"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


domingo, 9 de octubre de 2016

DEL JOVEN RICO Y LA VERDAD

Ayer me parece haber visto y oído al Joven Rico. No sé si tiene dinero o no, pero la fortuna que declara es invaluable: ha heredado los valores y principios de una familia honorable.

Educado, inteligente, brillante, una promesa para la sociedad. Su corazón inquieto  busca la aprobación de Dios, como en su momento buscó la de su ejemplar padre. Conoce la Sagrada Escritura y la reconoce como Palabra de Dios.

Se acerca a Jesús, quien al verlo, lo ama. (¿Cómo no amar a esta joya de ser humano, prototipo del primer Adán antes de la caída, impecable, agradable, bien portado?)

Pero le queda un desafío, le falta una cosa… “Deja todo  y sígueme”.

El joven estaba frente a la verdad hecha persona (Jesús), y ante la disyuntiva de aceptarla.

         ¿Y entonces qué?

Ciertamente, es humano dar la espalda a la verdad. Jesús espera que esta vez, el desenlace sea distinto y el joven acepte el reto de su llamado. 

No hay comentarios: