"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


miércoles, 10 de noviembre de 2010

INCERTIDUMBRE Y MIEDO

El Miedo y la inseguridad  acompañan a millones de seres humanos en el mundo de hoy, individual y colectivamente, y con sobradas razones.
La pobreza causa una sensación de desamparo y de vulnerabilidad muy evidente. El auge de la delincuencia nos convierte en víctimas potenciales y  nos crea una paranoia  constante de ser vigilados y hasta perseguidos. Toda sombra, ruido o pasos a nuestras espaldas nos ponen alertas con los nervios en tensión.
Pero aun al abrigo de un techo,  la inseguridad nos sigue. El miedo a la soledad, a no tener arraigo alguno para el futuro, la inquietud de llegar a perder lo que nos sirve de ancla, como el trabajo,  la salud o los seres amados…
Y así vivimos contabilizando carencias, sobredimensionando incertidumbres hasta que  el pesimismo y la depresión se instalan  en nuestra mente, hundiéndonos más y más.
Bueno es detenerse en ese destructivo proceso antes de que no haya retorno y pongamos nuestra vista y pensamientos en los “activos” con que contamos. Seguro que hallaremos un buen número de factores que le darán sabor y significado a nuestra vida, cosas, personas y dones  que nos enriquecen, y por encima de todo, la fe en un Dios fiel y amoroso, que no nos deja  ni nos desampara. Asi hallaremos remedio a nuestras preocupaciones, porque el perfecto amor de Dios hecha fuera el temor.

No hay comentarios: