"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


miércoles, 29 de mayo de 2013

EL AMOR, COMPLICADO ATRIBUTO DE DIOS


Me tocaba enseñar la clase bíblica en la iglesia el siguiente domingo. La guía de estudios a veces es estupenda, otras veces es, a mi parecer, muy  convencional. El tema que tocaba, en una serie sobre los atributos de Dios era, el amor. Y me pregunté ¿Cómo hago para hablar de un tema que para la mayoría parece obvio, que lo damos por hecho y garantizado? ¿Cómo lograría hablar por una hora, del tema más agradable de la biblia, sin sonar reiterativa de lo que todos ya saben   y que resultara edificante?

 Fue bueno que me hiciera esas preguntas, porque,  sin profundizar mucho empecé a despertar de mi submundo de espiritualidad y darme cuenta que estaba frente a un tema complejo y  enmarañado. Lo que se hace más difícil de explicar desde la mentalidad finita del ser humano es cómo encaja el amor de Dios ante la realidad de un mundo que padece grandes desequilibrios, calamidades, hambre, guerra, desastres naturales, y mucho más.

Luego hallé un texto que definitivamente catapultó mi sospecha de que estaba frente a un tema complicado: El autor D.A. Carson publicó un libro titulado “La difícil doctrina del amor de Dios” y la califica de difícil, porque, afirma “el amor es un tema distorsionado, casi todo el que dice creer en Dios lo considera un Dios que ama, pero muchos de esos mismos no reconocen otros atributos de Dios por igual”. ¿Qué otros atributos: su justicia, su santidad, su omnisciencia y omnipotencia, todo en proporción más allà de toda comprensión humana. 

Carson dice que debemos ver el amor de Dios en el  contexto de su soberanía, de su providencia y de su personalidad en conjunto. No se trata de un amor emocional y sentimentalista como el amor humano. No es tampoco un amor pluralista donde se da cabida a toda suerte de manifestaciones, prácticas y conductas que abiertamente son rechazadas por Dios. 
Hay evidencia en las enseñanzas de la Biblia, de que el amor de Dios se manifiesta en varias formas, pero el que concierne a la mayoría de la raza humana es aquel conduce a la salvación por medio del sacrificio de su hijo. Es el amor de Dios el que le hace ser fiel a sus promesas, (amar es honrar un compromiso) es un amor voluntario, una decisión consciente de entregarse por el bien de los demás. Está íntimamente relacionado con su misericordia y su fidelidad, las cuales son inmensurables,  imposibles de ubicar en una línea de tiempo porque son parte de su esencia desde la eternidad y hasta la eternidad.

Amor, gracia, bondad, perdón, verdad, compasión, fidelidad, una mezcla de virtud que equilibra la justicia y la santidad de un Dios balanceado en su persona, carácter y atributos.

No hay comentarios: