"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


viernes, 14 de octubre de 2016

CONFESIONES




Confieso que hay lecciones bíblicas que son reiteradamente un desafío para mí:
  1.  Siempre he sido Marta en vez de María[i]. No estaré tranquila ni dispuesta a sentarme mientras haya tareas pendientes, y por supuesto, eso implica stress, sumado a las quejas y reproches hacia los que “tomaron la mejor parte y no les será quitada”. Creo que algunos se escudan en eso para no involucrarse en lo mucho que hay que hacer. Pero concluyo: “Si tú lo dices, Señor, no se hable más, seguiré con mis afanes, María, pásala bien”.
  2.  Difícil que pida algo más de 2 veces, especialmente favores o ayuda. Ese modelo de la viuda y el juez injusto[ii], va contra mi crianza de evitar la humillación de obtener un absurdo no por respuesta (Aunque sepa escuchar y aceptar un no cuando es sensato), o, como en el caso de la historia, obtener una respuesta de mala gana, por hacerse uno un fastidioso.  Concluyo: “Si tú lo dices, Señor, no se hable más. Puedes agregar un mandamiento no. 11 ¡No molestarás!  Buscaré como resolver sin molestar la paciencia de alguien más.”
Cualquier rato el eterno me llamará a consulta para darme “Sus conclusiones” y tal vez  al hacerlo él cite a alguno de sus aventajados teólogos que dicen: “Un texto fuera de contexto, es un pretexto”.


[i] Lucas 10. 38-40

[ii] Lucas 18. 1-10

1 comentario:

LUIS NAPOLEON MEJIAS CARVAJAL dijo...

EXCELENTES REFLEXIONES, SIN MÁS NI MÁS.