"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


martes, 27 de septiembre de 2016

EL VALOR DE LA BIBLIA EN LA REPUBLICA DOMINICANA


Mostrando la Bandera Dominicana, en el Congreso de Lausana 2010, Ciudad del Cabo, Sudáfrica

La bellísima simbología de la identidad dominicana es única: La bandera de mi nación,  con el escudo en el centro, tiene significados  de altísima relevancia para nuestra nacionalidad.  El escudo de la Patria es un diseño sin precedentes: tiene una Biblia abierta en su centro, citando la emblemática frase de Jesús “Y conoceréis la verdad y la verdad  os hará libres”. (Juan 8.32).

  Quienes hemos leído y releído el ideario de Juan Pablo Duarte, notamos que su firme convicción de fe es el  motor y catalizador de su causa independentista.  Pero, como el mismo prócer dijo: “Nunca falta quien deshaga con los pies, lo que yo hago con las manos”, hoy escuchamos voces detractoras que propagan la intención de desarraigar el libro sagrado de nuestro escudo y bandera,  con todo su inefable y sublime  legado. Pena de la vida si se atiende a tal insensatez; sería como desconocer y descalificar a quienes dieron todo por la patria, y más aún, desconociendo al supremo creador,  siendo que la Biblia es la Palabra de Dios, y es la fuente de los más nobles valores e ideales por los que se pueda regir un país, una comunidad, una familia, una persona. 

Por eso me entusiasma pensar también que  la República Dominicana es el único país en tener un Día Nacional de la Biblia, instaurado cada 27 de septiembre, mediante la Ley 208-84. El Día Nacional de la Biblia tiene su origen en San Pedro de Macorís, (mi pueblo natal).  La iniciativa  surge de dos miembros de la Primera Iglesia Evangélica Dominicana y hoy se celebra en todo el país y se está replicando en otras naciones hermanas.  

¡Qué viva la Biblia!

 ¡Qué viva la República Dominicana!

No hay comentarios: