"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


martes, 26 de abril de 2011

¡GEORGINA SECRETARIA!


El 26 de Abril es el dìa de las Secretarias en Rep. Dominicana.
¡FELICIDADES!

Tengo la impresión de que la historia profesional de muchas mujeres comenzó con un puesto de secretaria. En mi caso, paralelo a mis últimos dos años de estudios en la secundaria, estudié en la “Academia Comercial Profesor Guerrero” en una de las calles de mi San Pedro de Macoris,  aquella en que se hallaba también el consultorio de nuestro mèdico familiar, el Dr. Perozo y el local de la “Fotografía La Moderna” y mas adelante las oficinas del Ayuntamiento y por supuesto la impresionante catedral de San Pedro.
En la Academia  el título podía ser de Secretariado, si se tomaban todas las asignaturas: Mecanografía, archivo, contabilidad  Relaciones Humanas y correspondencia. La mecanografía comenzaba con las lecciones diarias que progresivamente iban adiestrando nuestras manos para deslizarse por el teclado con precisión y velocidad.  Aquellas máquinas de escribir eran “último modelo”, ¡debían ser las últimas que quedaran en el planeta!, lucían como el esqueleto oscuro de algo que alguna vez tuvo otro aspecto. ASDF JKLÑ, digitaba en la primera lección, repetidamente una y otra vez. ¡Agradezco tanto ese entrenamiento!
Gracias a ese entrenamiento, mi primera fuente de ingresos fue “pasar trabajos a máquina” expresión que significaba dar el servicio de mecanografiar documentos, especialmente tareas de los estudiantes de la Universidad Central del Este. Para dar este servicio contaba con una pequeña máquina de escribir manual que mi padre me compró. Por muchos años sirvió útilmente por incontables horas… y la tarea la heredó mi hermana Bertha, cuando entonces obtuve un empleo de secretaria como asistente de la directora de la escuela de Pedagogía de la Universidad, y más adelante el empleo de recepcionista de Radio Trans Mundial.
Sí, fui agasajada por varios años como secretaria y esto me hace valorar altamente la tarea de un personal que es el alma de las oficinas, que muchas veces tienen en sus manos el éxito o el fracaso de sus jefes, que reciben toda la presión y el estrés, y que entretanto ven su rol como un peldaño en la escalera que les llevará más arriba, por que sueñan, porque  perseveran, porque se trazan metas y la superación es su norte.

No hay comentarios: