"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


lunes, 2 de abril de 2012

A CONTRAVIA


A las 7.30 de la mañana, una señora camina en vía contraria por el túnel de la gran avenida. Obviamente "She's out of her mind".   Un breve pensamiento de ¿Si pudiera detenerme y de alguna manera procuro sacarla antes de que algún vehículo la atropelle?  Pero reacciono: quizá mi intención sería una locura peor. Y llamar al 911 es aun más loco. Si nunca responden. ¡Dios! Te encomiendo ese caso. 

Un ciclista intenta doblar a la izquierda en vía contraria, en el mismo punto en que yo intento doblar a la derecha tal como naturalmente me corresponde.  Un segundo más y lo despacho a la eternidad. O me despacha él a mí de un ataque al corazón. ¡Cómo se le ocurre algo así! ¡De dónde salió ese inconsciente! ¿Qué es lo que tiene en la cabeza? No salgo de mi asombro por mucho rato. 

¡Uno!,  ¡dos!,  ¡¡¡tres!!!  No, no estoy aprendiendo a contar; solo he decidido ver cuántos motoristas  tengo que esquivar en la Ave. Cayetano Germosén en un lapso de 5 minutos: Uno es “Delivery de colmado”, raza incorregible de transgresores de toda ley de tránsito. ¿Estarán vivos o existen los zombies?  Otro es repartidor de pan,  con docenas de fundas repletas de pan que abarcan la mitad de la vía… y el tercero es un individuo que transporta a dos pequeños, que me niego a creer que sean sus hijos. Asumo que a sus hijos no los arriesgaría en esta temeraria travesía. 

¿Será que esa es una norma en nuestras vídas, ir en vía contraria, consciente o inconscientemente, a riesgo de todo?.¡Cuántas conductas autodestructivas exhibimos!

1 comentario:

Sergio. N dijo...

Hola Georgina, me gusta mucho tu blog, en ella he podido conocerte mejor, me encanta cada una de las reflesiones que aqui haces, tu sencilles y tus experiencias que nos compartes me animan y me inspiran a afrontar los retos que como mujer, ama de casa, madre, cristiana, comerciante, debo enfrentar dia a dia, soy una fiel oyente de tus programas a traves de RTM, y son de gran bendicion para mi y para mi familia, que el SEÑOR DIOS TODOPODEROSO TE COLME DE SUS RICAS Y ABUNDANTES BENDICIONES........
Tu hna en Cristo, Sandra de Nieves.