"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


miércoles, 5 de mayo de 2010

MAS QUE PALABRAS

Napoleón Bonaparte dijo del Hijo de Dios, "Jesucristo fue más que un hombre". Dirigiéndose a uno de sus más altos subalternos, le dijo "Si tú no percibes que Jesucristo es Dios, muy bien; entonces me equivoqué en hacerte un general." Y también dijo "desde el principio hasta el fin Jesucristo es el mismo, majestuoso y sencillo, infinitamente severo o infinitamente caballeroso."
Buenas apreciaciones las de Bonaparte ¿verdad? pero hay que hacer unas aclaraciones:
En primer lugar, las declaraciones de grandes hombres no elevan a Jesucristo entre los grandes.  A veces nos confundimos cuando pensamos que la conversión de gente famosa  distingue a la iglesia. Pero quien se distingue es quien reconoce que Jesús  es el “Gran Yo soy”. En la Biblia hay varios casos de personas prominentes que siguieron a Jesús.
En segundo lugar, Jesucristo no fue simplemente más que un hombre, El es hombre y es Dios al mismo tiempo.
Por último Jesucristo no desea que los hombres tengan meras buenas apreciaciones de El, si no que se le reconozca como Dios y Señor de la vida y que El pueda controlarla desde ahora y para siempre. Charles Trumbull lo expresa de esta forma: “Jesucristo no quiere ser nuestro ayudador, quiere ser nuestra vida. No quiere que trabajemos para él, quiere que lo dejemos hacer su obra  a través de nosotros, usándonos como nosotros usamos un lápiz para escribir. Mejor todavía: usándonos como uno de los dedos de Su mano. Cuando nuestra vida no sea solamente de Cristo, sino Cristo mismo viviendo en nosotros, podremos de veras ser vencedores, porque El no puede fallar”. ¿Está usted dispuesto a esto?

No hay comentarios: