"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


miércoles, 13 de enero de 2010

HAITI: DEVASTACION Y MUERTE


De Agencias.
Diplomáticos estadounidenses en el lugar "vieron numerosos cuerpos en las calles y sobre las aceras, que quedaron hechas pedazos", dijo Philip Crowley, portavoz del Departamento de Estado: "Evidentemente hay numerosas muertes".

El sismo se sintió con gran intensidad en su vecina República Dominicana, con la que Haití comparte la isla La Española.

"Creemos que tendremos centenares de muertos", afirmó un médico en Puerto Príncipe.

Un corresponsal de AFP en Haití detalló que el sismo duró poco más de un minuto. Poco después, dos réplicas de 5.9 y 5.5 estremecieron el país, indicó el Instituto de Geofísica de Estados Unidos (USGS).

El USGS subrayó que el temblor se registró a 16 kilómetros de la capital Puerto Príncipe y a 27 kilómetros de Petionville (sureste), a una profundidad de 10 kilómetros. Millares de habitantes deambulaban por la capital, a veces entre lágrimas, por las calles devastadas, viendo en cada esquina imágenes terroríficas de desolación. "El centro de Puerto Príncipe está destruido, es una verdadera catástrofe", temblaba Pierre, cubierto de polvo.

"Vi mucha destrucción en mi camino", relató Marie Claire, empleada en un laboratorio médico. El sismo destruyó la sede de la fuerza de paz de la ONU, dijo un empleado de la organización, de la que numerosos empleados están desaparecidos. "La mayor parte de la sede de la Misión de Estabilización de Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH) quedó destruida. Hay mucha gente bajo las ruinas, tanto muerta como herida", señaló.

Brasil ejerce el comando militar de la MINUSTAH, integrada por 17 países, muchos de ellos latinoamericanos.

El personal militar brasileño consta de unos 1,200 efectivos de un total de unos 11,000. Además de la sede de la ONU, otras emblemáticas edificaciones como el palacio presidencial, la Catedral y oficinas gubernamentales quedaron destrozadas en la capital.

Un corresponsal de la AFP señaló que en Petionville, distrito con una gran actividad turística y una de las zonas más ricas situadas en el este de la capital, un edificio de tres pisos fue derrumbado y en sus calles muchísimas personas se encontraban en estado de pánico.

Es en Petionville donde residen la mayoría de diplomáticos en el país y los funcionarios de Naciones Unidas.

La "catástrofe" desató en un inicio una alerta de tsunami en Cuba, Bahamas y República Dominicana, pero fue levantada luego por el Centro de Alertas de Tsunamis en el Pacífico. Fue uno de los terremotos más graves registrados en la isla, donde en 1946 se produjo un temblor de 8.1 grados seguido de un tsunami que afectó a Nagua.

Rene Préval y la primera dama salieron ilesos

Aunque uno de los edificios dañados es el Palacio Presidencial, fuentes diplomáticas aseguraron que el presidente haitiano, Rene Préval, y la primera dama, Elisabeth Debrosse Delatour, están a salvo.

Mientras, una docena de ciudadanos surcoreanos están desaparecidos. Entre ellos se encuentra una mujer que formaba parte de la misión de paz de la ONU en Haití, mientras el resto son residentes en la isla o empleados civiles, según una fuente del Ministerio de Exteriores citada por Yonhap.

La organización no gubernamental (ONG) Oxfam Internacional indicó que los daños causados por el terremoto ocurrido en Haití pueden ser muy grandes, al tiempo que describió como "caótica" la situación de la isla caribeña.

Haití es el país más pobre de América Latina, y en él el 85 por ciento de sus habitantes vive en situación de pobreza