"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


miércoles, 30 de mayo de 2012

¿POBREZA?



La estampa  es cotidiana y frecuente entre las comunidades de calles polvorientas y al parecer olvidadas de la gracia de Dios: Debajo de un árbol 4 personas sentadas alrededor de una mesa, están enfrascadas en un juego de cartas o de dominó. Muchas horas de cada día  se gastan en esa actividad y me pregunto ¿De qué viven?

 Alrededor otros observan ávidos y comentando las jugadas y las oportunidades de cada contendor. Una personita en particular capta mi atención, una pequeñita descalza y  prácticamente desnuda, (solo lleva ropa interior) pero bueno, digamos que está  vestida, pero de un lodo amarillento con el que también su rostro está maquillado. Sus cabellitos despeinados parecen rubios, pero creo que es el color del polvo.  Se chupa el dedo, le pregunto por su mami; saca el dedo de la boca y la señala: está sentada jugando.  Oh sorpresa la mía al ver al lado de la mesa, tiradas al descuido en el suelo, casi una docena de botellas verdes .  Aquella velada cotidiana va acompañada con litros y litros de “frías”, todas las que se antojen y hasta que se acabe la jornada.

Y luego es esa la madre que se levanta y exige con una llamada telefónica que le envíen la remesa tan rápido como se pueda, para la leche, la comida y la ropa de la linda niña.
Y luego esa es la niña, entre tantas y tantos otros,  para la que mi amiga de la fundación  recauda fondos y suda cocinando, para servirle un plato de almuerzo digno y revertir la severa desnutrición que la condena a enfermarse, que la condena a reducir su coeficiente intelectual y a ser otra potencial candidata al parasitismo que perpetua la miseria de nuestros pueblos. Es una pena, que en este círculo vicioso hay algunos que la pasan muy bien a costa del sacrificio de otros, y al precio irresponsable de tronchar el bienestar de aquellos por quienes deberían velar. Es una pena.

No hay comentarios: