"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


viernes, 20 de mayo de 2011

CUANDO EL AGUA NO ES VIDA, SINO MUERTE

Agua, símbolo de vida. Acabo de leer un comentario de Marli Spieker (Proyecto Ana)  testificando que en Finlandia ha encontrado la mejor agua potable del mundo. Por contraste  asocié esta información con dos hechos: Esta mañana abrí la llave de mi fregadero para llenar una olla de aluminio: lo que salió me quitó el aliento: agua turbia.  Y hoy también mi corazón ha llorado al ver patéticas escenas de una zona de Santo Domingo donde las aguas que consumen los pobladores está expuesta a la más peligrosa contaminación del momento: cólera.
Hace un par de años caminé por los estrechos callejones de la Puya de Arrollo Hondo. Entré por una zona en la que un frágil puente  daba acceso al vecindario. Por debajo del puente corren las aguas negras de una cañada. A menos de un metro de la cañada y a la vera de dicho puente, una llave pública, rodeada de basura, ya que allí mismo funciona el vertedero. Cerdos  husmeaban entre los desperdicios, y niños, algunos incluso desnudos y otros descalzos, hacían fila para llenar galones de agua, y hasta bebían directamente de la llave, en un acto que me causó toda la alarma del mundo.
Aquella vez, hablando con un pastor y líder de la comunidad, hablamos de la necesidad de educación en salubridad, hablamos de la pobreza, el desempleo, la delincuencia, la drogadicción, entre otros flagelos que azotan a esta barriada. Pero hoy la urgencia se sobredimensiona con la sospecha de un brote de cólera, que puede transformar el  cuadro de esta vecindad en una verdadera emergencia sanitaria.
Quisiera pensar que todos los sectores llamados a intervenir en una situación como esta lo hagan con la prontitud y la eficacia debidas, porque la muerte está potencialmente rodeando a miles de personas en las aguas contaminadas. Personas que tienen pocas opciones, pocos recursos y poco nivel educativo, todo lo cual potencia el peligro en que viven o apenas sobreviven.

No hay comentarios: