"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


sábado, 25 de junio de 2016

EL REINO DE DIOS Y EL LLAMADO DE JESUS




En un mundo quebrantado, plagado de males, desgracias personales y tragedias globales,  el mensaje del evangelio es la esperanza que nos fortalece para perseverar. Jesús, en su primera venida, anuncia las buenas noticias del reino de Dios,  y nos dice: “El reino de los cielos se ha acercado".  Su reino es su dominio desde la eternidad y hasta la eternidad.  Su reino es el gobierno soberano de Dios  en el campo de la salvación. El reino de Dios está vigente en el corazón de su pueblo el día de hoy. En el futuro será un reino terrenal físico.  El reino de los cielos se ha acercado, porque el Rey, Jesús, está presente. [i]

Como parte del cumplimiento de su misión, Jesús elige a quienes le acompañarán en el ministerio: aquellos cuya profesión era la pesca, reciben un llamado más excelente: Venid en pos de mí y yo les haré pescadores de hombres. [ii]
 
El llamado de Jesús recibe inmediata respuesta de obediencia. Dejaron negocios y familia para seguirle.  Seguir a Jesús es más que alejarse del pecado. También puede implicar dejar cosas  que  son buenas en sí mismas.  Es parte de la fe y del servicio  cuando somos capaces de sacrificar tiempo y recursos a favor del reino.  Hay muchas promesas del propio  Jesús de que en realidad recuperamos con creces todo aquello que  nos pueda parecer que perdamos por su causa.  Es cuestión de fe. Fe es creer. Creer es una decisión. Aceptar el llamado de Jesús, con todo lo que implica, es nuestra elección. ¿Eres parte del reino de Cristo?


[i] Evangelio de Marcos 1. 14,15
[ii][ii] Evangelio de Marcos 1. 16-20

No hay comentarios: