"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


jueves, 26 de diciembre de 2013

¡VAMOS POR EL ORO!




“Prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. (Filipenses 3:14 )

La competencia era por el oro; todos corrían con gran determinación, firmeza y decisión.  Algo me llamó la atención de los competidores, un joven en particular; su mirada estaba al frente, hacia la meta; no importaba quien venía al lado o detrás, su objetivo era la meta.  A su compañero más cercano le vi mirar hacia los lados, cosa que quizás no le permitió llegar a la meta en el tiempo establecido.

El Apóstol Pablo en la Biblia nos insta proseguir hacia la meta, al blanco, que es Cristo. No te detengas sobre la base de lo que otros hacen o dicen; juega limpio, no trates de engañar a los demás o a ti mismo, de nada vale.  Poniendo a un atleta como ejemplo, Pablo dice que éste no es coronado si no lucha legítimamente, y el autor de Hebreos plantea la necesidad de despojarnos de todo peso y del pecado que nos asedia como si tuviéramos cuerdas que se enredaran en nuestros pies. Entonces podremos correr con paciencia, estrategia que usan los corredores, reservando energías para tomar impulso en el momento más pertinente para llegar a la meta y obtener el trofeo.

 El apóstol Pablo nos enseña sobre la conducta a observar para llegar a la meta deseada. Veamos lo que nos dice en Filipenses 3:13,14:

1.- Conocer dónde estamos.- “Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado...”

2.- Determinación.- “una cosa hago”

3.- Liberarse ataduras pasadas.- “olvidando ciertamente lo que está detrás”

4.- Mirar y avanzar al futuro.- “... y extendiéndome a lo que está delante”

5.- Trazarse metas.- “Prosigo a la meta”

6.- Proponerse triunfar y luchar por triunfar.- “Para conseguir el premio”

7.- Alcanzar el propósito de Dios.- “del supremo llamamiento de Dios”

8.- Comunión con Cristo.- “...en Cristo Jesús”

Si tenemos en cuenta estos pasos la victoria está garantizada a pesar de todas las pruebas y tentaciones en el camino pues el Señor es nuestra seguridad plena en este andar de fe.

Mientras algunos aspiran a que el año nuevo sea mejor, otros nos proponemos ser nosotros mejores en el 2014. Y vamos por el oro con determinación. 

No hay comentarios: