"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


miércoles, 2 de diciembre de 2015

COMPETITIVIDAD:

GLOBAL, NACIONAL, EMPRESARIAL Y PERSONAL.


Prof. Estepane Garelli- Foto fuente externa. 
Fue una experiencia de lujo  para mí estar presente en la conferencia dictada por el renombrado profesor Suizo Stephane Garelli, orador principal invitado este año a la 4ta versión de “Think Economics” evento organizado la Cámara de Comercio y Turismo Dominico-Suiza, en Santo Domingo. La economía no es mi fuerte, pero sin  duda nadie puede sustraerse al tema.   Los asistentes fuimos guiados por el profesor a una comprensión de los factores claves de la competitividad de las  naciones en estos últimos tiempos y  los cambios en la mentalidad del ser humano que a su vez llevan a reformular estrategias en materia económica. 

El tiempo fue poco para absorber y digerir los múltiples planteamientos ágilmente presentados por el profesor Garelli, con un estilo humilde, simpático y colorido.  En resumen, el profesor planteó las bases que permiten que un país sea altamente competitivo: Su infraestructura, su estabilidad macroeconómica, política, jurídica y social,   el ambiente atractivo para la inversión extranjera,  y en el factor educación, la formación de mayor número de técnicos, más que de  graduados universitarios. 

La contraparte dominicana en Think Economics estuvo compuesta por una selecta representación de  economistas de alto renombre y sólida trayectoria que fueron capaces de plantear a la audiencia las realidades de la economía dominicana y su posicionamiento en los índices de competitividad global, así como las proyecciones –predicciones que consideran deben tomarse en cuenta para la toma de decisiones de  negocios en el 2016. 

Una nota interesante surgió en la fase de preguntas y respuestas, cuando una participante  sacó a relucir el factor más humano de la competitividad. Planteó que,  conoce de primera mano que esas naciones que ocupan los primeros lugares en los rankings de competitividad y riqueza, son las mismas en las que se evidencian altos índices de stress  en la población y donde también se contabilizan las tasas más altas de suicidio. 

El profesor Garelli estuvo de acuerdo con la persona que planteó este argumento y dijo que la competitividad efectiva también implica definir un horizonte, saber que es un proceso, que para llegar a un nivel de resultados se requiere intensidad de esfuerzo y de sacrificio, pero estableciendo una meta o límite al que, cuando se llega, debe haber la oportunidad de relajarse y disfrutar de los logros. El reto en términos de competitividad es identificar ese punto de transición para lograr el equilibrio de bienestar al que se aspira. Esto aplica para individuos, organizaciones y para todo una nación.

No hay comentarios: