"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


martes, 27 de julio de 2010

GOZOSOS EN LA ESPERANZA

¿Estás enfermo, continuamente luchando con dolores que no se quitan con nada? ¿Estás tú o alguno de tus seres queridos afligido con una condición de salud para la cual parece no haber remedio? No es fácil vivir estas cosas, pero hay esperanza, porque en el cielo no habrá más dolor. Dios mismo estará con nosotros, y él secará todas las lágrimas. 
¿Estas agobiado por la maldad de esta sociedad postmoderna? dondequiera que miramos hay injusticias, robo, violencia, crueldad, abusos inhumanos contra los más vulnerables. Realmente las tinieblas morales nos afectan profundamente y tienden a quitarnos el gozo.  Pero ¡anímate esperando el futuro!. Porque en el cielo no habrá nada puesto bajo maldición. Todo será una luz espléndida, no la luz del sol ni de una lámpara, sino que el mismo Señor nos iluminará. ¡Eso es un motivo de gozo!

¿Estás triste pensando que la conducta de tus hijos no agrada al Señor o tal vez lamentando tu situación económica, considerando que nunca estarás libre de las deudas que has amontonado?  ¿No puedes olvidar una humillación que te hicieron o una injusticia que te ha dolido mucho? Pues en el cielo no habrá más tristeza. ¡Qué bendición pensar que no habrá absolutamente nada de tristeza en el hogar de Dios!
¿Le temes a la muerte? La mortalidad es un hecho de nuestra naturaleza y parece ser un enemigo que devora a nuestros seres queridos. Todos tenemos que morir pero el último enemigo que será derrotado es la muerte.  Cuando nuestro cuerpo mortal se haya revestido de inmortalidad, se cumplirá la escritura. “La muerte ha sido devorada por la victoria de Cristo. Allá no habrá muerte. Ese es un motivo de Gozo.

Esta esperanza es lo que nos ayuda a soportar la vida difícil aquí. Recuerda como decía Pablo: “ esta leve tribulación momentánea, produce en nosotros un cada vez más excelente eterno peso de gloria. Las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse” estamos aquí para prepararnos para nuestra vida eterna con el Señor.
Dijo Jesús a su Padre: Yo quiero que aquellos que has dado estén conmigo para que vean mi gloria” será una gloria eterna, y un gozo eterno!.

No hay comentarios: