"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


lunes, 13 de febrero de 2012

DE LA VIDA, LA MUERTE Y LAS OPORTUNIDADES

Estoy en peligro otra vez si me dejo apasionar por los retos. Se me olvida que tengo cuerpo hasta que éste me empieza a reclamar. Este regreso de 20 horas volando me  tiene exhausta y aturdida, pero quiero aprovechar cada simple segundo, devorar el libro, escribir libretos, organizar mi agenda de cosas por hacer tan pronto pise Santo Domingo y  actualizar mi relación de gastos… pero tengo la vista borrosa, y tendría que usar la luz particular de mi asiento mientras una gran mayoría intenta dormir a bordo. ¡Qué fatiga tan frustrante!.

Al llegar y bajar del avión, me espera otra noche en NY para seguir al dia siguiente a Dominicana. En la interminable fila para migración, los monitores dan seguimiento permanente a la triste novedad del fallecimiento de la diva Whitney Houston. En pocos minutos comenzarían los Grammy, cuya ceremonia sufriría una transformación marcada por el duelo que arropa a la familia artística.  Veo a una de mis admiradas cantantes cristianas, Cece Winams,  llorar mientras relataba de su cercanía con su hermana Whitney. Oigo a Jesse Jackson, el célebre reverendo y activista,  hablar de su intervención con la familia en ese momento de dolor, y oigo  (vía telefónica con CNN) las declaraciones de Aretha Franklyn,  otro singular icono de la música, relatando sus momentos luminosos con Whitney. 

¡Qué momentos! El domingo anterior hice esta fila, mientras los americanos esperaban frenéticos el inicio del Super Bowl, y esta vez me ha tocado esta otra circunstancia que hace el día muy particular.


Madrugada del Lunes 13, 4 am, en pie, con mi obsesión de ganar tiempo. ¡Lista! Me espera “D” el joven dominicano contratado para llevarme de nuevo al Aeropuerto. D. empieza a hablar tan pronto inicia el recorrido hacia el JFK.   D. Tiene planes de venir a su país pronto, el estrés de NY lo está matando, y reflexiona “Sé que voy a morir, pero no quiero que sea a propósito” Dice que se afana demasiado y que no debería, sobretodo porque es sobreviviente de cáncer y está viviendo una segunda oportunidad que no está aprovechando.  Y Yo vuelvo a pensar en mi misma y mis propias obsesiones por tener todo bajo control y dar la talla en las demandas que la vida pone delante de mi.  La lectura de “Great by Choice” me vendría como anillo al dedo. Hay que reconsiderar el tren de vida que se vive hoy.  Ya le contaré.

No hay comentarios: