"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


martes, 4 de mayo de 2010

ACTITUDES QUE CONSTRUYEN -FIN-

ACTITUD PACIENTE.

La Biblia dice que podemos “ser fortalecidos[1] en todo sentido, con su glorioso poder; así perseverarán con paciencia en toda situación, dando gracias con alegría al Padre”.

Una de las cualidades básicas que nos hacen útiles para Dios es la valentía de la paciencia, sinónimo de fortaleza, perseverancia, resistencia, constancia bajo la prueba, no permitiéndonos ser sobrecogidos por el infortunio y el sufrimiento.  La paciencia nos ayuda a caminar sobre las aguas turbulentas de las circunstancias, victoriosa y gozosamente.

La Palabra griega Hipomona, se define como la constancia bajo la prueba. William Barclai lo explica:  “Hipomona es la raíz de todo lo bueno, madre de la piedad, fruto que nunca se pudre, flor que nunca se marchita, fortaleza que nunca es conquistada, un puerto que no conoce tormentas. La reina de las virtudes. El fundamento de las acciones correctas. Paz en la guerra. Calma en la tempestad.
Es la cualidad que sostiene a la persona de pie con su rostro hacia el viento, es la virtud que puede transformar  la más dura prueba en gloria, porque puede ver la meta más allá del dolor”[2]

Recordando a las personas que han influenciado mi vida, pienso en aquellos que tienen perseverancia, personas comunes viviendo sus vidas en  circunstancias extraordinarias. Personas que me han mostrado la grandeza de Dios en su vida diaria y me confirman que la paciencia  con gozo caracteriza a los hijos de Dios. 
En resumen, las actitudes nos construyen o nos destruyen. Cultivemos el amor, la fe y la paciencia; obtendremos victoria como recompensa.  


[1] Colosenses 1:11
[2] Traducido de: New Testament Words, Página 145.

No hay comentarios: