"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


jueves, 1 de agosto de 2013

NIÑEZ ABUSADA





El semáforo cambia a rojo y los conductores se detienen en la esquina. Enseguida, niños y niñas de distintas edades y tamaños se abalanzan sobre los autos. Algunos se encaraman con una esponja a limpiar el cristal, otros tocan la ventana con una mano mientras extienden la otra para pedir.

Pero no solo sucede en mi tierra.  Estuve de visita en otro país de Latinoamérica, y  lo que debió ser una relajante caminata nocturna se tornó en  indignación al escuchar niñas que, mendigando, me  siguieron por más de dos cuadras, con una súplica histriónica, casi  ensayada a la que no cedí.

Lo que más me asusta es toda la estructura que suele haber detrás: primero, negligencia e irresponsabilidad de los adultos con sus hijos.  Segundo, trata de personas. Estas criaturas  son utilizadas para recaudar dinero que va a manos de terceros.  Los niños y las niñas están expuestos a sufrir abuso físico, sexual y emocional. Privados de vivir una niñez digna, son potenciales adictos a sustancias y la semilla de la delincuencia se incuba desde temprano en muchos de ellos.

Uno ve todo este cuadro y se pregunta ¿qué hacer?  Lo  primero es que individualmente debemos ser firmes en la postura de que ninguna forma de abuso es aceptable ni justificable.  Las familias, las iglesias y las autoridades deben realizar esfuerzos y cooperar para  enfrentar y revertir este mal que está socavando la sociedad.

Jesús,  aunque de adulto sufrió  todo tipo de violencia y maltrato, tuvo una niñez muy sana y mostró un amor especial por los niños. 

Publicado en Alimento para el alma, Ago. 01, 2013

No hay comentarios: