"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


lunes, 3 de agosto de 2009

UNA MUJER BALANCEADA

Muchas veces a las mujeres, se nos acusa de ser inestables, indecisas, inmaduras, inseguras y débiles. Sin embargo encontramos que hay ejemplos notorios en la Biblia y en la historia, de que somos o podemos ser todo lo contrario. ¿Qué piensas tú?
Para cambiar esa impresión que muchos tienen de la mujer, y que nos pone en situaciones incomodas muchas veces, es importante trabajar en nuestro desarrollo espiritual y en nuestro carácter. Mi primer es consejo es:

Mira las Escrituras como la Palabra de Dios, vital, tan apropiada y de estimado valor.
Te reto a que tomes en serio Las Sagradas Escrituras. Ejemplo de esto son Eunice y Loida, madre y abuela de Timoteo, respectivamente, a quienes el Apóstol Pablo alaba por su fe genuina.
Comienza a reunirte con Dios, con más regularidad, día tras día. Aléjate lo más que puedas de las horas dedicadas a revistas seculares y novelas baratas. Convirtámonos en mujeres que conocen su Biblia. Y te maravillaras del filtro que la verdad de Dios proveerá.

Una mujer de Dios, balanceada se ve a ella misma como... valorada, dotada, responsable de su crecimiento y madurez... no excesivamente dependiente de otros
para poder sobrevivir en esta vida o para ella poder sentirse segura. Dios dijo que debíamos ser tratadas como vaso frágil, pero frágil no es sinónimo de débil.


Los ejemplos biblicos son muchos: Débora, Abigail, Ana, Maria, Ester, Rut ...
Una mujer de Dios, balanceada ve al Señor, como su fortaleza, su refugio, y su escudo cuando al parecer las cosas rehúsan resolverse.

Mantente cerca de Cristo, permite que El te sostenga, te estabilice, sea tu escudo de protección. TU ERESUNA PERSONA DE SUMO VALOR Y DIGNIDAD. Eres de sumo valor a tu Salvador, y Señor, El cual no te dejarà. El,no espera que tú conviertas todo lo malo a bien, por ti misma. Tu te has cansado ya en muchas ocasiones ¿verdad? Ya es tiempo que deposites toda tu confianza en Cristo, comienza desde ahora.
Que nuestro Señor Jesús, te otorgue estas tres cosas :
Gracia, para perseverar sin temor, misericordia genuina, para así perdonar
sin resentimiento y Paz que prevalezca para así continuar sin dudar.


No hay comentarios: