto, el acto de quitar su propia vida era considerado como homicidio e imperdonable pecado.

Los avances de los estudios del comportamiento de los seres humanos, las ciencias sociales, y en particular, la siquiatría/sicología, comenzaron a afirmar que el suicidio es debido a trastornos mentales, tales como síntomas mixtos de: locura transitoria, alteración emocional, extrema ansiedad, depresión, impulsos causados por vergüenza,  venganza, desengaño, pérdida de la fe, desgaste de la esperanza, estado de sentirse rechazado, o de no ser amado, o saber amar. Pero también es de notar que un número considerable de los que se privan de su propia vida, son descendientes de parientes de tendencia suicida.

Para los religiosos de la fe cristiana, la persona que cometía suicidio perdía toda posibilidad de ser parte de la comunión de fieles, y se le negaba el ritual del entierro eclesiástico; y de no morir, la persona por sí mismo, era excomulgada, por la fracasada intención.

El muerto por suicidio, era enterrado en un lugar aparte en el cementerio, y de forma diferente a la tradicional. Entre muchos cristianos, aún perdura la consideración de las causas que inciden al suicidio, como diabólicas, inmorales y atentatorias a la voluntad de Dios; más sin embargo,  se está poniendo atención a las causas que infligen en el suicidio, y son notables algunos cambios en la mentalidad de los observadores y estudiosos de esta irritante cuestión.

Continuará…

miércoles, 16 de enero de 2019

LA LECCION DE LA OSTRA


"La vida en este mundo no valdría mucho si cada fuente de irritación fuera quitada, aun así la mayoría de nosotros nos rebelamos contra las cosas que nos irritan, y contamos como una fuerte pérdida lo que tendría que ser una ganancia.
Se nos dice que la ostra es inteligente, que cuando algún objeto irritante como un grano de arena llega a su interior, la ostra sencillamente la cubre con la parte más preciosa de su ser, y de allí sale una perla. La irritación termina allí al ser cubierta con esta formación de perla.
 Una verdadera perla, por tanto es una sencilla victoria sobre la irritación. Cada irritación que entra a nuestras vidas hoy es una oportunidad para crear una perla. Mientras más irritaciones nos arroje el diablo, mayor es la oportunidad que tenemos nosotros de hacer perlas. Lo único que debemos hacer es darles la bienvenida y cubrirlas completamente con amor. Eso es lo más precioso de nosotros, y esa irritación será quitada, y se transformará en perla. ¡Y qué colección de perlas tendríamos nosotros si hiciéramos esto!”-- Dr. Richard Seume

Anotación personal: Iniciar mi colección de perlas preciosas. 

DILO TODO A DIOS


Esta es una cita larga y es a la vez todo cuánto implica esta entrada en el blog.
“Dile a Dios todo lo que pasa en tu corazón, como quien descarga con un amigo todas sus alegrías y tristezas. Dile tus problemas, para que Él te pueda consolar, cuéntale tus alegrías, para que Él pueda moderarlas, dile a tus deseos, para que Él pueda purificarlos; exprésale tus antipatías, para que Él te ayude a superarlas; dile de tus tentaciones, para que Él te proteja de ellas, muéstrale las heridas de tu corazón, para que Él te las sane, exponle tu indiferencia hacia el bien, tú la inclinación al mal, tu inestabilidad. Dile cómo el amor por ti mismo te hace ser injusto con los demás, de cómo la vanidad te tienta para no ser sincero, como el orgullo enmascara lo que en realidad eres para ti mismo y para los demás.
Si derramas de esta manera delante de Él, todas tus debilidades, necesidades y problemas, no tendrás falta de temas de conversación. Nunca podrás agotar cada tema, ya que siempre se renovarán. Las personas que no tienen secretos el uno al otro nunca se quedan sin tener de qué hablar. Ellos no miden sus palabras, porque no hay nada que tenga que ser reservado para sí mismos, ni necesitan estar buscando cosas que cosas decir. Hablan de la abundancia del corazón, sin detenerse a evaluar, dicen lo que piensan. Bienaventurados los que pueden lograr este grado de familiaridad y profundidad en su comunión con Dios.”
François Fénelon
(1651-1715)

miércoles, 2 de enero de 2019

EL PASADO: ¿OLVIDAR O RECORDAR?


“No hablemos del pasado” frase usada y citada comúnmente, cuando de superar historias difíciles o desagradables se trata.

“No hablemos del pasado”, decimos, cuando desenterrar memorias trae consigo nostalgias agrias o agridulces.
“No hablemos del pasado”, porque algunas historias pueden boicotear  lo que se construye en el presente y arruinar el futuro.

Errores que cometimos, desgracias que sufrimos, culpas dormidas en nuestras conciencias. De todo aquello que nos lastima del ayer es de lo que solo Dios puede librarnos.

Y ahí están los museos, los libros de historia, las memorias contadas por los abuelos, los albums de fotografías añejas. Es para algunos un mundo de recreo retroceder: Recordar es vivir, dicen.

Aunque no está explícitamente planteado en el texto bíblico de Eclesiastés, en la lista de todo lo que tiene su tiempo y su hora en la vida, bien pudiera incluirse: Tiempo de olvidar y tiempo de recordar. Pero en efecto sí dice: “Aquello que fue, ya es; y lo que ha de ser, fue ya; y Dios restaura lo que pasó” [i]

Pablo dice: “Una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús”.[ii] Pablo olvidaba un pasado que humanamente era envidiable, pero lo hacía porque tenía delante un camino más excelente.

Todas las experiencias, positivas y negativas que gravitan en los archivos invisibles de nuestra memoria, son parte inherente de quienes somos hoy día. Si los recuerdos son dolorosos y dañinos, no hay que rumiarlos, pero sí realizar algún ejercicio espiritual o emocional de “cierre” que nos permita sanar.  Por otro lado, las experiencias positivas son dignas de refrescar como motivación e inspiración para agregar más capítulos gratos a nuestra historia, pero sin caer en la trampa de querer repetir o regresar a etapas que se consideran superadas.




[i] Eclesiastés 3.15

[ii] Filipenses 3: 13-14

VERDADERA LIBERTAD


Hace más de dos mil años, Jesús se paró frente a un grupo de personas en una sinagoga y leyó algo que siglos antes el profeta Isaías había escrito de él:

“El Espíritu del señor esta sobre mí,
 y me ha consagrado,
para llevar las buenas noticias a los pobres;
 me ha enviado a anunciar libertad a los presos
 y dar vista a los ciegos.
 A poner en libertad a los oprimidos
 a anunciar el año favorable del señor[1]
                                                                                             
¿Cuál es la libertad que cristo ofrece?

Simplemente es la libertad de ser lo que Dios quería que fuésemos cuando nos creó. Esa libertad ha sido estropeada por una variedad de fuerzas, pero más profundamente por el pecado, el cual ha puesto grillos y cadenas en toda nuestra vida.
¡Yo no! Diría usted. Esto fue justamente lo que dijeron los judíos cuando Jesús les ofreció por primera vez su libertad.[2] Ellos estaban todavía usando máscaras de religiosidad, y Jesús gentilmente les quito las máscaras y les dijo: cualquiera que hace pecado, esclavo es del pecado. Esto es cierto y deprimente.
Y es por eso que todos hemos usado máscaras, para  tapar lo que está debajo. Sin embargo Jesús continuó hablando y dijo: “  Si el hijo os libertare, seréis verdaderamente libres”. Esta verdad es maravillosamente liberadora, verse libre al fin del temor, ya no tener que huir, ni usar máscaras, ni fingir libertad, ser verdaderamente libre en Cristo.
                                                                                                 
La libertad cristiana rescata al hombre de la paralizante sensación de culpa. Dios ya ha liquidado nuestra culpa, con la muerte de Jesús en la cruz.
La libertad cristiana, redime al hombre de ser dominado por lo que los demás piensan o esperan de él. Esa persona está libre para ser él mismo, el ser que Dios hizo, tal como es.
La libertad cristiana emancipa a la persona de la constante derrota que le causan sus malos hábitos y sus imperfecciones.
La libertad cristiana significa que podemos hablar honestamente con otras personas acerca de nuestras fallas, sabiendo que ellos padecen de lo mismo y nosotros hemos sido aceptados por Dios a pesar de ellas.
La libertad cristiana nos exonera de toda servidumbre, reglas viejas y nuevas cargadas de legalismo infructuoso.

Todos podemos lograr esta bendita libertad, porque la oferta de Jesús sigue en pie: “Si el hijo del hombre os libertare, seréis verdaderamente libres”.



[1] Lucas 4:18-19


[2] Juan 8:32-38