"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


jueves, 27 de agosto de 2009

LA FUERZA DE UNA MUJER CRISTIANA, 2 DE 3

El segundo principio sobre la fortaleza de una mujer es :

“ Las fuerzas de una mujer cristiana deben ser invertidas en su esposo”

En el ùltimo y glorioso libro de la Palabra de Dios, Apocalipsis, dice: "Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado. Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente…”

De este pasaje de la escritura obtenemos el atuendo de una mujer vistiendo de blanco el dia de su boda. Mucha preparación antecede esos momentos de su dia de bodas cuando ella se presenta ante su esposo. Desafortunadamente, la experiencia nos enseña que muchas ponen màs tiempo y esfuerzo en la preparación de la boda que lo que ponen para el matrimonio permanezca unido después. Como cristianos debemos estar preparandonos constantemente para las boda de Cristo y nuestra vida en la eternidad con èl. “ Y asì estaremos siempre con el Señor”. ( I Tes. 4:17).

El punto de aplicaciòn es: la esposa debe siempre estar con su esposo. En presencia y /o en su corazòn. Genesis 3:16b dice: “tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti.”


La mujer es llamada “ayuda idonea para el” Fijemonos en Genesis 2:18 “No es bueno que el hombre estè solo, le harè ayuda idonea para èl”. La palabra Idonea significa “conveniente” “apropiada” De ahì que se supone que ella debe estar junto a su esposo, es su complemento.

Cuando èl està en el trabajo, ella debe estar presente aun en su corazòn.

1 Pedro 3: 1-6 dice: 1 Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas, 2 considerando vuestra conducta casta y respetuosa. 3 Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos,4 sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios. 5 Porque así también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas a sus maridos; 6 como Sara obedecía a Abraham, llamándole señor; de la cual vosotras habéis venido a ser hijas, si hacéis el bien, sin temer ninguna amenaza.


Vemos que la mujer fue hecha para el hombre y no vice-versa. Esta es la forma en que Dios lo hizo. 1 Corintios 11: 9 “y tampoco el varón fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón.” El hombre necesita màs a la mujer que lo que una mujer necesita a un hombre. Una mujer puede ayudar a un hombre a encontrar y hacer la perfecta voluntad de Dios para su vida, o ella puede estorbarlo.

El esposo de Priscila trabajaba duro haciendo tiendas, el mismo trabajo que hacia el apóstol Pablo. Ella abriò su hogar a Pablo y ministraba no solo a su esposo, pero tambièn al apostol. Eran tiempos difíciles, ya que los judìos habian sido expulsados recientemente de Roma, y tuvieron que establecerse en Corinto. En nuevo hogar y con un nuevo negocio, el Señor bendijo a Priscila y Aquila. Hechos 18: 18: Mas Pablo, habiéndose detenido aún muchos días allí, después se despidió de los hermanos y navegó a Siria, y con él Priscila y Aquila..." Priscila acompañò a su esposo y a Pablo en el trabajo misionero en Siria. Es bueno para una esposa ayudar y acompañar a su esposo en la obra misionera.

Hechos 18: 24-28 :


24 Llegó entonces a Efeso un judío llamado Apolos, natural de Alejandría, varón elocuente, poderoso en las Escrituras.


25 Este había sido instruido en el camino del Señor; y siendo de espíritu fervoroso, hablaba y enseñaba diligentemente lo concerniente al Señor, aunque solamente conocía el bautismo de Juan.

26 Y comenzó a hablar con denuedo en la sinagoga; pero cuando le oyeron Priscila y Aquila, le tomaron aparte y le expusieron más exactamente el camino de Dios.

27 Y queriendo él pasar a Acaya, los hermanos le animaron, y escribieron a los discípulos que le recibiesen; y llegado él allá, fue de gran provecho a los que por la gracia habían creído;

28 porque con gran vehemencia refutaba públicamente a los judíos, demostrando por las Escrituras que Jesús era el Cristo.

Priscila ayudò a su esposo a guiar a Apolos a Cristo y lo discipularon, al grado de que èl llegò a ser un poderoso ministro de Dios. Es bueno para una una esposa ayudar a su esposo a guiar personas a Cristo y a hacer discipulos a los nuevos convertidos.

1 Corintios 16:19 dice: “Las iglesias de Asia os saludan. Aquila y Priscila, con la iglesia que está en su casa, os saludan mucho en el Señor. Priscila y Aquila comenzaron una iglesia en su hogar. Aquila probablemente pastoreaba la iglesia y Priscila lo ayudaba. Los pastores que he oido hablar de sus esposas no tienen palabras para describir còmo sus esposas han sido su soporte en toda su carrera ministerial. Es bueno, para una esposa de pastor, ayudar a su esposo a hacer la voluntad de Dios.

¿Serà todo el credito para el hombre? ¡No! Cuando Pablo los recordaba, escribio: Saludad a Priscila y a Aquila, mis colaboradores en Cristo Jesús. Romanos 16: 3.

Ayuda a tu esposo a hacer la voluntad de Dios. Completalo. Muevete al compas suyo para ayudarlo.

Pero talvez me diràs: "mi esposo ni siquiera es salvo". La voluntad de Dios es que èl sea salvo. Ayudalo a llegar a ser salvo! Haz que tu vida obre de acuerdo a 1 Pedro 3: 1 Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos;(A) para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas, Porque ¿qué sabes tú, oh mujer, si quizá harás salvo a tu marido? I Corintios 7:16.

Ahora, tambien puede que me digas: "Mi esposo es salvo, pero no està sirviendo al Señor." ¡Ayudalo a servir al Señor! ¡Esa es la voluntad de Dios! Efesios 2:10. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas. Ora, ayuna y motivalo. No le prediques al respecto, pero ora que el Señor lo encamine hacia su obra.

Descubre cual es la voluntad de Dios para la vida de tu esposo y motivalo en eso. Motivalo a asistir a la iglesia, a orar, a estudiar las escrituras, a testificar de Cristo, a servir, a amar, a ofrendar, a perdonar, a amar a sus hijos, etc etc.

En resumidas cuentas: invierte tus fuerzas en tu esposo para ayudarlo a hacer la voluntad de Dios en su vida. No lo seas de tropiezo, no lo desanimes, no lo detengas, no te quejes de èl, no lo acoses! Dios quiere hacer grandes cosas por medio de ustedes, por medio de ambos. Permiteselo!

En la tercera y ultima parte de este tema: Las fuerzas de una mujer cristiana deben ser invertidas en sus hijos.

3 comentarios:

Denia dijo...

DTB,realmente me encanta este post, recien hoy lo halle, pero dejame expresarte mi caso:estoy agotada, fisica, psicologica y emocionalmente, no me siento con suficiente fueras para seguir empujando a mi marido, para todo!
si yo no empujo no vamos al templo, si yo no empujo no hacemos el altar familiar, si no forzo no visita su familia, estoy harta!!realmente con este ariculo creo k tomare nuevas fuerzas gracias mil
angela

Georgina Thompson dijo...

Amiga,
Una mujer de fe dijo una vez que al esposo Dios le dio poder, que se traduce en autoridad, y a la mujer le dio poder que se traduce como influencia. Te propondria que pidas sabiduria a Dios para que no tengas que "empujar",infructuosamente sino influir amorosamente sobre tu esposo. Hago votos que lo consigas!

Denia dijo...

realmente, georgina, no es la primera vez que conversamos, pues hace 5 años te escribi y al igual que hoy me respondiste en tiempo record!,hallar este post ha sido una bendicion y pido aDios te bendiga enormemente!