"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


domingo, 6 de septiembre de 2015

SIN YUCA NO HAY NEGOCIO NI ESPERANZAS


Llegamos donde Dolores, la casabera, y la ilusión que traía conmigo de saborear casabe recién horneado se desvaneció cuando entré a su patio  rediseñado con desolación. Tenía yo en el registro de mis memorias una visita anterior, 5 años antes, cuando aquel patio tenía vida y color, olor a yuca, mucha dinámica actividad.

El Clan de madre y hermanas  que por años han movilizado recursos, construido sus casitas y mantenido a sus hijos,  haciendo y vendiendo casabe, hoy no está en su mejor momento. Dolores saca un par de sillas para nosotras sus visitantes, y ella se sienta en el piso, sin fuerzas, desesperanzada. Acaba de regresar de la calle, de vender yaniqueques, “porque hay que hacer algo en lo que aparece yuca”. La sequia desesperante, ha dejado el guallo ocioso, y el horno apagado por muchos días.

Una de mis compañeras de visita, nos deja y se va a la casa de otra de las hermanas casaberas, regresa perpleja y nos cuenta que ha tenido que orar y reprender pensamientos desesperados de aquella otra mujer. Está llegando al límite de su resistencia y habla de matarse. Y nosotras, casi impotentes, quisiéramos hallar algunas palabras para animarlas, y solo atinamos a decir, “calma”,  Volveremos, y las ayudaremos a buscar alternativas para cuando sus negocios estén en bajas, puedan tener otras fuentes de ingreso y que en lo inmediato oraremos, que pronto llueva, y haya provisión de yuca, para que estas mujeres recuperen su vida y sus esperanzas. 

¡Por favor Señor de misericordia, envía tu lluvia temprana y tardía!. 


Gthompson, Sept 05, 2015. 

No hay comentarios: