"Si no quieres perderte en el olvido tan pronto como estés muerto y enterrado,escribe cosas dignas de leerse, o mejor aún, haz cosas dignas de escribirse... - Benjamin Franklin


miércoles, 3 de febrero de 2010

LA AMBIGÜEDAD DEL SILENCIO

¡Todos calladitos como la lechuza que hace !Shhhhh!

“En casa no existía el hábito de llamar a las cosas por su nombre. El arma preferida de mamá era el rodeo; el viejo, en cambio, usaba y abusaba del silencio alunado. Por eso, o quién sabe por qué, lo cierto era que yo no tenía la costumbre de la franqueza…”, Mario Benedetti en el cuento “Los Novios”.

El silencio comunica más de lo que creemos.
A veces el silencio comunica que nos han hecho callar
A veces el silencio es sano
A veces es sumamente insano.
A veces el silencio comunica incertidumbre
Otras veces el silencio comunica inseguridad
El silencio comunica a veces  irresponsabilidad
El silencio comunica otras veces  improvisación
El silencio comunica  en ocasiones, evasión
El silencio puede comunicar respeto o irrespeto.
El silencio causa intriga.
El silencio comunica apatía
El silencio comunica olvido
El silencio comunica indiferencia
El silencio comunica incompetencia
El silencio comunica mediocridad
El silencio comunica disgusto
El silencio comunica abandono
El silencio comunica renuncia
El silencio para algunos es una forma de venganza
El silencio comunica todo aquello que sus intérpretes sean capaces de especular.
El silencio es, indudablemente muy elocuente.

Así que sigamos interpretando el silencio de algunos
Y usando la misma estrategia con otros, cuando las palabras parecen no valer la pena.

No hay comentarios: