"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


lunes, 30 de enero de 2012

RAPSODIA 1: LÁGRIMAS


Hoy decidí no contener mis lágrimas
Como tantas veces he hecho
Y solo respondí a cada porque:
¿Estás enferma?
No,  pero peor que si lo estuviera
Si lo está alguien más
¿Te falta algo?
Nada falta, siempre me ha bastado su gracia
pero hay tantos otros a quienes les falta todo.
¿Necesitas a alguien?
No sé, tal vez, pero hay tantos que me necesitan a mí
Y no estoy disponible.
Entonces está bien
Puedes llorar,
Porque tu bien depende de que otros estén bien
Puedes llorar, porque todo te importa
Puedes llorar para que entonces
 Salgas a beber las lágrimas de otros.

Y salgo entonces de prisa
y veo torrentes, ríos caudalosos,
¡Pero no!, no son  ríos pues son aguas saladas
No logro detener su feroz derrotero, ¡me arrastra!
Me hago a un lado
Y veo a otros que se supone lloran.
Pero en sus lágrimas ya no hay agua,
 Solo cristales de sal,
Las han secado con ruido, con mosto,
Con polvos alucinantes, con morbo,
Con dinero apestoso, con violencia,
Con burla y con sangre.

Allí no hay a quien consolar
No vale dar consejos a quien nos los pide
No vale pelear  en estériles batallas ajenas
Ni siquiera intentar acercarse al que se
Rodea de murallas.
Y regreso vencida, con la determinación
De guardar mis lágrimas
Para cuando esté enferma,
Para cuando me falte algo,
Para cuando necesite a alguien.

No hay comentarios: