"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


jueves, 26 de julio de 2012

NEHEMÍAS: LOS DESAFIOS DE UN LIDERAZGO EFICAZ.


La eficacia del liderazgo se prueba y se comprueba en la etapa de ejecución. Porque se es líder para vender una visión, definir una misión, gestionar recursos y guiar los procesos que lleven al logro de resultados.

La Estrategia, ese puente entre el punto de partida y el fin esperado, puede requerir muchos ajustes. La historia de Nehemías como líder de la restauración de una ciudad, cuyas murallas y moral habían sido reducidas a escombros,  es una magnífica ilustración de los obstáculos, riesgos y amenazas que  surgen durante la ejecución de un plan.  Muchos comentaristas bíblicos coinciden al  clasificar los desafíos que se presentaron en la carrera de Nehemías:

Primero, aunque había conquistado los corazones  de muchos para unirse a la tarea con compromiso y entusiasmo, quedó un remanente de incrédulos, burladores e incluso férreos opositores a la obra.  Mientras los que estaban dispuestos a actuar se esforzaban trabajando, unos cuantos empezaron a hacer  bromas  al respecto, descalificando la capacidad de los obreros y la calidad de su trabajo. La respuesta de Nehemías fue: Ignorarlos.  Mi lección: oídos sordos a quienes en vez de ocuparse en lo suyo están criticando y murmurando  a quienes hacen con responsabilidad lo que tienen que hacer. Tarde o temprano el fruto del esfuerzo rinde fruto, y los ociosos y chismosos nada bueno cosecharán. 

En segundo lugar, Nehemías tuvo que motivar y reorganizar a su equipo cuando la fatiga extrema empezó a afectarlos. El estrés parecer ser el camino más corto hacia el desánimo, no lo olvide, pues hay peligro de dejar a medias lo que tanto esfuerzo ha costado.  

Nehemías también enfrentó amenazas, ataques camuflajeados  y frontales de sus enemigos.  Su manera de encararlos fue resistiéndolos. Un discernimiento de las intenciones del contrario es muy importante. Los enemigos lo “invitaban” a reunirse y “negociar”. Nehemías  respondió: “ Estoy haciendo una gran obra y no puedo interrumpirla” (Nehemías 6:3).  Se mantuvo enfocado en su prioridad y no dio lugar a distracciones.  Un efectivo manejo de la intimidación es clave. Nehemías no temía siquiera por su vida a la hora de persistir en su misión. 

Pero si bien todos estamos pendientes de cuidarnos de opositores conocidos, la más peligrosa amenaza se puede presentar, no desde fuera, sino interna.  ¿Cuál es el rol de un líder ante la realidad de conflictos internos, discordias, inequidad y maltrato que pueden impedir el logro de una misión? Se requiere una serie de competencias de efectividad personal y comunicacionales para manejarlos y necesitamos párrafos extras para comentarlos. 

--continuará.

No hay comentarios: